Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Camino hacia MiFID II: Los costes en euros mejor que en porcentaje

Presentar los gastos de un fondo en euros en lugar de en porcentaje ayuda a concienciar a los inversores sobre la importancia de los costes

Fernando Luque 21/07/2017

 

El hecho de que las comisiones que carga cualquier fondo de inversión se descuenten automáticamente del valor liquidativo (excepto las de suscripción y reembolso) y, por lo tanto, sean “invisibles” al ojo del inversor hace que este último no sea realmente consciente de lo que realmente está pagando. Pues eso es lo que propone mejorar MiFID II en cuanto a transparencia de costes. Pretende que las gestoras informen de los costes incurridos por los inversores no sólo en términos de porcentaje sobre el patrimonio gestionado (que es lo que se viene haciendo hasta ahora) sino también en términos de importe monetario. ¿Cuál es la diferencia?

La primera diferencia es que informar de los costes en euros (en lugar de en porcentaje) ayuda a los inversores a entender mejor el coste del producto ya que lo pueden relacionar directamente con sus ingresos o con otros costes que han realizado. No es lo mismo, en efecto, comunicar a un partícipe que su fondo tiene un coste total del 2% anual que indicarle que el coste anual del fondo ha sumado la cantidad de 1.000 euros. Es cierto que si nos centramos en un periodo de 12 meses uno puede asociar con cierta facilidad el coste del fondo en porcentaje con el importe monetario pagado. Es decir, si uno tiene 20.000 euros invertido en un fondo y el gasto total se eleva al 2% anual, eso supone pagar un coste de unos 400 euros en un periodo de 1 año. Pero, supongamos que uno ha invertido 20.000 euros en fondo hace 10 años, con un coste de un coste de un 2% anual y con unas rentabilidades tal como ilustradas en el gráfico siguiente:

 

¿Cuánto dinero le habrá costado al inversor el estar invertido en este fondo durante esos 10 años? En total los costes suman unos 5.375 euros a lo largo de los 10 años (línea roja en el gráfico adjunto). Probablemente si uno no expresa esos costes en términos monetarios no se da cuenta de que los costes se van incrementando independientemente de si el fondo obtiene rentabilidades positivas o negativas. Esto indica también que en la inmensa mayoría de los casos las economías de escala de las que se benefician los fondos a través del aumento de su patrimonio no revierten a los partícipes.

 

Indicar el coste en euros al mismo tiempo que en porcentaje sobre el patrimonio no es la única manera de concienciar a los inversores sobre la importancia de los costes. También pensamos que la forma tradicional de informar sobre las comisiones de un fondo no pone de relieve la importancia de estos costes respecto a la rentabilidad potencial que puede generar el producto. Uno puede, por ejemplo, presentar los costes como un porcentaje sobre la rentabilidad esperada del fondo. Es decir, si un fondo de renta variable tiene unos gastos totales del 1,7% anual y la rentabilidad esperada a largo plazo para este activo es del 5% anual, entonces los costes representan el 34% de esa rentabilidad esperada.  

 

Nota: La información utilizada en este artículo ha sido extraída de nuestra plataforma para inversores profesionales Morningstar DirectSi es inversor profesional y quiere saber más sobre Morningstar Direct haga clic aquí

  

Todos nuestros artículos sobre MiFID II:

Camino hacia MiFID II: ¿Qué tipo de inversor es usted?: Definir el objetivo de inversión, el horizonte temporal y la actitud frente al riesgo es fundamental para saber qué tipo de inversión proponer al cliente (5/5/2017)

Camino hacia MiFID II: ¿Conseguirá su objetivo financiero?: Es necesario ir más allá del cuestionario de riesgo y comprobar si el inversor puede alcanzar sus objetivos financieros (10/5/2017)

Camino hacia MiFID II: ¿Qué tiene el cliente en cartera?: Tener una imagen clara de la cartera del cliente es un paso fundamental antes de presentarle una propuesta concreta (19/5/2017)

Camino hacia MiFID II: ¿Qué fondos elegir?: Analizando los datos del mercado español parece que los españoles eligen fondos con poco historial y mala rentabilidad (24/5/2017)

Camino hacia MiFID II: Más allá del rating de estrellas: En la selección de fondos hay que ir más allá del simple análisis de rentabilidad y riesgo pasados (1/6/2017)

Camino hacia MiFID II: Hay clases y clases: Elegir la clase correcta para cada fondo forma parte de la buena ejecución requerida por MiFID II (8/6/2017)

Camino hacia MiFID II: La importancia de los costes: Con MiFID II las comisiones serán un criterio cada vez más importante a la hora de seleccionar un producto (15/6/2017)

Camino hacia MiFID II: Tener en cuenta todos los costes ¿Qué diferencia hay entre la comisión de gestión y los costes totales de un fondo? (27/6/2017)

Camino hacia MiFID II: Las clases limpias La mayoría de gestoras extranjeras presentes en nuestro país ya disponen de clases limpias de comisión de distribución (14/7/2017)

 

Si quiere saber más sobre MiFID II visite nuestro sitio dedicado a ello

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es