Camino hacia MiFID II: Los costes en euros mejor que en porcentaje

Presentar los gastos de un fondo en euros en lugar de en porcentaje ayuda a concienciar a los inversores sobre la importancia de los costes

Fernando Luque 21/07/2017
Facebook Twitter LinkedIn

 

El hecho de que las comisiones que carga cualquier fondo de inversión se descuenten automáticamente del valor liquidativo (excepto las de suscripción y reembolso) y, por lo tanto, sean “invisibles” al ojo del inversor hace que este último no sea realmente consciente de lo que realmente está pagando. Pues eso es lo que propone mejorar MiFID II en cuanto a transparencia de costes. Pretende que las gestoras informen de los costes incurridos por los inversores no sólo en términos de porcentaje sobre el patrimonio gestionado (que es lo que se viene haciendo hasta ahora) sino también en términos de importe monetario. ¿Cuál es la diferencia?

La primera diferencia es que informar de los costes en euros (en lugar de en porcentaje) ayuda a los inversores a entender mejor el coste del producto ya que lo pueden relacionar directamente con sus ingresos o con otros costes que han realizado. No es lo mismo, en efecto, comunicar a un partícipe que su fondo tiene un coste total del 2% anual que indicarle que el coste anual del fondo ha sumado la cantidad de 1.000 euros. Es cierto que si nos centramos en un periodo de 12 meses uno puede asociar con cierta facilidad el coste del fondo en porcentaje con el importe monetario pagado. Es decir, si uno tiene 20.000 euros invertido en un fondo y el gasto total se eleva al 2% anual, eso supone pagar un coste de unos 400 euros en un periodo de 1 año. Pero, supongamos que uno ha invertido 20.000 euros en fondo hace 10 años, con un coste de un coste de un 2% anual y con unas rentabilidades tal como ilustradas en el gráfico siguiente:

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis
ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2021 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookies