¿Comprar o vender Rolls Royce después de resultados?

Rolls-Royce acaba de anunciar unos beneficios estelares y el precio de sus acciones en un año, hasta febrero de 2024, ha subido más de un 160%. Pero, ¿cómo valora Morningstar sus acciones?

Christopher Johnson 29/02/2024
Facebook Twitter LinkedIn

UK airline main

Los resultados anuales de Rolls Royce (RR) para 2023 fueron mejores de lo previsto, ya que la empresa registró unos elevados márgenes de beneficios del grupo impulsados por su rendimiento en el sector aeroespacial civil.

Rolls Royce dijo que su beneficio operativo subyacente aumentó en 938 millones de libras hasta los 1.600 millones de libras, mientras que sus ingresos para 2023 aumentaron hasta superar los 15.000 millones de libras. Ahora predice que los beneficios subyacentes para 2024 alcanzarán la friolera de 2.000 millones de libras, y que el negocio generará alrededor de 1.900 millones de libras de flujo de caja libre.

La empresa también se vio impulsada por un aumento de su margen operativo en el sector aeroespacial civil, que alcanzó el 11,6% en 2023 frente al 2,5% en 2022, gracias a un mayor porcentaje de ventas de piezas de repuesto, un aumento del tiempo en el ala que beneficia a los contratos de servicio a largo plazo, la optimización de precios y la eficiencia de costes.

Posteriormente, Morningstar aumentó su estimación del valor razonable de 289 a 380 libras, debido a una mayor confianza en el rendimiento civil de la empresa.

Principales Métricas Morningstar para Rolls Royce  

Fair Value Estimate: £380
Morningstar Rating: 
Morningstar Economic Moat Rating: Narrow
Morningstar Uncertainty Rating: High

 

 

Precio de Rolls Royce 

Para Loredana Muharremi, analista de renta variable de Morningstar, el crecimiento del 160% del precio de las acciones de Rolls Royce puede atribuirse a una reestructuración corporativa.

Desde 2016, la rentabilidad del capital invertido de la empresa ha estado por debajo del coste ponderado del capital. El negocio también se enfrentó a desafíos antes de la pandemia debido a problemas con su motor Trent 1000 y debido a malas decisiones de asignación de capital.

Para Muharremi, uno de los errores estratégicos más significativos de Rolls-Royce fue salir de su exposición al mercado de aviones de fuselaje estrecho en 2012, cuando vendió su participación del 37,5% en International Aero Engines, una empresa conjunta para producir el motor V2500.

"Entre 2008 y 2017, Rolls-Royce se centró en invertir fuertemente en la construcción de cuota de mercado mediante el desarrollo de siete nuevos motores y el aumento de la capacidad industrial, con inversiones en I+D que alcanzaron el 10% de los ingresos, frente al 6% de sus homólogas expuestas al creciente mercado de fuselaje estrecho, sin un camino claro por parte de la dirección sobre cómo recuperar las inversiones dada la reducción de la cuota de mercado de los aviones de fuselaje ancho", señala.

Sin embargo, con el nombramiento de Warren East como consejero delegado en 2015 (dejó el cargo a finales de 2022), se iniciaron los cambios. Eso incluía deshacerse de activos no esenciales.

"La pandemia del virus Covid-19 y su impacto en la demanda de aviones de fuselaje ancho profundizó aún más el programa de reestructuración de Rolls-Royce, lo que se tradujo en 1.300 millones de libras esterlinas en ahorro de costes estructurales anuales a través de medidas como la reducción de puestos de trabajo y la consolidación de centros de producción", afirma.

"Este esfuerzo de reestructuración incluyó la supresión de 9.000 puestos de trabajo, lo que representa alrededor del 30% de la plantilla del segmento aeroespacial civil".

Muharremi también señala que Rolls Royce redujo su objetivo de gasto en I+D al 5% de las ventas, para desviar la atención de la flota actual hacia motores de próxima generación y alternativas de bajas emisiones de carbono.

"Creemos que la reestructuración, así como el nuevo objetivo de gasto y mix de I+D, eran necesarios para alinear al grupo con las perspectivas de menor demanda a medio plazo para su conjunto de motores de fuselaje ancho", afirma.

"Además, la empresa aprovechó el tiempo de Covid-19 para centrarse en aumentar el rendimiento de los motores en términos de durabilidad (prolongando el tiempo en ala ) y fiabilidad, resolviendo la mayoría de los problemas de empuje que presentaban los motores."

¿Por qué ha aumentado el Fair Value?

Muharremi argumenta que la estimación del valor razonable de Rolls Royce ha subido porque su rendimiento comercial ha superado las expectativas.

"La empresa ya ha entregado el 40% de las mejoras de rendimiento previstas a medio plazo (tiempo de extensión del ala y mayor fiabilidad) antes de lo previsto", explica.

Gracias a la mejora del rendimiento de sus motores, la empresa ha superado nuestras expectativas en términos de resultados comerciales, ya que ha podido negociar precios más altos de lo esperado en los nuevos contratos y en los contratos RPFH existentes que estaban pendientes de renovación".

"Recuperación de la demanda tanto de OEM como de posventa respecto a los niveles de Covid-19, con el negocio de posventa de alto margen recuperándose por delante de los ASK debido a la demanda reprimida, la estructura de costes más baja (explicada anteriormente) y el mayor rendimiento de los motores."

Rolls Royce tiene el 90% de su flota firmada con contratos a largo plazo de ingresos por horas de vuelo (RPFH), por lo que las mejoras en el rendimiento de los motores impulsaron una mayor rentabilidad de los RPFH.

Esto también permitió a la empresa negociar precios más altos. En este sentido, Muharremi espera que los precios sigan subiendo a medida que la empresa continúe mejorando el rendimiento de los motores y el mix se desplace hacia nuevos contratos RPFH más rentables.

 

Economic Moat Rating 

Muharremi asigna al negocio un Moat Económico estrecho (ventaja competitiva estrecha) debido a sus activos intangibles, sus conocimientos técnicos y su experiencia en ingeniería en los segmentos aeroespacial civil y de defensa de la empresa.

La división aeroespacial civil generó el 48% de los ingresos totales en 2023, con un 70% procedente de los grandes motores y un 28% de la aviación de negocios y los sectores regionales. Como sector, tiene grandes barreras de entrada, desde estrictos requisitos normativos hasta rigurosos procesos de cualificación de seguridad, fiabilidad y durabilidad.

Sólo cuatro empresas, entre ellas Rolls-Royce, cuentan con los conocimientos tecnológicos y la capacidad necesarios para diseñar, fabricar y dar servicio a motores de grandes aviones comerciales.

"La producción de motores requiere un importante capital inicial, grandes inversiones en investigación y desarrollo y mano de obra cualificada", afirma.

"Rolls-Royce emplea a un gran equipo de ingenieros cualificados e invirtió hasta alrededor del 10% de sus ingresos en investigación y desarrollo entre 2010 y 17, lo que dio lugar a 1.994 patentes. El sector aeroespacial civil debería recuperarse a medida que aumenten los ingresos por pasajero-kilómetro (RPK) tras la pandemia de cólera".

Muharremi también ha asignado a Rolls Royce un foso estrecho debido a su negocio de defensa. Los programas que gana en el sector de defensa suelen ser a largo plazo, lo que crea grandes barreras de entrada y fomenta una intensa competencia entre los actores establecidos por las nuevas oportunidades. Dentro del negocio de defensa, los servicios representan el 54% de los ingresos totales.

"A diferencia del sector aeroespacial comercial, el sector de defensa se enfrenta a retos a la hora de centralizar el mantenimiento debido a la mayor dispersión geográfica de los activos de los clientes", afirma.

"En consecuencia, las tasas de vinculación de los contratos de servicio a largo plazo son bajas, en torno al 30%".

Como resultado, Muharremi cree que la mayor parte de los ingresos relacionados con el servicio proceden de la venta de piezas de repuesto a una base fragmentada de contratistas de servicios externos.

"Aunque la flota de 16.000 motores en servicio en todo el mundo genera ingresos con márgenes elevados, el segmento de defensa de MRO no se beneficia de costes de cambio significativos debido a las bajas tasas de vinculación", añade Muharremi.

Lo que dicen los aclistas

• Las pérdidas derivadas de la entrega de nuevos motores disminuirán a medida que aumente la producción de Trent;
• Los ingresos por servicios de alto margen aumentarán a medida que crezca la flota en servicio;
• De la reestructuración corporativa surgirá un negocio más ágil y centrado.

Lo que dicen los bajistas 

• Rolls-Royce se enfrenta a una recuperación de Covid-19 muy incierta;
• Los cambios estructurales de la demanda, que favorecen a los aviones de fuselaje estrecho, podrían tener un impacto negativo;
• Los clientes están cada vez más preocupados por la capacidad de la empresa para cumplir los contratos a largo plazo.

Para estar informado de todo lo que ocurre en los mercados

Suscríbase a nuestra Newsletter

Facebook Twitter LinkedIn

Títulos Mencionados en el Artículo

Nombre TítuloPrecioCambio (%)Rating Morningstar
Rolls-Royce Holdings PLC404,70 GBX-0,54Rating

Sobre el Autor

Christopher Johnson  es data journalist para Morningstar

© Copyright 2024 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings        Aviso Legal