¿Están las tecnológicas chinas fuera de peligro?

Las acciones chinas, incluida Alibaba, han protagonizado un gran repunte. ¿Que se necesita para que el rally continúe?

Kate Lin 20/07/2022
Facebook Twitter LinkedIn

image

El año pasado por estas fechas, las acciones chinas iniciaron una caída que hizo que algunas de las mayores empresas del país perdieran más de la mitad de su valor.Ahora, la mayoría de estos valores han experimentado grandes repuntes. Aunque lo peor puede haber pasado, es posible que se necesiten más noticias positivas para que los valores amplíen significativamente su racha.

El segundo trimestre supuso un cambio significativo en la suerte de muchos valores chinos si se compara con el brutal año anterior. En esa época, los valores chinos, incluidos nombres tan conocidos como Alibaba Group BABA y Baidu BIDU, sufrieron grandes caídas en sus cotizaciones. Especialmente afectadas fueron las empresas de educación online, que vieron desaparecer la mayor parte de su valor bursátil el año pasado y a principios de 2022.Los catalizadores fueron el coronavirus y las medidas reguladoras.

El año pasado, los reguladores chinos pusieron en marcha una multitud de nuevas normas contra las empresas de internet y comercio electrónico y los proveedores de servicios educativos, lo que hizo que las acciones se desplomaran profundamente. A continuación, se produjo una disputa con los reguladores estadounidenses que amenazó a algunas empresas con retirarse de las bolsas de Estados Unidos. Por si fuera poco, los agresivos cierres de COVID-19 afectaron a la economía china. 

 

China tech stocks rebound as much as 20% from their lows. JD.com and Meituan lead this round of recovery. 

En los últimos seis meses, sin embargo, Pekín ha enviado señales para apoyar a las empresas nacionales y aumentar el apoyo político a la economía a raíz de los datos económicos deprimidos.Como resultado, en el segundo trimestre de 2022, cuatro de los valores más rentables de la cobertura bursátil de Morningstar eran ADR chinos.

Mientras que el mercado puede estar escenificando un rally de alivio, algunos inversores quieren ver más pruebas de que los fundamentales se han vuelto a favor de las acciones chinas.Wenchang Ma, gestor de carteras con sede en Hong Kong de la empresa de fondos de inversión Ninety One, busca un "punto de inflexión" en el que los beneficios empresariales puedan encontrar el impulso necesario para volver a subir. "El sentimiento del mercado por sí solo no sería suficiente para sostener un repunte de las acciones", afirma.

"Las señales deben venir de mejoras sólidas de la economía real, que sean capaces de trasladar el apoyo a los beneficios empresariales. Todavía no hemos llegado a ese punto, pero hay señales tempranas de que los informes de beneficios están a punto de encontrar un fondo." 

 

Los reguladores chinos suavizan su tono

En junio, el Consejo de Estado chino anunció 33 medidas para reactivar la economía tras meses de confinamientos en algunas zonas del país.Posteriormente, en una señal de que los reguladores del gobierno están aflojando ligeramente su control, el proveedor de servicios de camiones Full Truck Alliance (YMM)y la plataforma de reclutamiento online Kanzhun (BZ), ambos bajo una investigación de seguridad de datos, también recibieron luz verde del organismo de vigilancia de la ciberseguridad del país para reanudar el registro de nuevos usuarios para sus plataformas.

Las autoridades también han reanudado la aprobación de títulos de juegos para móviles después de una congelación de nueve meses.Una de las mayores noticias positivas para el grupo fueron los informes de que el banco central de China ha aceptado la solicitud de una licencia de sociedad de cartera financiera del brazo fintech de Alibaba, Ant Group, lo que también puede allanar el camino para revivir su OPV suspendida, que iba a ser la mayor oferta pública inicial de todos los tiempos, recaudando más de 30.000 millones de dólares. 

Queda por ver si el alivio de la política puede conducir a una recuperación continuada del mercado de valores en medio de un nuevo brote de la variante omicrón del coronavirus, que a su vez ha provocado bloqueos en centros críticos como Shanghai y Shenzhen.A pesar de ello, el tono suavizado de los responsables políticos se ha dejado sentir en el mercado bursátil. Tras caer un 53% desde su reciente pico en febrero de 2021, el índice Morningstar de China ha subido un 12% desde que tocó su mínimo a mediados de marzo. 

 

¿Qué acciones chinas han subido más? 

 Chinese equities rallied in the second quarter, but year-to-date index return remains in the negative territory. En cuanto a los valores individuales, las ganancias han variado. Tencent  (TCEHY)  se quedó atrás en la ola, mientras que JD.com (JD), Meituan (MPNGF) y Pinduoduo (PDD) ya han rebotado un 20% desde sus respectivos mínimos.

 

¿Está el mercado listo para otro tramo alcista?

Tras el rebote, muchos observadores del mercado afirman que lo peor del reajuste normativo ya ha pasado, pero que siguen existiendo riesgos con implicaciones fundamentales a largo plazo."La recuperación gradual de las valoraciones de las acciones refleja sobre todo la relajación de los impactos regulatorios, pero todavía existen vientos en contra", afirma Ivan Su, analista senior de renta variable de Morningstar. Por ejemplo, aunque Shanghái puso fin a su confinamiento en junio, el país aún no ha dado la espalda a su mentalidad de tolerancia cero frente al COVID-19.

Mientras China registra sus primeros casos de la nueva variante omicrón, "sigue existiendo incertidumbre sobre la forma en que el gobierno maneja (la nueva variante)", afirma Su. "Restringir la movilidad de la gente será sin duda un golpe para la confianza de los consumidores y el funcionamiento de algunas empresas".Dice que, por ejemplo, los cierres en Shanghái obligaron a suspender los almacenes de la plataforma de comercio electrónico JD, mientras que las empresas de Internet impulsadas por la venta de publicidad, como Tencent, también se vieron presionadas por la disminución de las ventas de consumo.

En opinión de Su, un requisito previo para que continúe el rebote de las acciones chinas serán más noticias positivas de los reguladores gubernamentales."Un rebote más potente llegará cuando las autoridades acaben confirmando informes como la finalización de la revisión de la ciberseguridad en Didi, o la concesión de licencias a Ant Financial. Pero es muy difícil estimar los plazos", dice Su. Rentabilidades más débiles a partir de ahora pueden ser inevitablesAunque Ma, de Ninety One, sigue siendo prudente, cree que los argumentos a largo plazo para invertir en China están intactos.Para empezar, las autoridades están pidiendo una mejor coordinación en los anuncios de políticas y en la aplicación del apoyo a las empresas locales, y también ha manifestado repetidamente su apoyo a la confianza del mercado.

Así, Ma confía en que el desarrollo y el crecimiento saludables de las empresas de internet, incluidas las economías de plataforma, sigan siendo algo que las autoridades fomenten.Anh Lu, gestora de la cartera de T. Rowe Price Responsible Asian ex-Japan Equity Fund (con una calificación de analista Morningstar de Silver), sigue encontrando valores en China, pero el panorama competitivo en el espacio del comercio electrónico y las redes sociales la frena. Comenzó a reducir la exposición a este segmento en el primer trimestre de 2021."No tuvimos una gran previsión de cuánto cambiará la política, pero el ciclo regulatorio coincidió con un periodo en el que sentimos que el entorno competitivo era bastante intenso. No creo que eso signifique que sean empresas en las que no se pueda invertir. Hay un proceso de reajuste por el que están pasando todas estas empresas", afirma Lu, que se muestra "más cauta" sobre la trayectoria de los beneficios del sector tecnológico.

"Intentamos no ser demasiado miopes para centrarnos en lo que está ocurriendo hoy, sino mirar cómo serían las cosas el año que viene. Volvemos a centrarnos en negocios que creemos que tienen tantos atributos idiosincrásicos como sea posible, de modo que no tenemos que adoptar opiniones muy fuertes sobre la política, o la geopolítica, o sobre si el PIB va a ser del 3% el próximo trimestre o del 5%".

Para los segmentos en los que la tasa de penetración ya es alta, como el comercio electrónico, los juegos y las plataformas de redes sociales, se decanta por los que tienen modelos de negocio sólidos y una capacidad de ejecución de la gestión que permite a las empresas monetizar a un ritmo mayor, o por los que tienen incursiones en nuevos mercados.Para las categorías en las que la tasa de penetración no es tan alta, como la contratación online o los servicios de entrega, todavía hay espacio para crecer.

"Una vez que se asiente todo este bajón, esperamos que la dinámica competitiva, en la entrega especialmente, se reduzca", explica.Una de las secuelas del reajuste normativo es que las empresas tecnológicas tendrán que reajustar sus estrategias de negocio. Pero esto no será lo único que habrá que ajustar: los inversores también tendrán que moderar sus expectativas sobre la rentabilidad del sector.El equipo de renta variable asiática de Schroders cree que es probable que el resultado de la nueva normativa sea una menor rentabilidad del capital invertido. Las empresas tecnológicas tendrán que dirigir la inversión hacia sectores clave considerados prioritarios en el marco de la estrategia de "circulación dual".

Además, las operaciones se enfrentarán a mayores costes por el pago de salarios más altos a los trabajadores y la ayuda a los minoristas físicos por parte de los actores del comercio electrónico.A pesar de un perfil de ROIC (rentabilidad sobre el capital invertido) cambiante, el equipo de renta variable asiática de Schroders cree que las empresas con un modelo de negocio sólido y un buen flujo de caja pueden destacar, dado que el nivel de valoración se vuelve "mucho más razonable". Según Morningstar Direct, el equipo de renta variable asiática de Schroders supervisa estrategias como el ISF China Opportunities Fund, con calificación de Gold, y el ISF Emerging Asia Fund, con calificación de Silver, ambos gestionados por Louisa Lo. 

 

Los valores tecnológicos cotizan a precios atractivos 

Dado que la presión sobre el sector aún no se ha disipado, los valores tecnológicos siguen teniendo un precio muy atractivo para los inversores a largo plazo. El equipo de análisis de renta variable de Morningstar tiene dos svalores preferidos: JD y Tencent. Ambos valores obtienen las mejores calificaciones en cuanto a valoración y foso económico, con un Rating de 5 estrellas.

Su explica las estimaciones de valor razonable: "Si bien no podemos predecir el próximo movimiento político, tenemos una fuerte confianza en que Tencent será capaz de navegar por estos vientos en contra de cara al futuro con las inversiones que ya están haciendo hoy."

"En 2021, ya ajustamos las valoraciones para reflejar los posibles inconvenientes regulatorios en nuestros modelos, que creemos que son mínimos. Por ejemplo, a Tencent se le prohíbe monetizar sus juegos a partir de jugadores menores de edad, un área que creemos que tiene relativamente poca materialidad financiera", dice Su.

 

 

 

Nuestros analistas creen que JD es la mejor empresa de comercio electrónico de su clase y la prefieren a Alibaba. JD ha dado una mayor claridad en la mejora de los márgenes a largo plazo. La empresa también goza de la reputación de tener un inventario muy fiable de mercancía genuina que está fácilmente disponible, y un servicio logístico propio eficiente y rápido, que también debería ayudar a retener a los usuarios de gama alta.

 

Facebook Twitter LinkedIn

Títulos Mencionados en el Artículo

Nombre TítuloPrecioCambio (%)Rating Morningstar
Schroder ISF China Opps A Acc USD401,23 USD0,27Rating
Schroder ISF Emerging Asia A Acc USD48,73 USD0,57Rating
T. Rowe Price Rspnb Asn ex-Jpn Eq Q USD15,29 USD-0,12Rating

Sobre el Autor

Kate Lin  es Data Journalist para Morningstar Asia.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings