¿Cuál es la exposición de los fondos europeos a Rusia?

Mucho menos de lo que cabría esperar, pero hay algunos tipos de fondos con fuertes peso en renta variable rusa.

James Gard 25/02/2022
Facebook Twitter LinkedIn

Ukraine flag

Los inversores tienen razón al estar preocupados por la invasión rusa de Ucrania. Los principales mercados bursátiles han registrado fuertes pérdidas el jueves y varios valores cotizados en Londres con exposición a Europa del Este también han caído con fuerza. La perspectiva de nuevas sanciones pesa sobre muchas empresas cotizadas que hasta ahora han escapado a la red.

Para los inversores europeos, el conflicto plantea la inevitable pregunta: ¿cuál es mi exposición a Rusia o a Ucrania? Los fondos rusos siguen siendo productos de nicho y es poco probable que constituyan una parte importante de cualquier cartera diversificada. Si no tiene un fondo ruso, ¿qué pérdidas puede esperar? Los inversores se apresurarán a comprobar si sus carteras de fondos están expuestas a Rusia, pero la realidad es que la renta variable rusa representa un porcentaje mínimo de los activos de los fondos europeos.

Según los datos de Morningstar Direct a 31 de enero de 2022, la renta variable rusa representa el 0,27% sólo de los activos europeos a largo plazo en fondos y ETF, es decir, 32.800 millones de euros de los 12 billones de euros de activos totales.

Es probable que los fondos de mercados emergentes tengan cierta exposición a Rusia, dado que el país forma parte del índice MSCI Emerging Markets. Pero los mayores fondos indexados de mercados emergentes, como los vendidos por iShares y Vanguard, sólo le dan un peso del 3% a Rusia.

 

 

Europa Emergente

¿Y los fondos de Europa emergente? Debido al tamaño de la economía rusa y a su presencia en Europa del Este, el porcentaje de exposición a Rusia es mayor. La mayor ponderación que encontramos en términos absolutos fue el Schroder ISF Emerging Europe, que tiene un tamaño de 740 millones de euros. Tiene algo menos del 60% de exposición a Rusia, con Gazprom, Sberbank y Lukoil como sus tres mayores participaciones. En lo que va de año, el fondo cae un 20% tras una ganancia del 31% en 2021 gracias a los precios del petróleo. Las acciones de Sberbank han sufrido una gran volatilidad esta semana, ya que los inversores temen que el banco pueda unirse a la lista de sanciones.

Templeton Eastern Europe, que posee 209 millones de euros bajo gestión, no se queda atrás en términos de exposición porcentual a Rusia, con una ponderación del 68%.

JPMorgan Emerging Europe, calificado como Bronze por los analistas de Morningstar, tiene más del 60% de exposición a la renta variable rusa, pero es mayor que los fondos de Invesco y Templeton, con 325 millones de euros en activos. Este fondo también cae alrededor de un 20% en lo que va de 2022, pero eso no incluye la rentabilidad posterior a la invasión.

Rusia ha sido un fuerte foco de atención para los inversores en renta variable de los mercados emergentes en los últimos años, con empresas rusas ricas en efectivo que pagan generosos dividendos según los estándares europeos. Pero incluso los ETF centrados en los dividendos tienen una ponderación relativamente baja en Rusia: iShares Emerging Markets Dividend Focus (DYVE), por ejemplo, tiene un 14% de exposición al país.

Además de los fondos a largo plazo, hay más de 1.200 fondos que tienen una exposición corta a la renta variable rusa. Pero la mayoría de las posiciones son muy pequeñas, tanto en euros como en porcentaje.

 

Los BRIC, amurallados

Cuando el economista jefe de Goldman Sachs, Jim O'Neill, acuñó el acrónimo BRIC en 2001, transmitió el entusiasmo que rodeaba a los mercados emergentes de la época: BRIC significaba Brasil, Rusia, India y China. Desde entonces, la renta variable y los fondos latinoamericanos han experimentado una enorme volatilidad, la India ha prosperado y China ha crecido significativamente como proporción del universo de los mercados emergentes.

Sin embargo, todavía se pueden comprar fondos BRIC tanto en forma activa como pasiva. Por ejemplo, iShares BRIC 50 (BRIC) tiene una exposición del 8% a Rusia. Pero este ETF tiene sólo 180 millones de dólares de activos (161 millones de euros). También es un fondo concentrado, que se centra en las 50 principales empresas del BRIC. En general, los fondos pasivos más grandes del BRIC tienen una exposición a Rusia de entre el 20 y el 25%, según los datos de Morningstar Direct. Sin embargo, en general, los inversores han dejado de lado a los BRIC en los últimos años y ahora se centran en formas de jugar con los mercados emergentes desde un ángulo ESG.

El resultado es que la exposición directa de los fondos europeos a la renta variable rusa es muy reducida. El impacto real se está notando a medida que los mercados de Europa Occidental valoran la incertidumbre que la invasión de Rusia ha traído a la mente de los inversores.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

James Gard  es editor para Morningstar.co.uk

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings