¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

El ESG como factor de riesgo y competitividad

Hay una relación entre el rating de competitividad y el riesgo ESG

Fernando Luque 24/12/2019

No voy a desvelar ningún secreto si digo que en Morningstar nos importa mucho la sostenibilidad. Por eso lanzamos hace algunos años el rating de sostenibilidad y más recientemente la designación bajo en carbono. Lo hemos hecho, evidentemente, porque hay una parte de la sociedad que está muy sensibilizada con los temas relativos a la protección del medioambiente, a la responsabilidad social y al gobierno corporativo. Y esos inversores necesitan respuesta a una pregunta simple: ¿tiene en cuenta el gestor de mi fondo de inversión o de mi plan de pensiones estos factores a la hora de elegir compañías? Nuestra labor y nuestro deber es ayudarles.

Otro factor de peso que está haciendo girar el mundo de la inversión colectiva hacia la sostenibilidad es la propia regulación. No sólo obligará a las gestoras y a los fondos a ser más transparentes sobre cuestiones como el riesgo climático, sino que también afectará al trabajo de los asesores financieros. El plan de acción de la Unión Europea sobre finanzas sostenibles forzará a los asesores financieros a tomar en cuenta las preocupaciones de sus clientes en materia de sostenibilidad y tendrán que ofrecerles productos acordes con sus necesidades. En este aspecto también queremos ayudar a estos asesores financieros a elegir las mejores opciones.

Pero hay otro elemento, tan potente como la regulación, que está haciendo que cada vez más gestores estén incorporando los factores ESG en sus decisiones de inversión. Es el hecho de que estos factores pueden tener un impacto “material” en las cuentas de resultados de las empresas, es decir un impacto real, en dinero contante y sonante. De ahí que en Morningstar queremos transmitir la idea de que la sostenibilidad no es factor externo e independiente a la vida de la empresa sino un claro factor de riesgo.  

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies