¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

El nuevo rating de sostenibilidad y el riesgo material ESG

Los globos de sostenibilidad reflejan ahora mejor los riesgos ESG de los fondos.

Jon Hale 14/11/2019

Desde que lanzamos el Rating de Sostenibilidad Morningstar en marzo de 2016, la inversión sostenible no ha parado de crecer. Se calcula que los activos bajo gestión en todas las estrategias de inversión sostenible (institucional y minorista) crecieron un 38% desde principio de 2016 hasta el inicio de 2018, para alcanzar los 9 billones de dólares. Los fondos sostenibles en los Estados Unidos han estado atrayendo flujos de entrada sin precedentes. Establecieron récords en los años 2017 y 2018, y hasta septiembre de 2019, han atraído casi 3 veces más que en todo en el año 2018.

Cada vez más gestores de activos han añadido la consideración de criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo a su proceso de inversión. Más de 2.300 entidades han firmado los Principios de Inversión Responsable.

Sin embargo, sigue existiendo una enorme brecha entre el interés en la inversión sostenible y las inversiones reales. Morgan Stanley informó recientemente que un asombroso 85% de los inversores que habían sondeado dijeron que estaban interesados en la inversión sostenible, un aumento de un ya alto 71% que indicó interés en una encuesta similar en el año 2015. Mientras que la mayor parte de ese 71% en 2015 dijo que sólo estaba "un poco" interesado en la inversión sostenible, la mayoría de los encuestados en 2019 dijo que estaba "muy" interesado.

Para que estos altos niveles de interés se traduzcan en más inversiones, los inversores, consultores y asesores financieros necesitan herramientas de análisis que les ayuden a analizar la sostenibilidad de las carteras. El Rating de Sostenibilidad de Morningstar fue creado precisamente para ello. El rating utiliza los análisis ESG de Sustainalytics para evaluar las carteras y luego compararlas con las de sus competidores. En última instancia, un fondo recibe de 1 a 5 globos en función de las puntuaciones de sostenibilidad de la cartera en los últimos 12 meses en relación con sus pares.

Enfoque en la materialidad

En los últimos tres años, el análisis ESG de las empresas ha dado un importante paso adelante, centrándose cada vez más en el concepto de materialidad. Se considera que un problema de ESG es importante si cabe esperar razonablemente que tenga un impacto financiero en la empresa. No todos los temas de ESG son lo mismo de importantes en todos los sectores o empresas. Un estudio importante reveló que las empresas con un mejor rendimiento en cuestiones de ESG material superaban a las que tenían un peor rendimiento y también superaban a las que se centraban en cuestiones de ESG sin tener en cuenta su materialidad.

Una mayor atención a la materialidad también pone de relieve el hecho de que las industrias pueden variar en su exposición general a los problemas materiales de ESG. Hasta el momento el rating de sostenibilidad de Morningstar se ha basado en evaluaciones a nivel de industria sobre la preparación general para abordar los problemas de ESG. El rating ha sido capaz de identificar a los "líderes" y a los "rezagados" dentro de las industrias, pero no de comparar los riesgos de ESG en todas las industrias, a pesar de que algunas industrias claramente enfrentan más riesgos ESG que otras.

A partir de este mes de noviembre, nuestro Rating de Sostenibilidad Morningstar incorpora este concepto de materialidad mediante la adopción de un nuevo marco de riesgo ESG a nivel de empresa desarrollado por Sustainalytics. Como resultado, la calificación ahora proporciona una mayor comprensión de lo bien que las compañías incluidas en una cartera están manejando los problemas de ESG material a los que se enfrentan, tanto en relación a sus industrias como entre mismas.

Cómo funciona

Nuestro nuevo rating continúa utilizando los datos de ESG de Sustainalytics para evaluar las carteras y luego compararlas con las de sus competidores. Pero ahora la calificación incorpora el rating de riesgo ESG de Sustainalytics a nivel de empresa, lanzado en 2018. Sustainalytics define los riesgos materiales de ESG como aquellos que podrían tener un impacto financiero en una empresa si no se gestionan adecuadamente.

Las empresas de diferentes industrias tienen diferentes conjuntos de riesgos materiales de ESG, y esos riesgos tienen diferentes ponderaciones. En la industria integrada de petróleo y gas, por ejemplo, las emisiones de gases de efecto invernadero, los efluentes y residuos de las operaciones, la gestión del capital humano, las relaciones con la comunidad y los problemas de soborno y corrupción han sido identificados por Sustainalytics como los principales riesgos materiales del ESG. Por el contrario, en la industria de software empresarial y de infraestructura, los riesgos materiales más importantes de ESG incluyen la privacidad y la seguridad de los datos, la gestión del capital humano y el gobierno corporativo.

La evaluación del riesgo ESG de una empresa comienza con la evaluación de su exposición general a los riesgos materiales ESG tanto en sus operaciones como en sus productos y servicios. A continuación, se realiza una evaluación de la medida en que se mitiga el riesgo de ESG de una empresa a través de medidas específicas adoptadas por ella. No todo el riesgo de ESG puede ser gestionado. En la industria integrada del petróleo y el gas, por ejemplo, las empresas no pueden gestionar toda su exposición al riesgo de carbono. Pero otros riesgos de ESG pueden reducirse, y a menudo se reducen, a través de iniciativas y procesos que una empresa ha puesto en marcha. La calificación de riesgo ESG de una empresa es la cantidad de riesgo ESG que permanece después de tener en cuenta sus actividades de gestión de ESG.

 

 

El rating de riesgo ESG a nivel de empresa se sitúan en una escala de Bajo a Alto, con puntuaciones más bajas indicando un menor riesgo ESG; una puntuación de cero indicaría que una empresa no tiene riesgo de ESG no gestionado, mientras que una puntuación de 40 o más es un indicador de riesgo de ESG grave, que se mantiene incluso después de tener en cuenta los esfuerzos de gestión de la empresa. La distribución de las calificaciones de riesgo ESG a nivel de compañía puede verse en la ilustración adjunta.

 

 

Para llegar al rating de sostenibilidad Morningstar para un fondo, primero calculamos una media ponderada por activos de la calificación de riesgo ESG de las participaciones de las carteras de los últimos 12 meses. Para recibir una puntuación, al menos dos tercios de los activos de una cartera deben tener una calificación de riesgo ESG a nivel de empresa. A continuación, las puntuaciones de la cartera se agregan utilizando un promedio ponderado exponencial que pondera las carteras recientes en mayor medida que las carteras más antiguas. La puntuación global del fondo resultante se obtiene en la misma escala que la calificación de riesgo ESG de la empresa: las puntuaciones más bajas son mejores, lo que indica un menor riesgo ESG de la cartera.

En base a estas puntuaciones, las carteras se comparan con sus competidores dentro de la Categoría Global de Morningstar. Una cartera recibe de 1 a 5 globos en función de cómo su puntuación se clasifica dentro de su categoría, como se ve en la ilustración adjunta.

 

 

Materialidad, comparabilidad, simplicidad y transparencia

El nuevo Rating de Sostenibilidad Morningstar mejora el original no sólo por su enfoque en el riesgo material de ESG, sino también porque permite la comparabilidad entre industrias y resulta en un cálculo más simple y más transparente.

En primer lugar, como hemos visto, la calificación se centra ahora claramente en el riesgo material de ESG. La versión original era más limitada, ya que se basaba en una evaluación más general de la preparación de una empresa para tratar una serie de cuestiones de ESG en relación con sus homólogos del sector. En gran medida, se centró únicamente en lo que se denomina "riesgo gestionado" en el Anexo 1, sin tener en cuenta el grado de exposición al riesgo ESG al que se enfrentaba una empresa en primer lugar. Y aunque en el marco de las calificaciones más antiguas de Sustainalytics se hizo mayor hincapié en los temas de ESG más relevantes dentro de los grupos industriales, no se aplicó una lente de materialidad explícita.

En segundo lugar, el rating de riesgo ESG a nivel de empresa permite la comparabilidad entre industrias. Las calificaciones de las empresas en las que se basaba la versión original del rating de sostenibilidad reflejaban únicamente las diferencias dentro de una industria, no las diferencias en el riesgo de ESG entre industrias.

Por ejemplo, en anterior sistema de calificaciones de las compañías, Royal Dutch Shell y Microsoft obtenían una puntuación de 75 sobre 100 dentro de sus grupos industriales, situándose en el mejor cuartil entre sus pares. Son buenas puntuaciones, lo que indica que las dos compañías se encontraban entre las mejores de su clase en cuanto a rendimiento de ESG en sus respectivos grupos de pares. A nivel de cartera, suponiendo que el tamaño de su posición fuera el mismo, habrían tenido el mismo impacto en la puntuación de sostenibilidad de la cartera.

En la nuevo Rating de Riesgo ESG, por el contrario, la puntuación de Royal Dutch Shell es 34, un indicador de alto riesgo ESG, mientras que la puntuación de Microsoft es 13,8, un indicador de bajo riesgo ESG. Mientras que ambas compañías manejan razonablemente bien los riesgos materiales de ESG que enfrentan en relación con sus competidores - una razón por la que sus calificaciones anteriores eran similares -, Royal Dutch Shell opera en una industria que conlleva mucha más exposición al riesgo de ESG. Como resultado, su Rating de Riesgo ESG tiene un impacto mucho más negativo en la puntuación de sostenibilidad de la cartera en comparación con la calificación de Microsoft.

Dicho esto, la nueva calificación sigue siendo sensible a las mejores comparaciones de su clase. Por ejemplo, una cartera que posee una compañía petrolera estaría mejor con una exposición a Royal Dutch Shell, con una calificación de riesgo ESG de 34, comparado con una exposición a ExxonMobil, que tiene una calificación de riesgo ESG de 40,5.

Por último, nuestra versión mejorada del Rating de Sostenibilidad Morningstar es más fácil de calcular y refleja un vínculo más directo entre la puntuación de sostenibilidad de la cartera y el Rating de Riesgo ESG de las compañías subyacentes. El rating anterior requería un cálculo más complicado que incluía una deducción por la participación de una empresa en controversias relacionadas con el ESG. El Rating de Riesgo ESG incorpora ahora más plenamente el impacto de esas situaciones en la puntuación de la gestión de riesgos de la empresa, por lo que hemos eliminado la deducción por controversia. Ahora es mucho más fácil ver la conexión entre las calificaciones de riesgo ESG de la empresa y la puntuación global de la cartera.

En resumen

El Rating de Sostenibilidad de Morningstar ofrece ahora a los inversores un Riesgo ESG de un fondo que se evalúa en relación con sus pares. Se centra en la importancia relativa y refleja las evaluaciones del riesgo ESG a nivel de la empresa, tanto dentro de la industria como entre industrias.

El rating proporciona a los inversores una forma de evaluar cualquier cartera sobre el riesgo ESG. Los inversores pueden utilizarlo para evaluar cuánto riesgo ESG hay en los fondos que poseen y para identificar fondos con niveles más bajos de riesgo ESG.

Mientras que quienes deseen invertir o evaluar fondos de inversión sostenibles intencionales deben esperar que estos fondos tengan un riesgo ESG relativamente bajo, el rating debe ser sólo un primer paso en una evaluación más amplia de dichos fondos.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Jon Hale  Jon Hale is a consultant with Morningstar Institutional Investment Consulting.

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies