Movimientos en el sector farmacéutico: ¿qué hacer?

¿Es buen momento para invertir en el sector farmacéutico al calor de los movimientos corporativos? 

Fernando Luque 22/04/2014
Facebook Twitter LinkedIn

El sector farmacéutico se ha despertado esta semana con ganas de movimiento., empezando, por ejemplo, con el rumor (no confirmado aún) del interés de Pfizer en hacerse con el control de la británica AstraZeneca. Esta última está subiendo cerca de un 7% en la bolsa de Londres y Pfizer subió un 2% ayer en el mercado americano. Pero los movimientos no se paran ahí.

Este martes Novartis ha anunciado la compra por 16.000 millones de dólares de la división de oncología de GlaxoSmithKline (GSK). Las dos compañías van a unir sus esfuerzos en los medicamentos sin recetas, actividad que será controlada por GSK. Por su parte Novartis va a vender a Glaxo su acividad de vacunas (salvo los productos ligados a la gripe) por unos 7.100 millones de dólares más royalties. En el momento de escribir estas líneas la británica GSK está subiendo más de un 4% en la bolsa de Londres, mentras que Novartis se revaloriza algo más de un 2% en la bolsa suiza.

En el mismo tiempo Eli Lilly recomprará la división de salud animal a Novartis por unos 4.500 millones de dólares.

Nuestra valoración del sector

Muchos inversores se preguntarán si es el momento de entrar en el sector a través de un fondo especializado en el sector. Si nos centramos en las grandes farmacéuticas que son las que copan las primeras posiciones en los fondos sectoriales tenemos que decir que éste está, en general, bastante bien valorado, ni especialmente caro, pero tampoco barato (y menos tras las recientes subidas). Por lo tanto en términos de valoración estaríamos bastante neutrales.

De hecho de las mayorías compañías tan solo Sanofi consigue un rating Morningstar de cuatro estrellas.

Nuestra valoración de la posible compra de Pfizer

  • A nuestro juicio, la compra de AstraZeneca por parte de Pfizer tendría estratégicamente bastante sentido desde una perspectiva de reducción de costes. AstraZeneca tiene, en efecto, una estructura de costes más pesada que la de Pfizer por lo que podría reducir los costes operativos de Astra. Además, Pfizer podría aprovecharse de la menor tasa impositiva de Astra.
  • Pfizer aumentaría su cartera de productos y reforzaría su poder de negociación con los clientes.
  • Por el lado de defensa de la competencia, no vemos ningún gran obstáculo que limite la adquisición  (la pérdida de patentes de antisicóticos en estos últimos años ha disminuido el solapamiento entre ambas compañías). Tampoco existe demasiado solapamiento en el pipeline (la cartera de productos en desarrollo) de ambas compañías.
  • En cuanto a productos, la presencia de Astra en inmuno -oncología haría aumentar significativamente la gama de productos de Pfizer contra el cáncer (un área clave para Pfizer).
  • Pfizer es una gran generadora de flujos de caja (se estima que el desarrollo de un nuevo fármaco puede llegar a costar unos 800  millones de dólares) y su tamaño le confiere una ventaja competitiva importante en el desarrollo de nuevos productos (de hecho a nuestro juicio la compañía ha establecido las mayores economías de escala del sector).
  • Después de luchar durante años para llevar al mercado nuevos medicamentos estrellas, la compañía está en posición de lanzar nuevos medicamentos en el área del cáncer, enfermedad cardiaca e inmunología.
  • Por si fuera poco, Pfizer está muy bien posicionada en los mercados emergentes con una potente fuerza de ventas.
  • Entre los puntos negativos figura la pérdida de la exclusividad de Lipitor que empezó a finales de 2011 y que seguirá pesando sobre el crecimiento de la compañía.
  • En el 2014 la compañía perdió la protección de patente sobre Celebrex un medicamento contra la artritis.
  • La adquisición de Wyeth en 2009 le ha dado una posición mucho más fuerte en la industria biológica (un segmento más protegido contra la competencia de los genéricos) con Prevnar (una vacuna contra la meningitis) y Enbrel (un fármaco contra la artritis reumatoide)

Dicho todo esto, no vemos un cambio significativo en la posición competitiva de Pfizer. Mantenemos nuestro precio objetivo de 30 dólares (el valor cerró el día 21 de Abril en 30,86 dólares).

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings