¿Qué rentabilidad esperar para la renta fija?

El renidmiento o yield de una cartera de renta fija es una buena medida de la rentabilidad que puede ofrecer a largo plazo

Fernando Luque 27/07/2016

Una de las mayores preocupaciones de los inversores es qué hacer con la parte de renta fija de sus carteras de inversión, especialmente para aquellos que tienen un perfil de riesgo moderado o defensivo (y no quieren asumir ningún riesgo divisa con esa parte de renta fija). Con unos tipos de interés, prácticamente en mínimos históricos, existe el riesgo de que subidas de tipos se traduzcan en pérdidas para los fondos de bonos, especialmente para aquellos invertidos a más largo plazo.

El gráfico siguiente muestra la evolución de los tipos a 10 años de los bonos del Tesoro español en los últimos 20 años.

 

 

De poco sirve analizar las rentabilidades pasadas de las distintas categorías de renta fija euro. Es poco probable, por ejemplo, que los fondos de deuda pública de la Zona Euro vuelvan a ofrecer una rentabilidad del 6% de aquí a un año como la que han obtenido en los últimos 12 meses.

 

 

Entonces, ¿qué rentabilidad puede esperar uno a largo plazo para su fondo de renta fija? La manera más conservadora de hacerse una idea de lo que uno puede ganar a largo plazo en un fondo de renta fija es considerar que uno obtendrá el rendimiento actual (es decir la TIR o el yield actual). El rendimiento o la TIR de una cartera de renta fija es simplemente la rentabilidad que obtendría esa cartera si mantenemos los bonos y obligaciones hasta sus vencimientos respectivos.

La siguiente pregunta es: ¿y cuál es el rendimiento implícito de mi fondo? Pues depende del tipo de fondo del que se trate. No es lo mismo un fondo de deuda pública que un fondo de high yield, evidentemente. Desgraciadamente no es un dato que suelen publicar las gestoras de fondos (aunque creo que sí deberían hacerlo).

Por el contrario, algunos proveedores de ETFs sí que facilitan este dato. Tomando como referencia esos ETFs uno puede darse cuenta del rendimiento implícito de las principales categorías de renta fija de la Zona Euro, tal como figura en la tabla adjunta.

 

 

Personalmente me gusta comparar las rentabilidades obtenidas en los últimos 12 meses con el rendimiento implícito en ese mismo periodo. Haciendo esta comparativa uno puede llegar a la conclusión que si bien un activo como la deuda pública está caro (rentabilidad a 12 meses del 6,4% frente a un rendimiento del 0,32%), otras como el high yield cotizan en niveles aceptables (rentabilidad a 12 meses del 2,7% frente a un rendimiento del 4,5%).

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies