¿Hay burbuja en la deuda emergente?

La deuda emergente ha sido un activo magnífico durante los últimos 5 años pero, ¿qué podemos esperar de los próximos 5 años?

Jose Garcia Zarate 13/09/2012
Facebook Twitter LinkedIn

La deuda de los mercados emergentes ha sido uno de los activos más rentables en estos últimos cinco años. Muchos inversores están huyendo de los problemas de los mercados desarrollados, donde está aumentando el riesgo de impago y también están buscando alternativos a los bajos tipos de interés ofrecidos por los países “seguros”, como EE.UU. o Alemania. Estos inversores han encontrado una especie de oasis en la deuda de mercados emergentes. La combinación de calidad de crédito, de rendimiento y el potencial de apreciación por el lado de las divisas es demasiado tentadora para ser ignorada. Como resultado, los fondos activos y pasivos que ofrecen exposición a la deuda de los mercados emergentes  colocarse entre los fondos más populares. Sin embargo, como ya aparecen los primeros indicios de problemas en los países emergentes (por ejemplo, la desaceleración de China), tal vez sea interesante preguntarse si tiene sentido seguir apostando por un comportamiento estelar de la deuda emergente en el futuro.

La fortaleza de los flujos de dinero hacia esta clase de activos en los últimos años ha llevado a los rendimientos a niveles que no son sólo bajos en términos históricos sino que quizás también sean indicativos de un error de cálculo respecto al riesgo asumido. Afirmar que estamos ante una burbuja es tal vez demasiado fuerte. Sin embargo, lo que parece bastante claro es que las valoraciones actuales en la deuda emergente indican que el mercado está algo saturado. Racionalmente, esto significa que es poco probable que los inversores que invierten hoy en día en deuda emergente obtengan en el futuro rentabilidades similares a las del pasado y asuman un nivel de riesgo inadecuado en relación con sus circunstancias personales.

El debilitamiento del crecimiento económico en las economías emergentes en lo que llevamos de 2012 ha llegado a cuestionar la idea de un desacoplamiento virtuoso de los mercados emergentes respecto a sus homólogos desarrollados. Esto podría tener un impacto negativo sobre las nuevas valoraciones del mercado de deuda de cara al futuro.

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Jose Garcia Zarate  is an ETF analyst with Morningstar UK.

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2021 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies
© Copyright 2021 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookies