¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

PERSPECTIVAS: Los mitos de invertir en Japón

A juicio de AllianceBernstein muchos de los mitos que hay sobre invertir en Japón no se sostienen

Durante la última década Japón parece haber pasado de moda entre los inversores de renta variable global, acosado por los problemas socioeconómicos internos y eclipsado por el rápido crecimiento de las economías asiáticas emergentes. El reciente terremoto no ha hecho más que empeorar la situación.

En nuestra opinión, sin embargo, gran parte del debate sobre la muerte de las empresas japonesas es muy exagerada y que el mercado ofrece una gran oportunidad para los inversores. La separación de hecho de la ficción, que abordan algunos de los conceptos erróneos acerca de la inversión en renta variable japonesa.

Mito Nº 1: La disminución de la población significa falta de oportunidades
La población de Japón comenzó a contraerse en 2005, pero una disminución de la población no se traduce necesariamente en una menor rentabilidad parea las acciones. Una fuerza de trabajo más pequeña y cambios en su composición pueden actuar como un incentivo para las empresas para mejorar su eficiencia, su rentabilidad e incluso podría dar lugar a la invención de productos y servicios que satisfagan necesidades que antes eran ignoradas.

Las compañías japonesas que se han reinventado a sí mismo con éxito, creando productos que se adaptan a la nueva situación demográfica, podrían ser capaces de aprovechar su experiencia en otras partes de Asia, ya que estos países se enfrentan a una disminución de su población trabajadora. Creemos que la capacidad de las empresas para innovar puede aplicarse con éxito a los nuevos retos de un mundo que envejece.

Mito Nº 2: Las empresas japonesas simplemente no son rentables
El análisis realizado por AllianceBernstein que abarca las últimas décadas sugiere que, desde el año 2001, la rentabilidad de las empresas japonesas ha ido mejorando a un ritmo rápido. Acciones como el aumento de la rotación de activos mediante el control de los gastos de capital y un uso más disciplinado de la liquidez han llevado a una mejora de la rentabilidad subyacente de las empresas japonesas en casi dos décadas. Creemos que este impulso puede ser sostenido.

Mito Nº 3: Las empresas japonesas no pueden hacer frente a la fortaleza del yen
Japón tiene superávit de cuenta corriente desde hace muchos años. Por supuesto, si el alza del yen continúa, los exportadores verán disminuir sus ingresos en yenes en el extranjero. Pero han aprendido a adaptarse a esta situación adversa, sobre todo mediante el aumento de producción en el exterior. Cada vez más empresas fabrican productos a nivel local para los mercados extranjeros para evitar de esta forma el impacto de la divisa y para adaptarse mejor al clima local. Por lo tanto, la rentabilidad de las filiales de empresas japonesas en el extranjero ha ido en aumento durante los últimos años a pesar de una tendencia general al alza del yen.

Mito Nº 4: Las empresas japonesas no se preocupan por los accionistas
Los riesgos se pusieron de relieve por el reciente escándalo de Olympus. Sin embargo, durante las últimas dos décadas hemos observado una mayor conciencia en la comunidad empresarial japonesa sobre la remuneración de los accionistas. Un número creciente de empresas ha hecho de la mejora del rendimiento sobre el capital un objetivo clave de gestión.

Teniendo en cuenta las grandes cantidades de dinero que muchas empresas han almacenado en la reciente crisis crediticia mundial, creemos que la mayoría optarán en los próximos años a premiar a los accionistas a través de pagos de dividendos y recompras de acciones.

Mito Nº 5: Con esta crisis de deuda los inversores deben evitar a Japón
Algunos inversores temen que el 200% de deuda sobre el PIB que soporta Japón sea insostenible. Sin embargo, teniendo en cuenta que el 95% de los bonos del Gobierno japonés son de propiedad nacional, el país no depende del acceso a los mercados internacionales para refinanciar esa deuda.

El gobierno japonés también tiene una serie de opciones para estabilizar sus finanzas. Por ejemplo, el impuesto sobre el valor añadido (IVA) en Japón es de tan sólo el 5% - entre los más bajos de las economías desarrolladas y un claro objetivo para mejorar la posición fiscal del país.

Al igual que para muchos otros países, la actual posición fiscal de Japón no es sostenible de forma indefinida. Sin embargo, la deuda del sector público no es una razón para evitar las acciones japonesas, como tampoco la deuda de Estados Unidos es un motivo para no invertir en empresas americanas.

¿Una oportunidad de compra?
Las valoraciones de las acciones japonesas se encuentran ahora mismo en niveles históricamente bajos y parecen especialmente atractivas en relación con las valoraciones del mercado global. Los cambios en los modelos de negocio de muchas empresas líderes japoneses y sus fuertes posiciones competitivas son a menudo ignorados. Creemos que muchas compañías tienen unos sólidos fundamentales que pondrán al descubierto estas bajas valoraciones una vez que disminuya el nerviosismo global.

Con un riguroso análisis bottom-up, basado en el conocimiento de la industria global y local, los inversores deben estar en buena posición para superar el índice de referencia a largo plazo. Y, en nuestra opinión, hay una buena probabilidad de que el propio índice de referencia lo haga bien respecto a los otros índices a medida que se restablezca la confianza en los mercados de todo el mundo.

En esta sección llamada PERSPECTIVAS abriremos nuestra web a comentarios, artículos y opiniones externos a Morningstar pero que pueden tener un interés para los inversores en general. Las opiniones expresadas en esta sección representan las de su autor y no corresponden necesariamente a las de Morningstar. Si quiere ver publicado un comentario puede ponerse en contacto con Fernando Luque en la siguiente dirección de correo electrónico: fernando.luque@morningstar.com

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

 

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies