Dado que estamos llevando a cabo el mantenimiento rutinario de la página web, es posible que experimente pequeñas interrupciones intermitentes del servicio. Le agradecemos su paciencia durante este tiempo.

Análisis ETF: iShares MSCI Emerging Markets

Iniciamos nuestra cobertura de análisis de ETFs con el iShares MSCI Emerging Markets

Facebook Twitter LinkedIn

Rol en Cartera

El iShares MSCI Emerging Markets ETF ofrece una exposición ampliamente diversificada a los mercados emergentes de gran capitalización y puede servir como posición central de la cartera. En combinación con una exposición diversificada a los mercados desarrollados este ETF puede completar la parte de renta variable global de una cartera.

Aunque el ETF sigue el comportamiento de los mercados de renta variable emergente, está muy expuesto a las tendencias macroeconómicas. Muchas de las compañías de gran capitalización incluidas en el índice son multinacionales que suelen tener una parte importante de su negocio con o en los mercados desarrollados. En particular, el índice MSCI Emerging Markets tiene una fuerte exposición a compañías energéticas y de materias primas que constituyen cerca de un 30% de la composición del índice. Las compañías tecnológicas representadas en el índice dependen de la demanda y del consumo electrónico de los mercados desarrollados. Estas compañías representan en torno a un 15% del valor del índice. Estos factores explican en parte el hecho de que el índice MSCI Emerging Markets haya mostrado en estos últimos 10 años una correlación de entre el 80% y el 90% con el MSCI World. Los sectores restantes presentes en el índice, y en particular, los sectores de servicios financieros, de consumo y de telecomunicaciones, están mucho más ligados al crecimiento de las economías emergentes donde están localizados.

Este ETF también puede servir como herramienta táctica, buen para sobreponderar o infraponderar los mercados emergentes dentro de una cartera.

Análisis Fundamental

Comparado con los mercados de renta variable desarrollados, los mercados emergentes han sido el lugar donde había que estar en esta última década ya que se han beneficiado del aumento de los precios de materias primas y del fuerte crecimiento del consumo doméstico. En euros el índice MSCI Emerging Markets de rentabilidad total (con dividendos incluidos) se ha más que duplicado desde el año 2000, en fuerte contraste con las rentabilidades negativas obtenidas por la mayoría de mercados desarrollados en ese mismo periodo. Aunque sería poco prudente esperar que estas rentabilidades se repitan en el futuro, los mercados emergentes tienen algunas tendencias a su favor.

Probablemente el factor más favorable para los mercados emergentes es el demográfico. En conjunto, las economías emergentes cuentan por más de un tercio del PIB (Producto Interior Bruto) global, pero el porcentaje sobre la población mundial supera ampliamente el 50%. También poseen un elevado porcentaje de muchas materias primas, incluyendo al petróleo, el gas natural o el oro. La importante fuerza laboral de estos países puede beneficiarse mucho más de las mejoras de productividad generadas por la tecnología a medida que recortan su distancia con los mercados desarrollados.  Esto unido a la mayor posibilidad para estos países de apalancarse teniendo en cuenta sus menores niveles de deuda pública, constituye la receta para un potencial mercado alcista en la renta variable.

A pesar de este potencial de crecimiento, la inversión en estos países supone unos riesgos adicionales en comparación con los mercados desarrollados. Las recientes protestas en Egipto, por ejemplo, obligaron a cerrar la bolsa del país y perjudicaron a las empresas, y hay señales de que estas protestas se están extendiendo a otros países de la región. Uno de los catalizadores de las revueltas es el elevado aumento de precios de los alimentos que representa un riesgo mucho mayor en los mercados emergentes ya que un gran número de ciudadanos utiliza una gran parte de sus salarios en alimentos.  Es poco probable que se produzca una crisis sistemática de divisas como la de 1997-1998 en Asia ya que la mayoría de países han generado enormes reservas para evitar una repetición de esta situación. Aunque estos mercados, individualmente, pueden ser más arriesgados que las naciones desarrolladas, los riesgos se atenúan por el hecho de que el índice está diversificado entre 20 países.

Las valoraciones del índice indican que éste no está ni particularmente caro, ni especialmente barato. En el momento de escribir este informe el índice cotiza en línea con su media de precio sobre valor en libros de los últimos cinco años, en el 1,85. Con un ratio de precio sobre beneficios de  11,7, el índice está ligeramente por debajo de su media de los últimos cinco años que se sitúa en 12. Y con un precio sobre flujo de caja de 4,5 veces, el índice también está algo por debajo de su media de los últimos cinco años.

Construcción del Índice

El índice MSCI EM USD TR incluye aproximadamente el 85% de la capitalización bursátil total de los mercados emergentes. Los componentes deben cumplir un criterio de liquidez mínima. Los títulos están ponderados por la capitalización bursátil ajustada por el capital flotante. Debido a que las firmas que están controladas de forma muy cercana tienen una pequeña parte de su capitalización bursátil total que cotiza libremente en el mercado , el ajuste por capital flotante sirve para asegurar que la liquidez subyacente de los títulos sea superior en comparación con un peso basado exclusivamente en la capitalización bursátil. El índice se revisa cuatro veces al año. En el momento de escribir este informe había 760 acciones en el índice. Los mayores porcentajes por países dentro del índice son Cina (18%), Brasil (16%), Corea del Sur (13%) y Taiwán (14%). Los principales sectores son el financiero (25%), el energético (14%) y el de materiales (14%). El proveedor de índice MSCI tiene intención de revisar el estatus de Corea del Sur y de Taiwán como parte del índice a mediados del 2011. Si MSCI decidiera pasar a estos dos países a grado de mercado desarrollado, esto podría afectar dramáticamente a la composición del índice. No sólo estos dos países constituyen el 24% del índice sino que una parte sustancial de los valores tecnológicos provienen de estos dos países.

Construcción del Producto

El iShares MSCI Emerging Markets ETF utiliza técnicas de replicación física para replicar la rentabilidad del índice MSCI Emerging Markets. Sin embargo, con el fin de limitar los costes de transacción debido a la rotación de la cartera y de la compra de activos menos líquidos, el ETF utiliza un proceso conocido como optimización para replicar las rentabilidades con apenas 328 de los 750 títulos que tiene el índice. Esto generalmente permite al ETF tener un menor tracking error que si tuviera todos los títulos del índice. Con el objetivo de generar ingresos adicionales iShares puede prestar los títulos de la cartera hasta una cantidad máxima del 95% del patrimonio del fondo. Blackrok, la compañía matriz de iShares, gestiona el proceso de préstamo de títulos. El fondo comparte con los accionistas del ETF el 60% de los ingresos generados por el préstamo de valores. Esta práctica introduce un riesgo de contrapartida ya que la entidad a la que se prestan los títulos puede quebrar. Para minimizar ese riesgo, se pide a los prestatarios aportar una garantía de entre el 102,5 y el 112% del valor del préstamo. Hay esfuerzos adicionales para minimizar el riesgo que incluyen el seguimiento regular de la estabilidad financiera de las entidades que actúan de contrapartida, la delimitación de la garantía en una cuenta de depósito con garantía de terceros y dar liquidez diaria al valor de la garantía. El ingreso adicional generado por el préstamo de valores puede ayudar a reducir la diferencia de rentabilidad del fondo respecto a su benchmark. Corresponde a los inversores decidir si la compensación es adecuada para el riesgo asumido. El ETF distribuye dividendos trimestralmente. Los movimientos de efectivo dentro del benchmark entre el momento en el que el fondo recibe los dividendos y el momento en el que los distribuye puede ser fuente de tracking error. El fondo no cubre el riesgo divisa. Está domiciliado en Irlanda y cotiza en libras esterlinas en la Bolsa de Londres, en dólares estadounidenses en el SIX de la bolsa suiza y en euros en la Deutsche Börse, la Borsa Italiana y el Euronext de Amsterdam.

Comisiones

Con un ratio de gastos totales (TER) de 0,75% no se trata de un fondo especialmente barato, pero no es fácil encontrar una inversión en mercados emergentes con menores comisiones.

Alternativas

iShares ofrece una versión de acumulación de este ETF. Otros proveedores que han emitido un ETF referenciado al índice MSCI EM son Amundi, Crédit Suisse, db x-trackers, Lyxor, Source y UBS. El ETF de Amundi tiene el TER más barato de todos estos productos con un 0,45%; el resto de TER van desde 0,65% hasta 0,75%. Sólo los ETFs de UBS y de Crédit Suisse utilizan la replicación física como iShares; el resto utiliza swaps.

El hecho de que casi el 50% del índice está en compañías de países BRIC (Brasil, Rusia, India, China) hace que los ETFs que replican a un índice BRIC sean una alternativa aceptable, aunque recomendamos a los inversores el índice MSCI por su mayor diversificación. Para aquellos inversores interesados en los BRIC, hay cuatro opciones disponibles: el iShares FTSE BRIC 50 ETF con un TER del 0,74% TER, el EasyETF BRIC 50 con un TER de 0,65%, el Market Access DAXglobal BRIC con un TER de 0,70% y el HSBC S&P BRIC 40 ETF con un TER de 0,60%.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Morningstar ETF Analysts  research hundreds of ETFs available to European investors. The Morningstar Rating for ETFs is based on a risk-adjusted performance measure.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings