¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

La guerra controla los mercados

El mes de marzo se caracterizó por una fuerte volatilidad y por un ligero mejor comportamiento del índice MSCI Europe frente al índice global. La falta de confianza es lo que preocupa a los inversores y consumidores.

En este mes marcado por el inicio de la guerra en Irak, la volatilidad que han sufrido los mercados europeos ha sido extrema. Después de una fuerte caída estos reaccionaron fuertemente al alza una vez que empezaron las hostilidades. El índice MSCI Europe finalizó frente a una caída del 1,6% para el índice MSCI World. Los mercados norteamericanos retrocedieron apenas un 0,4% mientras que las bolsas asiáticas registraron un descenso de más del 4%.

El miércoles 12 de marzo, el ultimátum norteamericano a Irak hizo perder a los mercados europeos 130.000 millones de euros y los llevó a mínimos. Pero pronto el estallido de la guerra provocó una recuperación generalizada con los inversores especulando con una resolución rápida del conflicto. La caída del precio del crudo durante los primeros días de guerra sentó bastante bien a la industria química, particularmente a la alemana.

Sentimiento de los inversores

La idea de que la guerra será larga y costosa ha empezado a afectar al consumo y la a inversión a través de la caída de confianza tanto de los consumidores como de las empresas. Los operadores esperan ahora una nueva rebaja de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo para enderezar la situación económica, comprometida por los déficit públicos de algunos países miembros.

En estos últimos meses, el Instituto de Francfort parece querer sostener la economía pero con un ojo puesto en la inflación, aunque está esperando nuevos datos para valorar el correcto impacto de la guerra sobre la economía. Le preocupa especialmente un incremento del precio del petróleo por su impacto sobre la inflación y sobre las posibilidades de una recuperación liderada por la demanda interna.

Perspectivas

En este escenario, las perspectivas no son del todo positivas. Existe el riesgo de que una guerra larga aumente las dificultades de muchos sectores como el del turismo, transporte, automovilístico o asegurador que fueron los que más sufrieron durante este mes de marzo. En su último informe, el Fondo Monetario International advierte precisamente del riesgo de impacto de un conflicto largo y de un recrudecimiento del terrorismo sobre una recuperación económica ya de por sí muy débil. Según este organismo, el crecimiento en la zona euro no sobrepasará el 1,1% en el 2003. En Alemania, donde el índice Ifo de confianza empresarial volvió a caer en marzo, el crecimiento no alcanzará el 1% así como en Francia. En el Reino Unido, la situación no es mucho mejor ya que el crecimiento del país está en su nivel más bajo de los últimos diez años.

A pesar de todo, los mercados europeos siguen siendo más atractivos que los americanos. Sin embargo, la inestabilidad e incertidumbre puede hacer que el dinero vuelva una vez más a la renta fija cuya rentabilidad, tras un periodo de subidas, ha vuelto a bajar.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Maria Grazia Briganti  She has been editor & analyst of Morningstar Italy                                                             

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies