5 fondos y ETF agrícolas a tener en cuenta

La agroindustria es uno de los temas más importantes de las próximas décadas. Los retos son muchos. He aquí cinco ideas de inversión. 

Valerio Baselli 16/04/2024
Facebook Twitter LinkedIn

agricoltura

Algunos la llaman economía alimentaria, otros simplemente agroindustria. Se trata básicamente de todas aquellas actividades realizadas por empresas que producen materias primas alimentarias, las distribuyen, las transforman y las comercializan.

Desde hace varios años, la agroindustria (o agroalimentación) se considera un verdadero tema de inversión. Y con razón. En primer lugar, porque el sector agroalimentario necesita cambiar: el mundo ya está luchando hoy para proporcionar alimentos a los aproximadamente 7.700 millones de personas - una cifra que, según las Naciones Unidas, aumentará a 9.700 millones en 2050.

El índice Morningstar Global Food Innovation, cuya cesta está compuesta por empresas que los analistas de Morningstar juzgan bien posicionadas para beneficiarse de las mejoras en las prácticas de producción y seguridad alimentaria, y activas en las industrias del envasado y la nutrición sostenibles, ha ganado un 4,9% desde principios de año (en euros, a 8 de abril de 2024), tras experimentar -como muchas otras estrategias temáticas- unos apagados 2022 y 2023.

 

En 2023, Morningstar publicó un informe ESG sobre Alimentación y Agricultura y sus conclusiones son que el rendimiento de los cultivos tendrá que aumentar en torno a un 50% respecto a los niveles actuales en los próximos 30 años para satisfacer a una población mundial creciente y una dieta cambiante. Esto podría llevar a una mayor adopción de semillas modificadas genéticamente y a un mayor consumo de fertilizantes. Por supuesto, no existe un consenso mundial sobre si se trata de una compensación aceptable.

África y Oriente Medio, donde la escasez de alimentos y la presión demográfica se dejan sentir con mayor intensidad, son las zonas más necesitadas de un aumento de la producción. Según Diana Radu, autora del análisis Morningstar, la tecnología puede ayudar a aliviar algunas de estas preocupaciones, dando lugar a oportunidades de inversión. Se trata de la agricultura de precisión, los fertilizantes bajos en carbono y las alternativas a los pesticidas.

Palabras clave: innovación y sostenibilidad

Al mismo tiempo, un estudio elaborado en 2019 por el Banco Europeo de Inversiones para la Comisión Europea titulado Feeding future generations: How finance can boost innovation in agri-food, predice que se espera que la situación de las tierras cultivables y otros recursos naturales disponibles se mantenga igual o incluso empeore, lo que creará una fuerte demanda de innovación en todo el sistema alimentario.

De hecho, existe un gran potencial de invención en el sector, gracias al uso de un nuevo conjunto de tecnologías impulsadas digitalmente en ámbitos como la agricultura de precisión, el envasado sostenible y la trazabilidad alimentaria basada en blockchain. En resumen, el objetivo es producir más utilizando menos recursos(producción inteligente), todo ello de forma sostenible. A modo de ejemplo, las empresas que desarrollen tecnologías innovadoras como la agricultura automatizada o los sistemas de riego por goteo podrán aprovechar en su beneficio la creciente demanda de cultivos sostenibles.

Sostenibilidad, de hecho, es la palabra clave. Según la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos, el sector agrícola es uno de los principales responsables del calentamiento global, con un 11% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta cifra incluye las emisiones asociadas a la cría de animales y la producción de determinados cultivos, pero no necesariamente los costes medioambientales asociados al uso del agua, la producción de electricidad y el transporte.

Las explotaciones ganaderas, el ganado vacuno en particular, son también una fuente importante de metano, que atrapa en la atmósfera casi 30 veces más calor que el dióxido de carbono. Además, la agricultura intensiva de monocultivo y la ganadería industrial figuran entre las principales causas de pérdida de biodiversidad en el mundo.

 

Fondos y ETFs para invertir en agricultura

Hasta la fecha, Morningstar cuenta en Europa con una quincena de fondos abiertos y cotizados (ETF) pertenecientes a la categoría de renta variable del sector agrícola. Estas estrategias invierten en empresas dedicadas a la producción y/o venta de productos y servicios para el sector agroalimentario o sectores afines.

A continuación destacamos cinco de ellos:

Pictet - Nutrition P EUR
Morningstar Star Rating: ★★★
Morningstar Medalist Rating: Neutral
Rentabilidad primer trimestre: 6,1%
Coste: 2,00%

Fundado en 2007, este fondo es con diferencia el mayor de su categoría en términos de activos gestionados (casi 900 millones de euros). Activo en toda la cadena alimentaria, cuenta actualmente con 41 valores en cartera. 

iShares Agribusiness UCITS ETF USD (Acc) (EUR)
Morningstar Star Rating: ★★★★
Morningstar Medalist Rating: Silver
Rentabilidad primer trimestre: 5,2%
Coste: 0,55%

Creado en 2011, este ETF pretende replicar la rentabilidad del S&P Commodity Producers Agribusiness Index, que cuenta con 101 participaciones en empresas estadounidenses, japonesas y canadienses en su mayoría. El ETF ha superado a sus homólogos en una media de 3,7 puntos porcentuales anualizados durante un periodo de 10 años. Tiene una calificación Morningstar Medalist de Silver.  

Rize Sustainable Future of Food UCITS ETF A USD (EUR)
Morningstar Star Rating: ★
Morningstar Medalist Rating: Gold
Rentabilidad primer trimestre: 3,8%
Coste: 0,45%

Este ETF se lanzó en septiembre de 2020 y replica la rentabilidad del índice Foxberry Thematic Research Sustainable Future of Food, compuesto por 52 empresas que aspiran a innovar en toda la cadena de valor alimentaria para construir un sistema alimentario más sostenible, seguro y justo para nuestro planeta. En el último año, superó al índice de su categoría en 12,8 puntos porcentuales interanuales, pero se situó por debajo de la media de sus homólogas en 5,2 puntos porcentuales.

DPAM B - Equities Sustainable Food Trends A Dis
Morningstar Star Rating: ★★★
Morningstar Medalist Rating: Silver
Rentabilidad primer trimestre: 5,8%
Coste: 1,82%

Esta estrategia Degroof Petercam gestionada por Tom Demaecker e Ignace de Coene obtuvo la calificación Morningstar Medalist Rating de Silver a pesar de unas comisiones significativamente superiores a las de sus competidores pasivos. El fondo obtuvo mejores rentabilidades que sus competidores directos, pero inferiores al índice de referencia de su categoría. Durante un periodo de 10 años, superó la rentabilidad media de la categoría en 1,5 puntos porcentuales anualizados.

VanEck Sustainable Future of Food UCITS ETF A USD Acc (EUR)
Morningstar Star Rating: n.d.
Morningstar Medalist Rating: Bronze
Rentabilidad primer trimestre: 3,5%
Coste: 0,50%

Lanzada en junio de 2022, esta estrategia no recibe una Calificación por Estrellas, ya que aún no ha cumplido tres años. Réplica del MVIS® Global Future of Food index, ofrece exposición a una cartera concentrada en 35 nombres que van desde la agricultura de alta precisión, los productores ecológicos hasta los sustitutos de la carne y otras proteínas alternativas.

Para estar informado de todo lo que ocurre en los mercados

Suscríbase a nuestra Newsletter

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Títulos Mencionados en el Artículo

Nombre TítuloPrecioCambio (%)Rating Morningstar
DPAM B Eqs Sust Food Trends A Dis145,71 EUR-0,35Rating
iShares Agribusiness ETF USD Acc EUR42,98 EUR-0,24Rating
Pictet - Nutrition P EUR248,59 EUR0,21Rating
Rize Sustainable Future of Fd ETF A USD EUR3,72 EUR-0,19Rating
VanEck Sust Fut of Food ETF A USD Acc EUR19,19 EUR-0,18

Sobre el Autor

Valerio Baselli

Valerio Baselli  es Senior International Editor de Morningstar.

© Copyright 2024 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings        Aviso Legal