Actualmente estamos experimentando dificultades intermitentes durante el registro de usuarios. Agradecemos su paciencia mientras resolvemos el problema.

La problemática de invertir en países autocráticos

Merece la pena preguntarse si es realmente sostenible a largo plazo invertir en países autocráticos.

Tom Lauricella 16/03/2022
Facebook Twitter LinkedIn

Putin saludando

Los inversores en acciones y bonos rusos han jugado con fuego y se han quemado.

Tras la terrible invasión de Ucrania por parte de Rusia, las acciones y los bonos de este país se están dando por perdidos, lo que ha provocado pérdidas a los inversores.

Pero hay una lección más amplia que los inversores deben tener en cuenta: cuando se trata de invertir en países autocráticos como Rusia, las reglas normales de selección de acciones y bonos, como las valoraciones o las perspectivas fundamentales de una empresa o un país, pueden dejar de ser pertinentes de la noche a la mañana.

Claro, los inversores pueden ganar dinero durante un tiempo, pero al final, lo único que importa son las reglas establecidas por la persona que dirige el país. Y a menudo eso significa que están estableciendo las reglas para mantener el poder, enriquecerse a sí mismos y a sus compinches, o ambas cosas.

Una cosa es no ver los riesgos de invertir en Rusia. Es un país en el que la mayoría de los inversores diversificados sólo tienen un pequeño porcentaje de su cartera. Es una historia diferente para un país como China. Muchos fondos de inversión y acciones tienen una fuerte exposición directa o indirecta al país, y los observadores que habían advertido sobre Rusia están animando a los inversores a plantearse preguntas similares sobre China.

"China ha sido un mercado emergente increíblemente lucrativo para invertir, pero se ha hablado muy poco del régimen", dice Jon Hale, director de investigación de sostenibilidad en Morningstar.

La cuestión que se plantea directamente a los inversores es si "es realmente sostenible a largo plazo invertir en este tipo de países", afirma Hale. Es "un riesgo sistémico al que todos estamos contribuyendo y al que deberíamos prestar más atención".

Y la realidad es que, durante más de la última década, a los inversores les habría convenido mantener su dinero en Estados Unidos en lugar de enviarlo a Rusia o China.

 

Russia Stock Performance 2022

 

 

Dos riesgos

Una forma de ver estas cuestiones es considerar los dos riesgos de invertir en autocracias: los riesgos geopolíticos y el estado de derecho.

El ataque de Rusia a Ucrania es un ejemplo extremo de los riesgos geopolíticos que conlleva invertir en países autocráticos. El riesgo con el que es más probable que tropiecen los inversores es el Estado de Derecho.

El Estado de Derecho debería ser una consideración primordial para los inversores, dice Bill Browder, el famoso gestor de fondos de cobertura que hizo su fortuna en Rusia, sólo para ser deportado después de enfrentamientos con oligarcas y cuyo abogado ruso fue detenido en Moscú, maltratado por las autoridades, y murió en prisión.

"Puedes hacer todo el análisis que quieras sobre un sector, sobre la economía, sobre el equipo de gestión, y de repente llega alguien y te estafa, y no tienes ningún recurso en los tribunales, no tienes ningún recurso en los medios de comunicación... y generalmente, si no son países de derecho, no tienes ningún recurso con los reguladores", dice.

"Hay que confiar en la suerte, esperando tener la gracia de quien sea que esté al mando".

Browder dice que ha escuchado varios razonamientos y estrategias para invertir en países como Rusia. Por ejemplo, los inversores deberían evitar industrias estratégicas como el petróleo y el gas, que probablemente estén estrechamente alineadas con la estructura de poder y los funcionarios corruptos.

"Sí, se puede invertir en industrias no estratégicas, pero normalmente lo único que no es estratégico es perder dinero", dice.

 

¿Quién miente?

También está la falta de transparencia en los regímenes autocráticos o autoritarios.

A muchas gestoras de fondos de inversión y a los inversores profesionales les gusta hablar de su investigación "sobre el terreno" cuando se trata de investigar acciones o bonos. Pero consideremos el ejemplo del equipo de mercados emergentes de BlackRock.

Como señaló el analista de Morningstar Samuel Lo: "El equipo que dirige el BlackRock Emerging Markets, con rating de Silver, pensó que las probabilidades de guerra eran improbables después de que algunos miembros del equipo visitaran Rusia a finales de enero, cuando el país reunía más de 150.000 soldados en la frontera con su vecino. El hecho de que la población no pareciera preparada para una invasión a gran escala y otros factores, como las valoraciones baratas, abogaban por mantener las posiciones a largo plazo de la estrategia en Rusia, dijo el equipo el 16 de febrero".

Por supuesto, había muchos observadores que no creían que Rusia fuera a invadir Ucrania. Y no es que un gestor de fondos de inversión pudiera preguntar a alguien en el poder si Rusia iba a invadir Ucrania y obtener una respuesta. Pero Browder dice que esto refleja un punto más amplio.

"En Rusia y en lugares como Rusia, [los gerentes de empresas y funcionarios] mienten y no hay vergüenza en mentir. Dirán: 'No tenemos intención de incumplir' y luego incumplirán a la mañana siguiente".

Si lo unimos todo, dice Browder, los inversores piensan erróneamente que pueden acercarse a estos mercados de la misma manera que a un mercado que funciona con principios favorables a los inversores.

"Tienes a alguien que dice: 'Vale, he investigado, he leído Barron's y Gazprom cotiza a 2 o 3 veces los beneficios'".

 

Gazprom ADR Price

 

Se pueden establecer paralelismos entre los designios de Vladimir Putin sobre Ucrania y las prolongadas pretensiones de China sobre Taiwán. China también ha reprimido las libertades en Hong Kong y ha perseguido a su población uigur. Pero China no tiene que ir tan lejos como invadir Taiwán para mostrar a los inversores los riesgos que conlleva invertir en el país.

El verano pasado, el gobierno chino impuso una medida reguladora a las empresas de Internet, entre las que se encontraban algunos de los nombres más importantes del mercado, propiedad de la mayoría de los fondos de acciones de mercados emergentes y de China, como Alibaba (BABA) y Tencent (TCEHY).

En el último año, Alibaba ha perdido casi el 60% de su valor y Tencent más del 40%. Los reguladores chinos también apuntaron a las empresas educativas privadas. TAL Education (TAL) fue uno de los nombres en el punto de mira del gobierno chino, y sus acciones han perdido aproximadamente el 97% de su valor en el último año.

Estos movimientos, junto con el aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China sobre cuestiones como las políticas de divulgación de las acciones que cotizan en bolsa, golpearon a los inversores estadounidenses en renta variable china.

 

China Stock Performance 2021

 

Como dijo recientemente Perth Tolle, gestor del Freedom 100 Emerging Markets ETF (FRDM), en una entrevista con Leslie Norton de Morningstar:

"Desde el punto de vista de la inversión, la mayor preocupación no es Rusia, que representa el 3% de la mayoría de los índices de referencia, sino China, que representa más del 30% de la mayoría de los índices de mercados emergentes. Eso es un enorme riesgo de concentración".

Dice Browder: "El hecho de que sea una gran economía que ha crecido no significa que vayan a tratar de forma justa a los inversores extranjeros a medida que se vuelven más nacionalistas".

 

Riesgos ocultos

Incluso si los inversores no tienen una exposición directa a países autocráticos, pueden tener riesgos ocultos de empresas con sede en otras partes del mundo que hacen negocios en naciones que carecen de Estado de Derecho. Un ejemplo frecuente, dice Shin Furuya, estratega de inversiones de impacto en Domini Impact Investments, son las empresas de energía y otros recursos naturales. "Una empresa energética europea o asiática podría estar sobre el terreno en Sudán, o lo mismo con Myanmar", afirma.

Las empresas de energía y recursos naturales suelen tener que asociarse con empresas estatales, lo que hace muy difícil desligarse de los riesgos que plantea un gobierno que puede estar implicado en una guerra, en abusos de los derechos humanos o en un grado considerable de corrupción.

 

Riesgo y rentabilidad

A pesar de todos estos riesgos, las rentabilidades de Rusia y China no han sido muy elevados en la última década. Antes del cierre de los mercados financieros rusos, el índice RTS había obtenido una media del 4,2% anual (en dólares) en los últimos 10 años, el índice S&P/BNY Mellon China Select un 1,9% anual y el índice Hang Seng un 0,24% anual negativo. Por su parte, el índice Morningstar US Market Index obtuvo una media del 14,9% de rentabilidad en la última década.

 

Long Term Performance US vs China

 

Browder señala que los mercados como el chino, aunque tienen periodos de rendimiento superior, se ven afectados por grandes caídas causadas por decisiones políticas. "Si eres un trader, puedes encontrar momentos en los que los mercados están realmente bombardeados, y entonces operas fuera de ellos. Pero a largo plazo... hay tantas posibilidades de perder dinero como de ganarlo".

Hale, de Morningstar, cree que, con los inversores quemados en Rusia y China, quizá crezca la conciencia del riesgo de régimen entre los inversores. Eso podría extenderse a países como Turquía y Hungría. "Creo que se tendrá más en cuenta de lo que se ha hecho en las dos últimas décadas", afirma.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Tom Lauricella  Tom Lauricella es editor para Morningstar Direct.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings