Los dividendos más sostenibles de Europa

Los analistas de Morningstar han creado una lista de los mejores pagadores de dividendos.

James Gard 15/03/2022
Facebook Twitter LinkedIn

European bank notes of different denominations

Los inversores en dividendos europeos acaban de recuperarse de la pandemia del coronavirus, para enfrentarse a la perspectiva de una inflación disparada.

Con una inflación cercana al 6% en la Eurozona, la rentabilidad por dividendo de muchos valores no alcanzará el aumento de los precios. Los problemas de las cadenas de suministro también son una preocupación, y las subidas de los tipos de interés que se producirán este año también reducirán los ingresos, aumentando los costes de la deuda y alejando el enfoque de la inversión de los valores de crecimiento.

Los analistas de Morningstar han analizado los más de 300 valores que cubren en busca de las empresas mejor situadas para sortear este terreno hostil. Unas 28 empresas han sido seleccionadas y provienen de una amplia gama de sectores.

Lo que muchas tienen en común es el poder de los precios, a menudo como resultado de tener moats económicos, bajos niveles de deuda y fuertes flujos de caja.

Las empresas de servicios públicos, los bancos y las empresas energéticas eran valores de dividendos clave antes de la pandemia, y siguen estando fuertemente representados en esta lista. El sector financiero, por ejemplo, sigue siendo un coto de caza feliz para los buscadores de dividendos. Pero las empresas centradas en el consumo, como Hugo Boss (BOSS), BMW (BMW) y H&M (HMB), se codean en nuestra lista con empresas como Tesco (TSCO) y los gigantes farmacéuticos Novartis (NOVN) y Sanofi (SAN).

 

 

El analista senior de renta variable de Morningstar, Michael Field, señala que los inversores en renta europea que buscan rendimientos elevados y sostenibles se enfrentan a una elección más amplia que en años anteriores.

"Teniendo en cuenta tanto el repunte de los mercados de renta variable en 2021, que hizo subir los precios de las acciones y bajar la rentabilidad de los dividendos, como el entorno de bajos tipos de interés, en el que las rentas en todos los sectores han sido relativamente difíciles de conseguir, creemos que los inversores en dividendos deberían estar especialmente animados por la naturaleza diversa de los nombres de esta lista", afirma.

"Todavía es posible generar unos ingresos sólidos del 4% de rentabilidad media por dividendos en toda nuestra lista sin apoyarse demasiado en sectores específicos y conservando el beneficio de la diversificación."

 

¿Cómo lo hicimos?

Así es como nuestro equipo de analistas llegó a su lista:

 

  • Las empresas deben tener un apalancamiento financiero bajo o manejable, es decir, un bajo endeudamiento como porcentaje de los beneficios. Esto se expresa en la columna "Deuda neta/EBITDA";
  • También deben tener suficiente flujo de caja para financiar sus dividendos. Esto se describe en términos de rendimiento del flujo de caja libre a cinco años. Para este ejercicio hemos fijado una tasa de referencia del 3% de rendimiento;
  • Lo ideal es que las empresas tengan algún tipo de ventaja competitiva: 18 de nuestros valores tienen un foso económico estrecho o amplio.

 

Las acciones europeas podrían estar bien situadas en el entorno actual, afirma Field.

Es poco probable que el Banco Central Europeo suba los tipos de interés de forma tan agresiva como la Reserva Federal, lo que da a las empresas del continente cierto margen de maniobra. Pero las subidas de los tipos de interés probablemente favorezcan a las empresas de "corta duración" que se centran en la generación de efectivo en el presente. En este difícil entorno, es probable que las empresas endeudadas sufran más. Por ello, la lista excluye a las empresas con un alto nivel de endeudamiento.

A pesar de los riesgos de subida de los tipos de interés, la diferencia entre los rendimientos de los bonos del Estado y los dividendos de las empresas sigue siendo enorme. Esto facilita la vida del inversor que busca ingresos, ya que los rendimientos de los bonos siguen sin ser tentadores a pesar de las recientes subidas.

"Este argumento a favor de las acciones frente a los bonos desde una perspectiva de ingresos tiene aún más sentido en Europa que en Estados Unidos", afirma Field.

 

Cuidado con los recortes de dividendos

Los inversores en dividendos que sufrieron la oleada de recortes de dividendos en 2020 seguirán sin duda atentos a los valores que tienen dificultades para cumplir los calendarios de pago.

"Pagar un dividendo es una cosa, pero ser capaz de pagarlo es algo totalmente distinto", dice Field.

"Sí que nos fijamos específicamente en las proyecciones de flujo de caja, en contraposición a los beneficios, de cada uno de nuestros valores para asegurarnos de que no hay un desajuste entre lo que los inversores esperan en forma de dividendos y lo que las empresas pueden pagar de forma realista con los fondos que probablemente generen."

Nada está garantizado en el mundo de la inversión, pero Field afirma que la última criba de valores inclina las probabilidades a favor de las empresas que probablemente seguirán pagando.

"Al identificar sólo las empresas con capacidad para cubrir futuros dividendos con flujos de caja, creemos que nos estamos dando la mejor oportunidad de obtener rendimientos sostenibles".

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

James Gard  es editor para Morningstar.co.uk

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings