La importancia de la biodiversidad

La prevención de la pérdida de biodiversidad podría convertirse en una nueva frontera de la inversión sostenible.

Morningstar 19/10/2021
Facebook Twitter LinkedIn

Biodiversidad

Aunque la COP26 acapare los titulares, tiene un hermano pequeño que ha sido pasado por alto, la COP15, que puede resultar igual de importante. La COP15, que se celebrará en China hasta el 24 de octubre, se centra en la biodiversidad, que podría convertirse en una nueva frontera de la inversión sostenible a medida que se hace evidente que el cambio climático no es el único problema del planeta.

Las organizaciones mundiales ya han empezado a prestar atención a la pérdida de biodiversidad y su impacto. En junio, el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) de la ONU estableció una serie de objetivos para finales de 2030 para ayudar a cambiar el rumbo de la destrucción ecológica de la Tierra. Estos objetivos incluyen la reducción del uso de plaguicidas en dos tercios, la reducción a la mitad de la tasa de introducción de especies invasoras y la eliminación de la contaminación por plástico.

La Comisión Europea ha adoptado recientemente la nueva Estrategia de Biodiversidad de la UE para 2030. Su objetivo es situar la biodiversidad europea en la senda de la recuperación para 2030, lo que incluye transformar al menos el 30% de las tierras y los mares de Europa en zonas protegidas bien gestionadas. El gobierno del Reino Unido también ha presentado recientemente reformas de la financiación agrícola en Inglaterra. Titulada "Path to Sustainable Farming". Incluye el compromiso de devolver la tierra a la naturaleza y restablecer los bosques.

El problema es tan urgente como el cambio climático. Las evaluaciones de la ONU sugieren que un millón de especies están en peligro de extinción, lo que supone una amenaza inmediata para los ecosistemas que producen los alimentos y el agua de los que depende la vida humana.

Por extensión, también es un problema para las empresas. Esta pérdida de biodiversidad tiene un precio. Daniele Cat Berro, asociada de inversiones en MainStreet Partners, especialista en ESG, afirma que los servicios de los ecosistemas prestados por la biodiversidad, como la polinización de los cultivos, la purificación del agua, la protección contra las inundaciones y el secuestro de carbono, tienen un valor estimado de entre 125 y 140 billones de dólares al año en todo el mundo, es decir, una vez y media el PIB mundial: "Entre 1997 y 2011, el mundo perdió unos 4-20 billones de dólares al año en servicios de los ecosistemas debido al cambio de la cubierta vegetal y 6-11 billones de dólares al año por la degradación de la tierra."

 

Riesgo empresarial

Las empresas están tomando nota. En 2020, un grupo de 700 empresas mundiales, con unos ingresos combinados de 4,3 billones de dólares e incluyendo grandes nombres como Burberry (BRBY), Citigroup (C) y Procter & Gamble (PG) se unieron al llamamiento de Business for Nature para que los gobiernos revierten la pérdida de naturaleza para 2030. En septiembre, más de 100 organizaciones hicieron un llamamiento conjunto a los gobiernos para que refuercen el Marco Mundial de la Biodiversidad posterior a 2020 que están negociando los gobiernos.

Los inversores reconocen cada vez más los problemas de biodiversidad como un riesgo importante para las empresas. Liudmila Strakodonskaya, analista de ESG en AXA Investment Managers, afirma: "La diversidad biológica es la infraestructura que sustenta toda la vida en la Tierra y es esencial tener en cuenta que la biodiversidad es un riesgo sistémico y de importancia equivalente al cambio climático.

Considera que existen importantes riesgos económicos relacionados con las posibles fluctuaciones de los costes de las materias primas, las interrupciones de las operaciones y las cadenas de suministro. Todo ello en el contexto de los riesgos de transición relacionados con las crecientes iniciativas de regulación sobre la restauración de la biodiversidad en todo el mundo.

Strakodonskaya añade: "Estas cuestiones medioambientales pondrán en peligro las operaciones comerciales y, por tanto, representan potencialmente un riesgo de inversión para los inversores que apoyan a estas empresas. La biodiversidad también actúa como una gran protección natural contra los fenómenos climáticos extremos. Los manglares y las barreras de coral, por ejemplo, protegen la costa de las tormentas y las inundaciones. Su destrucción expone a las empresas a más riesgos físicos relacionados con el clima".

Ese es el lado del riesgo, pero también hay empresas que están ayudando a resolver la crisis. Cat Berro afirma: "Prevemos que habrá dos tipos de ganadores: en primer lugar, las empresas que crean directa e indirectamente soluciones para la protección de la biodiversidad y, en segundo lugar, las empresas que tienen en cuenta el riesgo de la biodiversidad para protegerse y desarrollar una política de biodiversidad adecuada".

"En el primer grupo -los que crean soluciones- destacamos cuatro subsectores: las empresas responsables de reducir la contaminación; las que se dedican al suministro de energía limpia; las empresas de transporte que ayudan a la transición hacia alternativas más limpias; y las que trabajan por una pesca y una agricultura sostenibles". Destaca empresas de gestión de residuos como Republic Services y el líder en envases sostenibles Mondi. El grupo de aerogeneradores Vestas y el de soluciones fotovoltaicas First Solar también podrían beneficiarse. 

 

Agricultura de precisión

Stuart Forbes, cofundador de Rize ETF, afirma que la revolución impulsada por los consumidores en los alimentos de origen vegetal también presenta una serie de nuevas oportunidades de inversión para los inversores ecológicos. Y añade: "El valor del mercado de la carne de origen vegetal está ahora en camino de aumentar de 10.100 millones de dólares en 2018 a 30.920 millones en 2026. Y a medida que esto ocurra, cada vez más de estas empresas privadas saldrán a bolsa".

La agricultura de precisión -o "agricultura 4.0", como a veces se la denomina- es otra área de oportunidades, afirma: "A medida que se intensifica la necesidad de producir cultivos de forma más barata y eficiente, la industria de la agricultura de precisión está empezando a despegar. Hasta ahora, la agricultura era la última gran industria en ser penetrada por la tecnología. Ahora, las tecnologías avanzadas, como la robótica, los sensores, el software y las imágenes aéreas y por satélite, se están combinando con el big data y las soluciones basadas en la nube para permitir una mayor precisión y automatización (y, por tanto, una mayor eficiencia de los recursos) dentro del proceso agrícola."

A medida que el análisis del cambio climático se populariza, la biodiversidad puede ser la próxima frontera. Está llamando la atención de los responsables políticos y los reguladores, mientras que los inversores empiezan a darse cuenta de que representa un riesgo importante para la sostenibilidad de las empresas. Sin embargo, podría suponer verdaderas oportunidades para las empresas que dispongan de las herramientas necesarias para abordar el problema.

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Morningstar  

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings