Actualmente estamos experimentando dificultades intermitentes durante el registro de usuarios. Agradecemos su paciencia mientras resolvemos el problema.

ETF de bonos chinos

China suele considerarse un destino para los inversores de crecimiento, pero podría ser también una opción para los que buscan una renta.

Jose Garcia Zarate 01/02/2021
Facebook Twitter LinkedIn

Yuan

Uno de los principales atractivos de la inversión en bonos es el flujo constante de ingresos. Sin embargo, en estos días de tipos de interés ultrabajos, ese flujo se ha agotado.

No es de extrañar, pues, que muchos inversores busquen endimiento en otros lugares, y los bonos chinos están demostrando ser un firme favorito. Los ETFs de bonos gubernamentales chinos denominados en yuanes atrajeron 4.700 millones de euros de entradas en 2020 y el ETF iShares CNY Bond fue el ETF de renta fija más rentable del año.

 

¿Por qué invertir en bonos chinos?

No es difícil entender el atractivo de los bonos chinos. El rendimiento de un bono del Tesoro chino a 10 años se sitúa actualmente en el 3,2%, frente a rendimientos nulos o negativos para los bonos de la Eurozona. Además, la calificación crediticia de los bonos del Estado chinos es superior a la de muchos países desarrollados, con una calificación de A+.

Mientras que la mayoría de las economías, tanto desarrolladas como emergentes, siguen lidiando con las fuerzas de la recesión, China ha protagonizado un notable repunte desde las profundidades de la crisis de Covid-19. El PIB chino creció un 6,5% interanual en el cuarto trimestre de 2020, encadenando tres trimestres consecutivos de crecimiento para revertir por completo los daños del primer trimestre, cuando su economía entró en hibernación.

En conjunto, en 2020 el PIB de China creció un 2,3%. Puede que esta haya sido la tasa de crecimiento anual más débil de las últimas cuatro décadas, pero no obstante muestra la resistencia de la economía china y su estatus especial dentro de la cohorte de economías de mercado emergentes.

La solidez de la economía china respalda su moneda local, el yuan. Esto ayuda a abordar uno de los principales riesgos cuando se invierte en bonos denominados en una moneda extranjera: que los mayores rendimientos de los bonos se erosionan cuando cambiamos los ingresos a nuestra moneda nacional. De hecho, esta fue una razón clave por la que los inversores se deshicieron del dinero de los ETF de bonos de mercados emergentes de varios países en 2020.  

El ETF iShares China CNY Bond obtuvo una rentabilidad del 9,5% en 2020 en USD. Por el contrario, el ETF iShares JPMorgan Emerging Market Local Government Bond, que proporciona exposición a una cesta de bonos gubernamentales en moneda local de múltiples países, rindió un 1,8% en términos de USD.

La exposición a China en este ETF es del 8%, pero los rendimientos positivos de esa parte de la cesta se vieron ampliamente compensados por las pérdidas de muchos otros países que componen el índice. Como muestra el siguiente gráfico, en 2020 el ETF de bonos chinos también obtuvo una mayor rentabilidad que el ETF de bonos de mercados emergentes de varios países en moneda fuerte.

 

Performance China ETFs 2020

 

La apertura del mercado de bonos chinos onshore a los inversores internacionales ha hecho que se lancen más fondos que ofrecen exposición a estos activos, ya sea a través de fondos de bonos de mercados emergentes más amplios o de aquellos centrados únicamente en el mercado de bonos chinos onshore.

El ETF iShares China CNY Bond no se lanzó hasta julio de 2019, pero ya ha acumulado más de 6.000 millones de dólares en activos y se sitúa como uno de los mayores ETF de bonos de Europa. Sigue el índice Bloomberg Barclays China Treasury and Policy Bank Bond Index, proporcionando una exposición del 100% a los bonos con grado de inversión emitidos por el Tesoro chino y los tres bancos públicos: El Banco de Desarrollo de China, el Banco de Desarrollo Agrícola de China y el Banco de Exportación e Importación de China.

En la actualidad, la cartera del ETF está dividida al 50% entre bonos del Tesoro y bonos de los bancos públicos, y alrededor del 10% de los bonos tienen un vencimiento superior a 10 años. Tiene un coste del 0,35%.

La gama de ETFs de bonos chinos onshore aumentó en 2020 con la incorporación de tres nuevos productos de UBS, el especialista en ETFs chinos KraneShares y L&G.

 

China Bond ETFs

 

El ETF UBS JPMorgan CNY China Government 1-10 Year Bond limita la exposición a los bonos de los bancos públicos al 20% y sólo incluye bonos con vencimiento hasta 10 años. Tiene un coste del 0,33%.

Mientras tanto, el ETF de L&G añade un sesgo ESG, siguiendo un índice que aplica una puntuación y una selección ESG para inclinarse hacia los emisores mejor clasificados en los criterios ESG e infraponderar a los que están peor clasificados. La exposición a cada uno de los emisores de bancos públicos tiene un límite del 19% y el coste es del 0,30%.

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Jose Garcia Zarate  is an ETF analyst with Morningstar UK.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings