Mi cartera personal: vigilando el sector financiero

De todos los sectores que vigilo hay uno al que dedico especial atención, el financiero.

Fernando Luque 06/05/2020
Facebook Twitter LinkedIn

Nota: Este artículo no constituye una recomendación de compra o de venta de los productos mencionados. No soy asesor financiero. Las ideas mencionadas son ideas personales y no tienen por qué coincidir con la opinión de Morningstar.

 

Como inversor siempre me pregunto en qué momento me habré equivocado con mis decisiones o en qué momento me demostrará el mercado que tengo que cambiar de estrategia. Algunos dirán que me estoy equivocando ahora mismo por no estar invertido en renta variable, por no haber reaccionado a la tremenda inyección de dinero por parte de la Reserva Federal. Sí. Me he perdido una parte importante del rebote. Pero, de momento, mantengo el escenario que planteé hace unos días, es decir, que creo que volveremos a probar los mínimos del mes de marzo. ¿Y si el mercado sigue subiendo, ¿cuándo sabré que me he equivocado?

Se lo explico gráficamente retomando el gráfico que publiqué recientemente comparando la situación actual con la del 29 (una vez más insisto en que no quiero decir con eso que creo que el mercado va a caer un 80% como ocurrió en aquella época, pero sí creo que la estructura puede ser comparable). Tendré muchas dudas sobre mi escenario si, por ejemplo, los precios se sitúan claramente por encima del nivel de resistencia que alcanzó el mercado antes de subir a máximos históricos (la línea roja).  

 

Paralelismo 1929

 

Evidentemente no tengo ninguna certeza de que mi escenario vaya a cumplirse. Incluso, me he preguntado en varias ocasiones si el mínimo que vimos en marzo no es el punto de inflexión de un nuevo mercado alcista. ¿Qué debería ver en el mercado para que esta idea cobrara fuerza?

Me gusta analizar, por ejemplo, cómo se están comportando los distintos sectores, ver cuáles muestran más fortaleza o más debilidad. Muchos (y yo también) centran su mirada en los sectores de tecnología y de salud, pero hay uno al que le dedico especial atención: el sector financiero. ¿Porqué? Porque de alguna manera todas las crisis son financieras, todas afectan en mayor o menor medida al ciclo del crédito y de la deuda. El dinero es, al fin y al cabo, lo que mueve la economía.

En las 2 últimas crisis (la del 2002 y la del 2008), el sector financiero tuvo un protagonismo destacado, especialmente en el momento de la salida de las crisis. En ambos casos, el sector se mostró mucho más fuerte que el mercado en su conjunto. Y tiene su lógica. Si tenemos que salir de la crisis, será de la mano de un sector financiero más fuerte. No olvidemos que el sector financiero es un sector cíclico. Por supuesto, no es el único sector que ha batido al mercado en las salidas de las crisis, pero en las dos últimas siempre lo ha hecho (tanto en Estados Unidos como en Europa) como vemos en las ilustraciones adjuntas (el sector financiero aparece en verde y el mercado en su conjunto en rojo).

 

Salida Crisis Finanzas EEUU

 

Salida Crisis Finanzas Europa

 

¿Y qué está ocurriendo ahora mismo? Pues lo que vemos es que el sector financiero no ha salido de los mínimos del mes de marzo con la misma fortaleza que lo hizo en 2003 o 2009.

 

Salida Crisis 2020 Finanzas

 

¿Significa esto que vamos a revisitar esos mínimos de marzo? No necesariamente. No tengo ninguna bola de cristal. Para mi, es simplemente una señal más que puede confirmar o negar mi escenario de inversión.

 

 

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings