Invertir en el cambio climático

Los inversores tienen acceso a un número creciente de opciones.

Hortense Bioy, CFA 20/04/2020
Facebook Twitter LinkedIn

Esta semana se celebra el Día Mundial de la Tierra. Desde esta página intentaremos colaborar publicando un artículo relacionado con la temática de la sostenibilidad.

 

Si hay una lección que la pandemia del coronavirus ha enseñado a los inversores es que la economía mundial puede ser detenida repentinamente por un acontecimiento imprevisto a gran escala. Se puede establecer un paralelismo con el cambio climático, que ahora se reconoce ampliamente como un importante riesgo sistémico que afectará a la economía mundial. Y las carteras financieras pueden verse afectadas en formas que aún no podemos imaginar o predecir plenamente.

Es posible que el cambio climático se haya convertido en el principal problema de sostenibilidad para las carteras. Los inversores son cada vez más conscientes de que una mayor variabilidad climática y una mayor frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos podrían tener un impacto significativo en las empresas.

También reconocen que el mundo necesita pasar de una economía basada en los combustibles fósiles a una economía con bajas emisiones de carbono lo antes posible. Los reguladores, la tecnología y los consumidores desempeñarán un papel en este cambio de paradigma. Esto, a su vez, crea riesgos y oportunidades tangibles para los inversores.

Durante este periodo de transición, habrá ganadores y perdedores. Los ganadores serán las empresas que innoven y se adapten con éxito a un mundo más verde. Los perdedores serán los que no evolucionen y terminen con activos varados y modelos de negocio anticuados.

Los gestores de activos han respondido a esta nueva dinámica lanzando una ola de fondos sensibles al clima y ajustando las estrategias existentes para incorporar objetivos de cambio climático, como una menor huella de carbono, una menor exposición a los combustibles fósiles y una mayor exposición a las oportunidades de energía renovable.

Los fondos sensibles al clima representan una amplia gama de enfoques para satisfacer las necesidades y preferencias de los inversores.

Hemos iIdentificado 405 fondos y ETFs en Europa con un objetivo relacionado con el clima. A finales del primer trimestre de este año, cerca de 60.000 millones de euros de activos se mantenían en fondos con conciencia climática en Europa. En los últimos dos años hemos visto un aumento sustancial en el número de fondos sensibles al clima. En 2019, 76 nuevas ofertas han llegado al mercado, después de 67 nuevos lanzamientos en 2018. Además, muchas de las ofertas convencionales existentes y fondos sostenibles han cambiado su mandato para centrarse en el tema del clima o han añadido criterios específicos relacionados con el clima a su política de inversión.

 

Climate Funds 1March 2020

 

Los fondos que tienen en cuenta el clima se centran en evitar el riesgo de carbono o en promover la transición y pueden ser agrupados en seis tipos: Low Carbon, Ex-Fossil Fuel, Climate Conscious, Climate Solutions, Green Bond y Clean Energy/Tech.

Estos 6 grupos representan una amplia gama de enfoques que tienen por objeto abordar diferentes objetivos climáticos y de inversión. Por ejemplo, las estrategias de bajas emisiones de carbono y de combustibles sin fósiles pueden resultar más atractivas para los inversores preocupados por el riesgo climático que deseen descarbonizar sus carteras, mientras que los fondos de soluciones climáticas y de energía/tecnología limpia representan opciones más atractivas para los inversores que buscan aprovechar las oportunidades creadas por la transición a una economía de bajas emisiones de carbono.

Los fondos sensibles al clima cumplen en gran medida sus promesas. Por ejemplo, en relación con su índice de referencia, prácticamente todos los fondos de baja emisión de carbono proporcionan acceso a empresas con menor intensidad de carbono, mientras que los fondos de soluciones climáticas y de energía y tecnología limpias obtienen una alta puntuación en soluciones de carbono.

Pero también hay sorpresas. Por ejemplo, sólo el 40% de los fondos de “Ex-Fossil Fuel” están libres de combustibles fósiles. Esto se debe a las diferentes definiciones de las exclusiones de los combustibles fósiles. Por otro lado, muchos fondos de Soluciones de Carbono y Energía Limpia/Tecnología llevan algunos de los más altos riesgos de carbono. Además de las empresas que se centran en proporcionar soluciones ecológicas, estos fondos también invierten en empresas en transición que operan en sectores de alto consumo de carbono, como los servicios públicos, la energía y la industria, y que están desarrollando soluciones para ayudar a reducir sus emisiones de carbono y las de otros.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Hortense Bioy, CFA

Hortense Bioy, CFA  is director of passive fund research in Europe.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings