En tiempos inciertos, la humildad es crucial

Gran parte del mundo de las inversiones se basa en conjeturas; cuanto antes nos demos cuenta de eso, mejor.

Christine Benz 11/03/2020
Facebook Twitter LinkedIn

Como el mercado ha estado últimamente preocupado por el impacto económico del coronavirus, los expertos han estado planteando opiniones opuestas sobre qué hacer con él.

Algunos, como el asesor económico de Trump, Lawrence Kudlow, han afirmado que es una oportunidad de compra para los inversores a largo plazo. Otros advierten que lo peor está por venir.

La respuesta correcta, por supuesto, sólo se sabrá a posteriori. Pero eso no impide que muchos especialistas hagan estos pronunciamientos con un aire de certeza, como si realmente supieran lo que va a suceder. Los pronósticos del mercado son lo suficientemente difíciles de hacer durante largos períodos de tiempo, como los próximos 10 años, pero casi imposibles a muy corto plazo.

Por supuesto, la arrogancia no es el dominio exclusivo de los profesionales financieros; muchos individuos se dedican a hacer pronósticos seguros sobre asuntos inciertos, también. Dondequiera que uno se dirija, parece que se encuentra con una sorprendente cantidad de confianza en asuntos que son inciertos en el mejor de los casos.

¿Está su humildad a la altura de la incertidumbre?

Eso me ha hecho pensar que debería haber algún tipo de puntuación de incertidumbre/humildad para varios trabajos financieros que podríamos hacer o decisiones que tomamos. Cuanto más alta sea la incertidumbre, más humildad deberíamos aplicar... y más margen de maniobra deberíamos aplicar a nuestros planes. Cuanto menor sea la incertidumbre del trabajo, o de la decisión, más confianza podemos tener en nuestro enfoque.

Fijar la tasa de rescate para la jubilación es el ejemplo de un trabajo financiero donde los factores desconocidos son muchos. No conoce su horizonte de temporal (cuánto tiempo vivirá). Tampoco sabe qué rendimiento tendrá su cartera en su horizonte de tiempo particular, o si incurrirá en algunos costes imprevistos más adelante. Esta confusión de incertidumbres sugiere que es prudente ser muy humilde a la hora de establecer la tasa de rescate, y estar abierto a revisar los datos de forma continua, porque las cosas pueden no salir como las planeó.

En el otro extremo del espectro están las cuestiones en las que el rango de resultados es extremadamente limitado o incluso garantizado. El pago de la deuda es un buen ejemplo. Teniendo en cuenta los bajos tipos de interés actuales, puede estar seguro de que el pago anticipado de la deuda es la inversión garantizada de mayor retorno que puede hacer. Puede atacar sus deudas con un paso arrogante; no necesita ser humilde. La baja incertidumbre requiere poca humildad.

Una larga lista de incertidumbres

Sin embargo, cuando se piensa en ello, la lista de factores inciertos relacionados con la planificación financiera empequeñece la lista de elementos con un mayor grado de certeza. Es de esperar. No sólo no está garantizado el rendimiento, sino que muchas otras variables que afectan al éxito o al fracaso de un plan pueden variar: el horizonte temporal hasta la jubilación y durante ésta, la fiscalidad, la inflación, etcétera.

 

Dividiría los factores inciertos en dos campos: los externos y los que son personales/dependientes de su propia situación.

 

A nivel externo, los factores inciertos incluyen:

 

  • Las rentabilidades de los activos a largo plazo
  • La rentabilidad dentro de cada clase de activos (large vs small, value vs growth, etc)
  • Las fluctuaciones de las divisas
  • La inflación
  • La fiscalidad

 

Mientras tanto, los factores de incertidumbre a nivel personal incluyen:

 

  • La cantidad que puede contribuir a su objetivo (podría ser menor de lo que esperaba debido a la interrupción de los ingresos, el cambio en los ingresos o el aumento de los gastos de subsistencia)
  • El horizonte de tiempo para su objetivo (puede que se vea obligado a utilizar su dinero antes de lo que esperaba)
  • Duración de las metas multianuales (podría tomarle a su hijo más de cuatro años obtener un título universitario; podría vivir hasta los 107 años)
  • Su capacidad para seguir con su plan debido a las caídas de los mercados
  • Su situación fiscal personal
  • Grandes gastos imprevistos antes o durante la jubilación, incluidos los gastos de cuidado a largo plazo no asegurados

 

Lo que significa para usted

Así que su plan se puede ver afectado irremediablemente por variables inciertas que están en su mayoría o totalmente fuera de su control. Puede ser suficiente para que quiera meter su dinero en el banco. Pero el hecho es que debe estar dispuesto a tolerar cierta incertidumbre - y de hecho el riesgo - en su plan si quiere superar la tasa de inflación. Con el tiempo, los activos de mayor riesgo, es decir, las acciones, han rentado mucho más que los activos garantizados y de bajo riesgo, y es razonable suponer que ese patrón también se mantendrá en el futuro. 

También hay que recordar que se toman pequeños riesgos calculados en muchos otros aspectos de la vida durante todo el día, cuando se sale de casa sin paraguas, se aventura en la autopista en un coche o cuando acepta un nuevo trabajo. Las cosas podrían salir mal, pero tolerar la incertidumbre y el riesgo - tanto mayor como menor - es la forma de hacer las cosas y progresar.

Es lo mismo para su plan financiero. La clave es pensar en cuánta incertidumbre subyace en un nivel o tarea financiera determinada. Si hay muchas variables inciertas, su trabajo es asegurarse de que su plan pueda seguir funcionando, aunque esas variables no se desarrollen como usted espera. Aquí hay algunas ideas para ayudarle a hacerlo.

 

Concéntrese en lo conocido. La lista de variables inciertas que podrían afectar a su plan es desconcertantemente larga. Por eso es importante enfocar sus energías en la lista más corta de variables que realmente puede controlar. Aumentar sus aportaciones de inversión puede ayudarle mucho a compensar los deslucidos rendimientos de las inversiones y proporcionar tranquilidad en tiempos de volatilidad. Lo mismo ocurre con la reducción de todos los costes relacionados con la inversión. El pago de la deuda también entra dentro de esta lista.

Busca la humildad en su asesor financiero. Si está pensando contratar un asesor financiero (o si ya tiene uno), ¿reconoce que hay muchas cosas que no podría saber? ¿Incluye el plan recomendado adaptaciones en caso de que algo no salga según lo planeado (como por ejemplo, si las acciones pierden dinero durante un período prolongado, o si usted o su cónyuge pierde su trabajo prematuramente)?

Tengan cuidado con las decisiones costosas cuando la incertidumbre es alta y cuando la desventaja de estar equivocado también es alta. Hay muchas decisiones financieras que todos tomamos cuando la incertidumbre es alta, pero con un riesgo bastante bajo. Por ejemplo, digamos que un hombre de 30 años modifica su cartera de inversión a largo plazo, dedicando un 5% a un fondo de mercados emergentes. Esta decisión podría no ser acertada, pero una apuesta tan pequeña en variables inciertas es poco probable que haga o rompa su plan; su tasa de ahorro y el hecho de asumir el riesgo correcto serán los principales determinantes de su éxito o fracaso. Por otra parte, digamos que espera que se produzca un desplome del mercado en los próximos meses, decide traspasar toda su cartera a un fondo monetario y lo deja allí para los próximos años. En este caso, apostar mal en variables inciertas tiene un coste potencial mayor para el éxito de su plan que hacer una apuesta menor. Tenga mucho cuidado con las grandes decisiones en las que el resultado es incierto y la desventaja de equivocarse es alta.

Esté abierto a correcciones.  Si uno se embarca en un trabajo o en una decisión con un alto grado de incertidumbre, es importante corregir el rumbo según lo dicte la situación. Por ejemplo, puede tomar una tasa de rescate inicial del 4% de su cartera de jubilación, pero si su cartera se desploma al año siguiente, es prudente reducir sus gastos. Es importante tener un plan, pero cuando se trata de variables inciertas, la flexibilidad es clave.

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Christine Benz  is Morningstar's director of personal finance and author of 30-Minute Money Solutions: A Step-by-Step Guide to Managing Your Finances and the Morningstar Guide to Mutual Funds: 5-Star Strategies for Success. Follow Christine on Twitter: @christine_benz and on Facebook.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings