¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

Ventajas e inconvenientes de invertir en oro

¿Podría el oro añadir algo de brillo a su cartera esta Navidad? Analizamos los pros y los contras de invertir en el metal precioso

Morningstar 25/12/2019

 

El oro ha tenido un buen año 2019, alcanzando un máximo de seis años en el verano, beneficiándose de factores como un dólar más débil, la tensión entre EE.UU. e Irán, los temores de crecimiento mundial y un giro en los bancos centrales mundiales.

El precio de la onza de oro saltó por encima de los 1.300 dólares en enero, superando los 1.500 dólares en julio, nivel donde se ha mantenido estable desde los niveles observados por última vez en 2013. El aumento del precio del oro ha impulsado las rentabilidades de los fondos y ETFs centrados en el oro, que han tenido un comportamiento muy inferior al del resto de los mercados de valores en los últimos años.

La debilidad del dólar también puede contribuido a impulsar el argumento a favor de las materias primas basadas en el dólar, como el oro y el petróleo, cuyo precio también ha aumentado en las últimas semanas. Se espera que la Reserva Federal, tras haber subido los tipos de interés cuatro veces en 2018, reduzca ahora los tipos, lo que ha ejercido presión sobre el dólar tras la fuerte trayectoria seguida desde la elección del presidente Trump.

Con el oro de nuevo en primera plana de los periódicos, aprovechamos la oportunidad para examinar por qué históricamente los inversores han comprado oro, algunos pros y contras, y cómo conseguir exposición al metal amarillo.

 

Pros y Contras

El oro tiene muchas utilidades, incluyendo la joyería, la electrónica, la odontología, la medicina y otros usos industriales - y por supuesto la inversión. La joyería es la mayor fuente individual de demanda, según el director de análisis de materiales básicos de Morningstar, Kristoffer Inton, seguido por los propósitos de inversión, incluyendo onzas y monedas, compras por parte de los bancos centrales y fondos cotizados en bolsa.

El director de inversiones de Morningstar Investment Management para la región EMEA, Dan Kemp, afirma que la inversión en oro sigue siendo una de las exposiciones más polémicas para un inversor, ya que se trata, posiblemente, de una inversión que se dice que está alimentada por tres temas persuasivos:

 

-        el temor a una crisis económica o a un brote de inflación que alimente la demanda pública;

-        un cambio en la composición de los activos de los fondos soberanos, como la demanda de China, para diversificar sus participaciones; y

-        los rendimientos negativos de los bonos que pierden su atractivo como cobertura efectiva contra la renta variable.

 

Ya sea como cobertura contra el aumento de la tensión en Oriente Medio, la incertidumbre sobre la dirección de la economía mundial o los crecientes temores sobre la escalada de las tensiones entre Estados Unidos y China, los inversores suelen recurrir al oro como una clase de activo "seguro".

 

¿Qué es un "activo seguro"?

Una catástrofe económica como la crisis financiera mundial también hace que los inversores actúen para proteger sus activos. Morningstar clasifica un activo como refugio seguro si mantiene, o incluso aumenta, su valor durante periodos de incertidumbre y recesión económica y de mercado. El activo debe preservar el capital, soportar la volatilidad del mercado y proporcionar diversificación a una cartera.

El oro, que es un activo virtualmente permanente, sin una erosión significativa de la calidad a lo largo del tiempo, podría considerarse un refugio seguro.

Para evaluar la viabilidad del oro como un refugio seguro, Inton primero observó la tendencia de los precios del oro frente a la economía de los Estados Unidos. "Observando los cambios en el precio real del oro y el crecimiento del PIB real trimestre tras trimestre desde 1990, vemos que los cambios en el precio del oro mantienen una relación débil con el crecimiento del PIB de los Estados Unidos. Creemos que esto proporciona evidencia de que el oro es una cobertura decente para los ciclos económicos estadounidenses".

A continuación, analizó la tendencia del precio del oro ha tendido frente a los mercados de valores. "Observando los cambios en el precio del oro y en el S&P 500 trimestre tras trimestre desde el año 2000, creemos que la débil relación del precio del oro con el S&P 500 proporciona evidencia de que el oro es una cobertura decente para los mercados de valores", concluye Inton.

"Establecimos que los propósitos funcionales del oro, incluyendo los propósitos de inversión que incluyen la viabilidad de un refugio seguro, deberían ser sostenibles a largo plazo".

 

Débil cobertura contra el dólar

Históricamente, el oro ha servido de cobertura contra un dólar estadounidense en descenso y una inflación en aumento. Como escribe Kemp: "El precio del oro a menudo se mueve en dirección opuesta al dólar estadounidense, lo que refleja el hecho de que muchos consideran el metal amarillo como una moneda alternativa".

Para evaluar la capacidad del oro para cubrirse contra el dólar americano, Inton analizó la tendencia de los precios del oro contra el índice real del dólar de los EE.UU. ponderado por el comercio.

 

"Durante la caída masiva del valor del dólar estadounidense de 2002 a 2011, los precios reales del oro subieron más del 600%, de 250 dólares por onza a 1.500 dólares por onza", dice. "De manera similar, un aumento en el valor del dólar estadounidense después de 2011 vio los precios reales del oro caer más del 30% a casi 1.000 dólares por onza. Dada la aparente correlación negativa, el oro parece ser una cobertura decente contra el dólar estadounidense".

Inton añade que la relación histórica entre los precios del oro y el valor del dólar estadounidense muestra alguna evidencia de que el oro proporciona una cobertura "decente" al dólar estadounidense, pero no es definitiva.

"Si bien el oro no es una cobertura perfecta, hay algunas pruebas empíricas de que proporciona una cobertura contra el dólar de EE.UU.. Sin embargo, somos reacios a declarar cualquier tipo de relación directa o causal. "Sospechamos que en lugar de que el dólar estadounidense afecte al precio del oro, la relación es en realidad el resultado de la influencia de factores macroeconómicos como la inflación y las tasas de interés".

Para los inversores que buscan activos que produzcan ingresos, el oro no es una opción de inversión viable ya que no paga ningún rendimiento.

 

¿Lingotes o ETFs?

Los inversores que decidan comprar oro físico pueden necesitar alquilar una caja de seguridad para almacenar el producto físico. Invertir en oro no significa que usted tenga que invertir en el producto físico. Los inversores pueden acceder al oro a través de fondos negociados en bolsa o comprando acciones de minas de oro.

La manera más obvia, pero posiblemente la más intensiva en tiempo, es comprar y mantener el oro físico. Esconderlo bajo el colchón es una manera de almacenarlo, pero probablemente no la más segura. Los inversores tendrán que organizar un almacenamiento seguro, que por supuesto viene con sus propios costes asociados.

Podría decirse que la forma más directa de obtener exposición al oro es a través de un fondo cotizado en bolsa o ETF. En un ETF de oro físico, los fondos toman el dinero de los inversores e invierten directamente en la materia prima subyacente.

Por ejemplo, el iShares Physical Gold está respaldado por lingotes de oro real en poder del custodio, JPMorgan, pero el inversor no toma realmente la entrega del oro. Como este y otros ETFs de oro cotizan en dólares, un inversor español está expuesto al riesgo de divisas.

 

 

Céntrese en los fundamentales

Kemp de Morningstar es escéptico sobre el valor del oro a largo plazo para un inversor. "Como estas materias primas no tienen valor intrínseco, las rentabilidades se rigen por el equilibrio de la demanda y la oferta junto con el grado de especulación presente en el mercado", dice.

"Todos estos factores son extremadamente difíciles de predecir y, en consecuencia, la inversión en este ámbito tiene una baja probabilidad de éxito".

Kemp destaca que, en lugar de dedicarse a la especulación, Morningstar se centra en los fundamentales, lo que significa que nuestro análisis está impulsado puramente por la valoración. "Esto significa que nuestro análisis del ciclo de las materias primas está puramente orientado a la valoración y conduce a una preferencia por los activos que están infravalorados en relación con una estimación conservadora del flujo de caja que generan.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

ETIQUETAS
ORO

Sobre el Autor

Morningstar  

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies