¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

Los asesores financieros y la sostenibilidad

Los asesores necesitan hablar sobre sostenibilidad con sus clientes ya que la temática ESG se está convirtiendo en una corriente principal.

Hortense Bioy, CFA 17/10/2019

 

El mundo actual se enfrenta a retos de sostenibilidad sin precedentes: cambio climático, escasez de recursos naturales, desigualdad y populismo. Las empresas también se enfrentan a estos retos y eso significa que los inversores también tienen que pensar en ellos.

Cada vez más inversores y gestores de activos incorporan la sostenibilidad en sus decisiones de inversión. Ahora hay más de 30 billones de dólares de activos en inversiones sostenibles en todo el mundo y esperamos que este número siga creciendo. La inversión sostenible ha crecido significativamente en la última década y se está convirtiendo en algo habitual.

No sólo los inversores profesionales están interesados en la inversión sostenible, sino también los pequeños inversores. La gente está cambiando su comportamiento como consumidores, recurriendo a ofertas más sostenibles en todos los sectores, y las inversiones no son una excepción.

Una encuesta reciente realizada por Allianz reveló que el 75% de los encuestados de toda Europa declararon estar interesados en las inversiones sostenibles. Alrededor del 83% de los encuestados en el Reino Unido dicen que están muy interesados en la sostenibilidad en general y el 70% dice que invertiría en fondos con objetivos de sostenibilidad.

A pesar de ello, sólo el 20% de los inversores han discutido el tema con su asesor, y sólo el 26% de ellos dijeron que se les había ofrecido una inversión sostenible después de plantear el tema con su asesor. Por lo tanto, existe realmente una brecha entre el interés y la acción.

Los beneficios del ESG

Esto podría cambiar muy rápidamente con la nueva regulación de la UE que entrará en vigor a finales de 2020 - El Plan de Acción de la UE sobre Finanzas Sostenibles requiere que los asesores evalúen las preferencias de sostenibilidad de sus clientes. Eso significa que los asesores tendrán que empezar a documentar cómo evalúan las preferencias de sostenibilidad de sus clientes.

Existen claros beneficios para los asesores que incorporan la sostenibilidad en su práctica. La sostenibilidad es sin duda una oportunidad para atraer y retener a los clientes, especialmente a las mujeres y a la generación más joven, donde la demanda es mayor. Esto es particularmente relevante en el contexto de la sucesión, donde, según las encuestas, el 70% de las mujeres cambian de asesor después de la muerte de su marido, y el 90% de los hijos cambian de asesor después de la muerte de ambos padres.

Y más allá del caso específico de las sucesiones, hablar con sus clientes sobre la sostenibilidad podría ser una forma de conectarse con ellos a un nivel más profundo y, en algunos casos, ayudarles a sentirse mejor consigo mismos y con sus inversiones.

Esto es particularmente importante porque no sólo las mujeres y los milenials están interesados en las inversiones sostenibles. Una encuesta realizada entre 1.000 inversores minoristas en Estados Unidos reveló que, si bien las mujeres tenían una preferencia ligeramente mayor por la inversión sostenible que los hombres, la diferencia era pequeña. Lo mismo ocurrió cuando compararon las puntuaciones de preferencias de sostenibilidad de diferentes generaciones: milenials, generación X y baby boomers.

Esto queda claro por el hecho de que vemos que ahora fluye más dinero hacia los fondos sostenibles, lo que atrajo flujos netos récord en los primeros seis meses del año, acercándose a los flujos netos de todo el año 2018. Los activos de los fondos sostenibles crecieron un 20,5% en el primer semestre de este año hasta finales de junio de 2019, frente a un crecimiento de los activos totales de los fondos europeos por debajo del 8%.

 

 

Cómo hablar con los clientes

Sin embargo, todavía existen obstáculos para una adopción más amplia de las inversiones sostenibles, como la terminología, que a muchos les resulta confusa.

La mayor parte del lenguaje - socialmente consciente, ético, ecológico, verde, ESG, ISR - puede utilizarse de forma más o menos intercambiable, por lo que cuando los asesores hablan con los clientes, puede ser mejor elegir un término con el que se sientan más cómodos y con el que crean que resuene mejor con los clientes, y tener claro lo que quieren decir con ello.

Otro desafío es el mito persistente de que existe un equilibrio entre ESG y rentabilidad. Esto es algo que seguimos escuchando a pesar del creciente número de investigaciones que demuestran que existe un vínculo positivo entre las consideraciones materiales del ESG y el rendimiento financiero de la empresa. Esto no significa necesariamente que una estrategia ESG le dará un rendimiento superior, porque eso dependerá de la habilidad del gestor del fondo, pero tampoco es un factor disuasorio para la rentabilidad.

Otro mito común que escuchamos es que no hay suficientes opciones. Pero ahora hay más de 2.250 fondos sostenibles disponibles para los inversores europeos. Más de 300 nuevos fondos sostenibles que salieron al mercado el año pasado y, aunque los fondos de renta variable son los que ofrecen más opciones, estos fondos abarcan todas las principales clases de activos.

 

 

Al considerar cómo implementar la temática ESG en las carteras, primero necesita saber cuál es la posición de sus clientes sobre el tema. Es posible que algunos ya estén bien informados y sepan exactamente lo que quieren. Otros pueden no saber nada acerca de la inversión sostenible y necesitar asesoramiento sobre si adoptar este enfoque. Para estos clientes, es posible que tenga que dedicar más tiempo a explorar qué es lo que motiva sus intereses y a educarles sobre el abanico de posibilidades.

Los fondos que pueden ser adecuados para una cartera dependen de lo que los inversores intenten conseguir. Hay que diferenciar fondos sostenibles de los fondos de impacto. Los fondos sostenibles o ESG, por ejemplo, son los que se inclinan hacia las empresas con perfiles de ESG más altos; algunos excluyen a las empresas con perfiles de sostenibilidad bajos y a las empresas de sectores polémicos, como el tabaco y las armas polémicas. Los fondos de impacto, por su parte, tienen como objetivo generar un impacto social o ambiental positivo junto con los beneficios financieros. A menudo se centran en temas específicos, como las bajas emisiones de carbono, la diversidad de género o los bonos verdes.

Por último, hay ofertas sostenibles que se centran en actividades que participan en la economía verde, como la energía renovable, los servicios medioambientales, la infraestructura hidráulica y los inmuebles ecológicos. Los fondos convencionales también pueden ser adecuados a medida que más gestores de activos integran el ESG en sus procesos de inversión estándar y se comprometen activamente con las empresas de sus carteras para mejorar sus prácticas de negocio.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Títulos Mencionados en el Artículo

Nombre TítuloPrecioCambio (%)Rating Morningstar
BP PLC508,90 GBX0,51

Sobre el Autor

Hortense Bioy, CFA

Hortense Bioy, CFA  is director of passive fund research in Europe.

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies