¿Cómo hacer que su bebé se jubile millonario? (3)

Si incrementamos las aportaciones anuales con la inflación, el esfuerzo financiero para conseguir el objetivo se reduce sustancialmente.

Fernando Luque 25/09/2018
Facebook Twitter LinkedIn

En esta tercera entrega (podéis leer la primera aquí y la segunda aquí) quiero demostrar que el esfuerzo financiero que supone para unos padres de familia dedicar una parte de sus recursos para la jubilación de su hijo es, en realidad, mucho menor de lo que uno supone.

En el primer artículo calculé que invirtiendo unos 3.500 euros al año durante 65 años, con una rentabilidad anualizada del 6%, uno podía conseguir un capital de 1 millón de euros. Para estos cálculos había supuesto una inflación del 2% anual con el fin de que el capital obtenido fuese el equivalente de 1 millón de euros de hoy en día.

Pero ese ajuste de inflación también hay que aplicarlo a las aportaciones. Quiero decir con ello que aportar 3.500 euros hoy no es lo mismo que aportar 3.500 euros dentro de 20 años (se supone que debido a la inflación esos 3.500 euros dentro de 20 años valen menos que los 3,500 euros de hoy en día).

Supongamos que usted ha decidido ahorrar, cada año, un determinado porcentaje de su sueldo para que su bebé sea millonario cuando se jubile. Supongamos también que su sueldo se revaloriza cada año un 2% (al mismo ritmo que la inflación).

La pregunta es: ¿cuál es el esfuerzo financiero que debe hacer para cumplir ese sueño?, o dicho de otra manera, ¿qué porcentaje de su sueldo neto anual debe invertir (con una rentabilidad del 6% anual) para tener el equivalente de 1 millón de euros al cabo de 65 años?

Si uno se ha quedado con la cifra de 3.500 euros al año del artículo anterior, podría calcular el porcentaje del sueldo neto que debe invertir. Pero si tenemos en cuenta el impacto de la inflación, ese esfuerzo financiero es, en realidad, mucho menor. Basta con invertir cada año el equivalente a 2.200 euros de hoy en día (y no 3.500 euros). El esfuerzo financiero es, por lo tanto, mucho menor del que uno podría suponer. Evidentemente las aportaciones deben incrementarse un 2% cada año.

Y eso que hemos tenido en cuenta una rentabilidad del 6%. Si consiguiéramos una rentabilidad del 7% (nada imposible, por otra parte, como hemos visto), el esfuerzo financiero equivaldría a tan sólo 1.500 euros actuales.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings