Una mala estrategia

Un reciente estudio muestra que elegir fondos sólo en base a la rentabilidad de los últimos tres años no es una buena estrategia

Fernando Luque 18/01/2017

En la industria de fondos de inversión hay una regla tácita que consiste en fijarse en las rentabilidades que ha conseguido el fondo en los últimos tres años para de alguna forma valorar su trayectoria. Si el fondo lo ha hecho bien en ese periodo, entonces es un “buen” fondo; si lo ha hecho mal está descartado. ¿Por qué tres años? Probablemente porque tres años corresponden a 36 meses y con 36 datos el análisis es ya, como dicen los expertos, “estadísticamente significativo” (se considera que utilizar menos de 30 datos es poco significativo).

Pero, ¿es una buena estrategia comprar fondos que lo han hecho bien respecto a sus competidores en los últimos 3 años y descartar los que lo han hecho mal? Un reciente estudio “The Harm in Selecting Funds That Have Recently Outperformed” (pinche aquí para leerlo) realizado en Estados Unidos llega a la conclusión de que no.  

El estudio se realizó desde enero del 94 hasta diciembre del 2015 sobre el universo de fondos activos estadunidenses de renta variable USA. Los investigadores construyeron 3 carteras. La llamada “winner strategy” o “estrategia ganadora” compuesta por los fondos (cada uno tiene el mismo peso) que al principio de cada periodo de 3 años se han situado en el primer décil en función de la rentabilidad ajustada al riesgo. Al final del periodo de 3 años se reconstruye la cartera en base a ese criterio. También se construyó una cartera “median strategy” o “estrategia media” compuesta por los fondos situados entre el percentil 45 y el 55 en función de la rentabilidad ajustada al riesgo. Los investigadores también hicieron una “cartera perdedora” o “loser strategy” que solo invierte en los “peores” fondos (último decil) en términos de rentabilidad ajustada al riesgo.

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies
© Copyright 2020 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookies