Japón entra en recesión: ¿deben preocuparse los inversores?

Japón ha entrado en su séptima recesión en 20 años. ¿Es esto preocupante para los inversores?

Emma Wall 25/11/2015
Facebook Twitter LinkedIn

La economía de Japón se ha reducido por segundo trimestre consecutivo, lo que significa que el país está oficialmente en recesión. La economía se contrajo un 0,2% en los tres meses hasta finales de septiembre, tras un descenso del 0,2% en los tres meses antes de finales de junio.

Aunque se esperaba que hubiera recesión, tras una caída en el gasto de las empresas, es decepcionante, y probablemente implique más estímulos por parte del Banco de Japón.

Michael Stanes, Director de Inversiones de Heartwood Investment Management, comenta que "es probable que el Banco de Japón tome nuevas medidas para tratar de afianzar la actitud más positiva de los consumidores y del sector empresarial. Esperamos un presupuesto adicional en un futuro próximo".

No confunda la economía con la bolsa

Esta es la séptima recesión en Japón en dos décadas; una estadística bastante deprimente. Pero Simon Somerville del fondo Jupiter Japan Income dice que los inversores no deberían preocuparse demasiado.

"Utilizando el crecimiento del PIB para determinar las perspectivas para invertir en Japón es la medida equivocada", dice. "La población está disminuyendo - esto siempre significará un crecimiento lento o nulo. Creo que veremos una octava y una novena recesión en el futuro, pero el mercado de valores también puede subir en estos períodos".

¿Qué esperar de la economía japonesa?

A diferencia de los EE.UU. y del Reino Unido, donde los bancos centrales están finalizando sus estímulos económicos, en Japón aún queda mucho por venir.

Andrew Wells, Director Global de Inversiones de Renta Fija en Fidelity comenta que las fuerzas de bajo crecimiento y desinflación deberían forzar a Japón y la Eurozona a embarcarse en un estímulo adicional en los próximos 12 meses con la intención de estimular los gastos de capital y aumentar la baja inflación.

El Banco de Japón también podría anunciar una nueva ronda de flexibilización cuantitativa ya en diciembre.

Mientras tanto, indica Adrian Lowcock de AXA Wealth, Japón sigue teniendo una valoración atractiva, sobre todo a raíz de las ventas masivas tras preocupaciones sobre la fortaleza del mercado chino durante este verano.

"La reciente temporada de resultados vio más recompras de acciones, una continua presión para reducir las participaciones cruzadas y mejorar el retorno sobre el capital ya que el sector empresarial sigue reestructurándose", dijo.

"Pero las preocupaciones pesan en la región. Como tal preferimos las áreas más defensivas y los sectores domésticos de consumo que los exportadores ".

Stanes concluye: "El Abenomics no está muerto. En el corto plazo el anémico crecimiento mundial está pesando sobre la actividad, pero la dirección sigue siendo positiva y continuamos viendo oportunidades en Japón. "

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Emma Wall  Es Editor para Morningstar.co.uk

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings