Riesgos para los jubilados: los tipos de interés (1)

Uno de los riesgos contra los que proteger su cartera de cara a la jubilación es la de la subida de tipos de interés

Fernando Luque 18/07/2018

El sentimiento del mercado parece oscilar entre dos escenarios opuestos. Si el crecimiento económico sigue siendo fuerte, esto podría desencadenar un aumento de la inflación o animar a los bancos centrales a adoptar un enfoque aún más agresivo que el actual en cuanto a su política de tipos de interés. Este escenario afectaría a los precios de los bonos y también podría tener un efecto negativo en las acciones.

Últimamente, no obstante, parece que el mercado se inclina en la dirección opuesta: hacia un crecimiento económico más lento y quizás incluso hacia una recesión. La curva de tipos en los Estados Unidos tiene actualmente un perfil aplanado, lo que significa que los bonos a largo plazo no rentan mucho más que bonos a corto plazo. El hecho de que los inversores no demanden compensaciones adicionales para mantener bonos a largo plazo indica que esperan que la inflación, y luego los tipos de interés, se mantengan bajos. Históricamente, una curva de tipos invertida (un paso más allá de la curva plana actual), en la que los inversores exigen rendimientos más altos a los bonos a corto plazo que a los bonos a largo plazo, ha anunciado una desaceleración económica inminente.

Por supuesto, nadie sabe cuál de estos dos escenarios prevalecerá. Y es perfectamente posible que la realidad no corresponda exactamente a una u otra; siempre existe el riesgo de un choque bursátil de un tipo nunca visto antes. Esto subraya la conveniencia de crear una cartera a prueba de cualquier escenario que pueda soportar el aumento de los tipos de interés y la inflación, pero también el estancamiento económico e incluso las recesiones. La desventaja de la diversificación es que inevitablemente su cartera siempre cojeará de una pata. Pero, por otro lado, no correrá el riesgo de un colapso simultáneo de todos sus activos.

Si se plantea proteger su cartera de cara a la jubilación, he aquí algunos de los principales riesgos contra los que debe protegerse.

El riesgo ligado a los tipos de interés

Son ya muchos años durante los cuales los tipos de interés ha ido cayendo proporcionando rentabilidades aceptables a los inversores en renta fija. Pero el escenario está cambiando. En Estados Unidos la Reserva Federal ya ha subido sus tipos de interés en dos ocasiones este año (y se espera dos subidas adicionales). En la Zona Euro no se espera, de momento, subidas de tipos, pero tarde o temprano llegarán. Hay que recordar también que, si bien los tipos a corto plazo los fijan los bancos centrales, los tipos a medio y largo plazo (de los que dependen las rentabilidades de los fondos y planes de renta fija) los fija el mercado. Y éstos pueden subir, aunque los tipos directores de los bancos centrales se mantengan intactos, y afectar negativamente a la rentabilidad de los fondos y planes de renta fija.

Eso explica que, en esta primera mitad de año, los planes de pensiones de renta fija perdieran de media un 1,1% (incluso los monetarios se dejaron un 0,8% y los mixtos conservadores un 1,2%). En la ilustración adjunta vemos cómo la rentabilidad de los planes de renta fija euro han ido cayendo a lo largo de estos últimos años.

 

 

Si le preocupa que sus inversiones en renta fija sufran pérdidas durante períodos de subidas sostenidas de los tipos de interés, sométalas a esta prueba de duración (cuanta más alta la duración del plan o del fondo, mayores serán las pérdidas en caso de subida de tipos). Asegúrese de que no está asumiendo más riesgos de los que puede permitirse. Asegúrese igualmente de que el tipo de fondos o planes de renta fija que tiene en cartera coincida con su horizonte de inversión. Por ejemplo, si invierte para la jubilación y aún le quedan muchos años para recibir la pensión, entonces puede permitirse asumir algo más de riesgo. Si le quedan pocos años, es más recomendable invertir en productos con vencimientos cortos, evitando la volatilidad que conlleva los bonos a largo plazo.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es