Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Riesgo ESG: Industria petrolera

La transición a una energía baja en carbono supone un desafío para las empresas petroleras y gasistas

Morningstar 16/03/2018

La incorporación de análisis medioambientales, sociales y de gobierno corporativa en un proceso de inversión puede ayudar a descubrir riesgos ocultos o proporcionar una señal de alerta temprana de los riesgos que los inversores pueden estar subestimando. El reciente informe de Sustainalytics, "10 for 2018: ESG Risks on the Horizon", examina los riesgos ESG más importantes en 10 industrias y cómo las compañías dentro de esas industrias están abordando estos temas. En esta serie de artículos analizaremos esos 10 riesgos, empezando por el que afecta al sector petrolero.

Si bien la demanda mundial de combustibles fósiles seguirá creciendo a corto plazo, es probable que los cambios en las pautas de consumo de energía, impulsados en parte por la regulación sobre el carbono, tengan repercusiones importantes en la rentabilidad de las empresas de petróleo y gas.

Los inversores están presionando a favor de una mayor transparencia, como lo demuestran los votos de los accionistas mayoritarios el año pasado en Exxon Mobil (XOM) y Occidental Petroleum (OXY) solicitando información sobre el riesgo climático. El Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras relacionadas con el Clima ha emitido recomendaciones para la presentación de informes, lo que da a las empresas la oportunidad de demostrar a los inversores que comprenden los riesgos y que tienen una estrategia creíble para hacerles frente.

Según el informe de Sustainalytics, las compañías petroleras y gasíferas que corren mayor riesgo en la transición hacia una energía baja en carbono son las que tienen costes de producción medios más altos; una mayor participación en proyectos intensivos en carbono, como la minería de arenas petrolíferas en Canadá, la perforación en el Ártico y ciertos proyectos de gas natural licuado; y las que han avanzado poco en la diversificación de sus líneas de productos.

El gráfico muestra la evaluación de Sustainalytics de las capacidades de gestión de riesgos de gases de efecto invernadero de las 10 mayores compañías petroleras y gasistas del mundo que cotizan en bolsa. Los líderes son Royal Dutch Shell (RDS.A), Total (TTFNF), Eni SpA (EIPAF) y Chevron (CVX). Entre los rezagados se encuentran BP (BP) y Exxon Mobil, así como empresas de China y Rusia. Según el informe, Royal Dutch Shell es la única empresa de la lista que ha establecido objetivos de reducción de carbono y que también está diversificando su línea de productos al entrar en el mercado de vehículos eléctricos.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar