Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Telecos: un sector atractivo para los inversores de largo plazo

El pesimismo excesivo de los inversores con respecto a los fundamentales del sector les hace perder una buena oportunidad de inversión

El sector europeo de telecomunicaciones ha tenido una rentabilidad inferior durante muchos años: a uno y cinco años, el sector registra ganancias del 3,5% y del 54,8%, respectivamente, frente al 20,4% y el 72,6% para el mercado europeo en su conjunto (datos a finales de octubre).

Este bajo rendimiento puede explicarse por unos programas de inversión superiores a los previstos (desarrollo de 4G y fibra óptica), una guerra de precios en el sector, un entorno competitivo y reglamentario menos favorable de lo previsto y, por último, un nivel de consolidación sectorial inferior al esperado.

A pesar de estos problemas fundamentales, creemos que el sector es atractivo en términos de valoración y fundamentales. Esperamos un posible rebote de los márgenes, especialmente gracias a la reducción de los costes operativos (impacto positivo de la digitalización y mejor gestión de los costes) y al fin de la deflación en el sector gracias a la reactivación de la capacidad de fijación de precios de los operadores que apostarán por la calidad del servicio. Otro factor positivo podría ser la normalización de las inversiones y, por lo tanto, la mejora del flujo de caja libre.

Endeudamiento

El endeudamiento se presenta a menudo como una de las desventajas del sector, sobre todo en un entorno de tipos de interés al alza.

Sin embargo, el análisis del volumen de deuda de los operadores y sus costes de financiación muestra que el sector está relativamente mejor situado que otros actores con un perfil de deuda similar en el contexto de una posible subida de los tipos de interés. Dados los costes actuales de su deuda, creemos que el sector de las telecomunicaciones debería ser capaz de gestionar mejor las subidas de los tipos de interés si se producen.

Por otra parte, un aumento de los tipos de interés sólo parece posible si la recuperación económica en Europa es sostenible. En este escenario, los ingresos de los operadores de telecomunicaciones deberían mejorar, al igual que el crecimiento de los resultados, ya que el apalancamiento operativo del sector es muy importante.

Dividendos

La rentabilidad por dividendo es uno de los argumentos clave para centrarse en el sector europeo de telecomunicaciones. La actual rentabilidad por dividendo del 4,8% es muy atractiva en términos relativos y absolutos.

En los últimos años, los operadores han optado por mantener altas tasas de pago a pesar de la erosión de sus ingresos netos, lo que ha llevado a algunos inversores a cuestionar la sostenibilidad de estos niveles de pago. 

En la fase actual del ciclo de capital del sector y en un entorno de recuperación económica europea, creemos que se sobreestima el riesgo de deterioro de las políticas de dividendos. Los menores esfuerzos de inversión previstos en el futuro y los ahorros de costes contribuirán a mejorar el perfil de generación de caja. Esto debería permitir a los operadores cubrir mejor el pago del dividendo sin tener que reducir la tasa de distribución.

Divergencia

El nivel de consumo de datos es indudablemente más bajo en Europa que en los Estados Unidos. Esto se debe a la lentitud de las inversiones en nuevas tecnologías de comunicación en el viejo continente y a la capacidad de los operadores norteamericanos para valorizar mejor sus servicios.

En Europa, la intensificación de los esfuerzos de inversión en 4G y fibra debería contribuir a la convergencia en términos de consumo de datos y permitir también una mayor diferenciación entre las redes en las que los actores apuestan por la calidad, por un lado, y los operadores de bajo coste, por otro lado, que apuestan por el volumen. Esto contribuirá a acelerar el crecimiento de las ventas.

A largo plazo, los agentes que se centran en la calidad del servicio deberían poder aumentar sus precios mediante un mayor control de su política de precios, aunque recientemente se hayan visto penalizados por el desarrollo de ofertas agrupadas y la reducción de las tarifas de interconexión.

Oportunidad de compra

Por último, la exposición al sector de las telecomunicaciones es atractiva en términos de diversificación dentro de una cartera. El sector tiene una baja correlación con otras industrias y constituye un motor alternativo de rentabilidad, reduciendo el riesgo de pérdida de capital.

Las rentabilidades implícitas en función del nivel de valoración del sector nos parecen atractivas, comparados con otras alternativas en el universo de la renta variable.

El sector tiene retos a corto plazo. Sin embargo, para los inversores que saben ser pacientes, el binomio rentabilidad/riesgo nos parece atractivo a la vista de los fundamentos mencionados anteriormente.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Clémence Dachicourt

Clémence Dachicourt  es Portfolio Manager para Morningstar Investment Management (MIM) Europe