La cartera 60-40 sigue viva

El analista de Morningstar Thomas DeFauw ve un atractivo punto de entrada en los bonos, lo que aumenta el atractivo de las carteras equilibradas.

Lukas Strobl 20/09/2023
Facebook Twitter LinkedIn

 

 

Lukas Strobl: La cartera 60-40, en la que una asignación del 60% a renta variable proporciona los rendimientos a largo plazo y una asignación del 40% a renta fija protege en tiempos de volatilidad, fue una de las favoritas de los inversores durante décadas, pero experimentó una pequeña crisis de identidad en 2022, cuando ambas clases de activos se resintieron durante los ciclos de subidas de los bancos centrales. Después de eso, los comentaristas se apresuraron a pronunciar la muerte de la estrategia.

Pues bien, estoy aquí con el analista de Morningstar Manager Research, Thomas DeFauw. Thomas, en primer lugar, ¿cómo ha sido 2023 para los inversores del 60-40?

Thomas DeFauw: Hola, Lukas. Bueno, ha sido mucho mejor. La cartera 60-40 ha subido alrededor de un 7% en lo que va de año a finales del mes pasado. Es un buen repunte desde las fuertes pérdidas que sufrió el año pasado, pero es importante saber que todo esa rentabilidad de este año provino de las acciones. De hecho, si nos fijamos en el Bloomberg Global Aggregate Index, que representa la cartera de renta fija, ha bajado casi un 1% en euros y ha subido unos modestos 70 puntos básicos en dólares estadounidenses.

Si recuerdas, a principios de año muchos economistas pronosticaban una recesión en Estados Unidos. Pero, la economía estadounidense resultó ser mucho más resistente de lo esperado, y el final del ciclo de subidas de tipos se ha adelantado. Desde principios de año, la Reserva Federal ha subido los tipos de interés otros 100 puntos básicos. Obviamente, esto ha presionado los precios de los bonos. Por ejemplo, el rendimiento de la deuda estadounidense a 10 años ronda ahora el 4,2%, mientras que a mediados de enero se situaba en el 3,4%. Por ello, en los mercados se habla de la posibilidad de que los tipos se mantengan altos durante más tiempo.

Strobl: Bueno, eso suena como más malas noticias para los bonos. Entonces, ¿debería tenerlos en mi cartera?

DeFauw: Bueno, creo que los bonos tienen un papel importante en la cartera. Probablemente tenga más sentido mantenerlos ahora que hace mucho tiempo. Si nos fijamos en los valores de renta fija a corto plazo, podemos obtener un rendimiento nominal bastante atractivo sin asumir mucho riesgo de crédito o de duración. Si los tipos suben un poco más, puedes reinvertir esos ingresos. Así que, básicamente, hoy te pagan por esperar. Mientras tanto, si usted cree que todavía nos dirigimos hacia una recesión o si la inflación baja y los bancos centrales empiezan a recortar los tipos, es posible que desee bloquear los rendimientos durante varios años y considerar bonos con vencimientos más largos. Esta es, por supuesto, el equilibrio que los gestores activos tienen que hacer a diario.

Strobl: Bueno, parece que ni siquiera los economistas están seguros. Están divididos a partes iguales sobre la probabilidad de una recesión en EE.UU. en el próximo año, y yo no estoy dispuesto a tirar esos dados. Entonces, ¿cuáles son sus fondos favoritos que harían esa asignación por mí?

 DeFauw: Sí. Cubrimos varios fondos multiactivos gestionados activamente. Hoy hablaré de dos que utilizan la cartera 60-40 como referencia. El primero es la estrategia T. Rowe Price Global Allocation, gestionada por Charles Shriver y Toby Thompson. Los dos gestores están respaldados por un gran equipo multiactivos que suma más de 80 personas, y es este equipo el que toma las decisiones de asignación. Adoptan una postura activa, pero rara vez se desvían sustancialmente de las ponderaciones neutrales del fondo, que son un 60% en renta variable mundial, un 28% en renta fija y un 12% en efectivo y alternativas. Esta cartera cuenta con unas 15 estrategias subyacentes, todas ellas gestionadas por diversos equipos de T. Rowe Price. Por ejemplo, en el lado de la renta variable, se asigna a estrategias regionales, como U.S. large cap value y U.S. large cap growth. Y dentro de la renta fija, además de títulos con grado de inversión, también hay espacio para el alto rendimiento y la deuda de mercados emergentes.

El segundo fondo, que tiene un nombre similar, es el Blackrock Global Allocation. También es una opción sólida para los inversores que buscan una cartera diversificada global. El nombramiento del CIO Rick Rieder como gestor principal en abril de 2019 ha aportado estabilidad tras una serie de cambios de gestores y rotación de analistas. Él y el equipo han mejorado el proceso, la gestión del riesgo y ahora siguen un enfoque más descendente (top-down). A la luz de estas mejoras, decidimos elevar la calificación del proceso de “superior a la media” a “alta”.

Strobl: Bueno, gracias por estas selecciones, Thomas. Parece que las noticias sobre la muerte del 60-40 han sido muy exageradas. Para Morningstar, soy Lukas Strobl.

 

Para estar informado de todo lo que ocurre en los mercados

Suscríbase a nuestra Newsletter

Facebook Twitter LinkedIn

Títulos Mencionados en el Artículo

Nombre TítuloPrecioCambio (%)Rating Morningstar
BGF Global Allocation D2 EUR81,61 EUR0,51Rating
T. Rowe Price Glb Alloc I USD17,48 USD0,00Rating

Sobre el Autor

Lukas Strobl  es Editorial Manager de Morningstar para la región EMEA.

© Copyright 2024 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings        Aviso Legal