Tres valores de lujo a seguir en 2023

Añada un poco de glamour a su cartera con estos valores de lujo, que están desafiando los vientos en contra de la economía.

Morningstar 28/08/2023
Facebook Twitter LinkedIn

Luxury goods

El mercado internacional del lujo de gama alta ha cobrado recientemente un notable impulso. Así lo atestigua el rendimiento del índice S&P Global Luxury, que ha subido más de un 10% en un año, superando ampliamente las modestas ganancias del 3% del índice de referencia más amplio, para el mismo periodo, a mediados de agosto.

Este excepcional rendimiento del mercado de bienes de lujo está lejos de haber acabado. La previsión para 2023 de Bain & Company para este mercado muestra un crecimiento potencial que oscila entre el 5% y el 12%, basándose en el año récord de 2022, a pesar de las incertidumbres económicas reinantes. Se prevé que el mercado esté valorado entre 577.000 y 621.000 millones de dólares para el año 2030, duplicando su tamaño con respecto a 2020.

Los inversores interesados en un segmento del mercado que sigue siendo en cierto modo invulnerable a las fluctuaciones económicas mundiales pueden considerar las siguientes empresas de artículos de lujo de gama alta y esperar a que se produzca un retroceso significativo para invertir con un margen de seguridad.

 

 

 

Hermes (RMS), marca de lujo de renombre mundial, es conocida sobre todo por sus bolsos Birkin y Kelly. La empresa obtiene aproximadamente la mitad de sus ingresos del segmento de marroquinería y talabartería, mientras que la ropa y los accesorios (25% de las ventas), la seda y los textiles (7%) y otros productos como perfumes, relojes, joyas y artículos para el hogar constituyen el resto.

La empresa cuenta con unas 300 tiendas en todo el mundo que atienden a consumidores con un alto poder adquisitivo, al tiempo que funcionan como fuentes de artículos de regalo, "proporcionando a Hermes una demanda recurrente y protegiéndola de las fluctuaciones cíclicas de la demanda", afirma un informe de renta variable de Morningstar.

La empresa con amplia ventaja competitiva presume de ocupar un lugar único en la industria de artículos de lujo, lo que contribuye a producir una rentabilidad del capital sistemáticamente superior. "Los icónicos estilos de bolsos de piel de Hermes (que forman parte del segmento de artículos de piel de más de 4.000 millones de euros) tienen una oferta limitada, lo que respalda la percepción de exclusividad de la marca y proporciona a la empresa visibilidad de la demanda y un importante poder de fijación de precios", afirma Jelena Sokolova, analista de renta variable de Morningstar.

El prestigio y la demanda de su marca quedan patentes en el hecho de que "los bolsos Birkin y Kelly de Hermes se venden en mercados secundarios y subastas por un precio significativamente superior al de compra inicial, una hazaña impresionante para los artículos de lujo soft", afirma Sokolova, que recientemente elevó el valor razonable de la acción a 1.270 euros desde 990 euros, impulsada por unos resultados anuales estelares.

El resto de la gama de productos de Hermes, que incluye pequeños artículos de cuero, pañuelos, joyas, sillas de montar y juegos de comedor, también cuenta con una ventaja competitiva sustancial o un amplio foso.

 

 

 

LVMH (MC), peso pesado del lujo, es propietaria de marcas premium como Louis Vuitton, Fendi, Givenchy, Tag Heuer, Hennessy, Moet & Chandon, Dior, Bulgari, Tiffany y Sephora.

La empresa opera en seis segmentos: moda y marroquinería (el mayor y más antiguo); relojería y joyería; vinos y licores; perfumería y cosmética; venta minorista selectiva (incluida Sephora); y otros. LVMH, con sede en París, tiene más de 5.000 tiendas en todo el mundo.

"Creemos que una cartera de marcas líderes fuertes en varios nichos de lujo otorga a LVMH Moet Hennessy Louis Vuitton un amplio moat y debería permitirle generar beneficios económicos en el futuro", dice un informe de renta variable de Morningstar.

La joya de la corona de sus productos de moda y marroquinería (más de la mitad de los beneficios de la empresa) es la marca Louis Vuitton, con más de 100 años de reconocimiento mundial y considerada un símbolo de estatus en todo el mundo.

La cartera de productos de la empresa también incluye marcas más pequeñas pero emblemáticas, como Fendi y Loro Piana. Según el informe, en el segmento de vinos y licores (17% de los beneficios) destacan las marcas Hennessy y Moet & Chandon, que tienen una cuota de mercado sustancial y un amplio reconocimiento de marca.

Las marcas de LVMH han establecido posiciones sólidas dentro de las cadenas de suministro de los distribuidores y ejercen un importante poder de negociación debido a su peso. "Los largos ciclos de producción y la elevada necesidad de existencias en champagnes y coñacs, así como la limitación de la oferta debido a la disponibilidad de terrenos, crean barreras para los nuevos operadores", señala Sokolova, que recientemente elevó el valor razonable de la acción a 640 euros desde 590 euros, incorporando mejores expectativas para las ventas y los beneficios de 2023.

 

 

 

Richemont (CFR), conglomerado de bienes de lujo, posee 20 marcas de alta gama, entre ellas Cartier, Piaget, Vacheron Constantin, Jaeger-LeCoultre y Montblanc. Las marcas de joyería y relojería representan más del 70% de las ventas, mientras que los accesorios, incluidos los artículos de escritura, la ropa y la venta de lujo en línea constituyen el resto.

Considerado "el rey de los joyeros y el joyero de los reyes", "Cartier es sin duda 'una de las marcas más conocidas y sólidas' del sector de la joyería preciosa", afirma un informe de Morningstar Equity, que añade que la joyería representa el 58% de los ingresos totales y más del 86% de los beneficios.

La elevada proporción de regalos en el caso de la joyería (alrededor del 70% en los principales países consumidores de joyas, como Estados Unidos, China y Japón), respalda el gran valor y la demanda de sus marcas entre los particulares de alto poder adquisitivo.

Richemont, con amplia ventaja competitiva, es el tercer conglomerado mundial de bienes de lujo por ingresos.

"A lo largo de los años, el grupo ha acumulado y desarrollado una cartera de marcas mundiales de gran éxito, principalmente en el segmento del lujo hard", afirma Sokolova, quien añade que "a pesar de una ciclicidad más pronunciada, los artículos de lujo hard se benefician de ciclos de producto mucho más largos y de un menor riesgo de moda".

La mayoría de las marcas del grupo tienen al menos un siglo de antigüedad, cuentan con colecciones icónicas que duran entre 40 y 80 años, y han tenido históricamente un importante poder de fijación de precios, señala Sokolova, que sitúa el valor razonable de las acciones en 140 CHF, y prevé un crecimiento de los ingresos del 6,5% en la próxima década, impulsado por un número cada vez mayor de particulares con grandes patrimonios en todo el mundo.

Para estar informado de todo lo que ocurre en los mercados

Suscríbase a nuestra Newsletter

Facebook Twitter LinkedIn

Títulos Mencionados en el Artículo

Nombre TítuloPrecioCambio (%)Rating Morningstar
Compagnie Financiere Richemont SA Class A265.524,00 ZAC-2,09
Hermes International SA2.270,00 EUR-0,96Rating
Lvmh Moet Hennessy Louis Vuitton SE782,50 EUR-0,90

Sobre el Autor

Morningstar  Morningstar

© Copyright 2024 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings        Aviso Legal