¿Veremos el Bitcoin en las carteras de los fondos?

Una posición muy pequeña en bitcoin dentro de una estrategia diversificada podría tener sentido, pero posiciones más grandes deberían suscitar preocupación.

Karin Anderson 25/02/2021
Facebook Twitter LinkedIn

Bitcoin

El Bitcoin se está abriendo hueco en las carteras de fondos de inversión tradicionales. Es pequeño y es probable que siga siéndolo durante un tiempo porque es volátil, no como cualquier otra clase de activos. Incluso los pioneros de las criptomonedas están entrando de puntillas en ellas, y no siempre para captar sus salvajes y llamativas ganancias. La volatilidad fuera de serie del Bitcoin, tratada en este artículo por la estratega de carteras de Morningstar Amy Arnott, hace que sea más probable que aparezca como una pequeña parte de algunos fondos de renta variable o alternativos. Es poco probable que se extienda ampliamente en las estrategias de renta fija: Los datos del artículo de Arnott señalan que el bitcoin ha sido 24 veces más volátil que el Bloomberg Barclays U.S. Aggregate Bond Index en los últimos tres años.

Es difícil comparar la inversión en Bitcoin con algo en este momento, pero considere las divisas de los mercados emergentes, que han sido una de las herramientas más potentes disponibles para los gestores de renta fija. Los descensos bruscos de esas divisas pueden erosionar o eliminar fácilmente los flujos de ingresos, y la volatilidad del JPM Emerging Local Markets Index Plus se sitúa seguramente entre el Aggregate Index y el S&P 500, y no se acerca a los niveles del Bitcoin.

La inversión en bitcoin hace que la inversión en divisas de mercados emergentes parezca un refugio seguro: El siguiente gráfico muestra los rendimientos móviles a un mes del índice CMBI Bitcoin y del índice JPM ELMI Plus en los últimos cinco años.

Bitcoin Rentabilidades a 1 mes

 

En este momento, los fondos de bonos no tradicionales, que tienen la mayor libertad para asumir riesgos, son los más propensos a incorporar alguna forma de exposición al Bitcoin. De hecho, BlackRock ha añadido el mes pasado un texto en el prospecto que daba a dos de sus fondos de inversión la flexibilidad de invertir en futuros de bitcoin. Esto incluye la estrategia de bonos no tradicionales BlackRock Strategic Income Opportunities (no disponible a la venta en España), así como BlackRock Global Allocation.

Rick Rieder, director de inversiones de renta fija global de BlackRock, ve valor en la asimetría del perfil de rentabilidad del bitcoin. Mientras que algunos citan las discutibles similitudes de la criptomoneda con el oro, sugiriendo que podría proporcionar una cobertura contra la inflación o durante las turbulencias del mercado, Rieder sigue siendo escéptico a la hora de considerarla como parte de una clase de activos. Más bien, considera que los futuros del Bitcoin son una opción de compra por sus características, como el desarrollo de su infraestructura de mercado, la entrada de grandes inversores institucionales en el mercado y el consiguiente aumento de la liquidez. Rieder no descarta la posibilidad de que el precio del bitcoin se multiplique por ocho o por diez, pero pretende que la posición en el BlackRock Strategic Income Opportunities sea muy pequeña dada su volatilidad.

Scott Minerd, de Guggenheim, ha sido citado con frecuencia sobre sus puntos de vista sobre el Bitcoin, diciendo en diciembre de 2020 que el bitcoin podría llegar a valer hasta 400.000 dólares, pero mostrando más moderación sobre su valoración a principios de este año en función de la poca profundidad de la base de inversores. La firma había solicitado la aprobación de la SEC en noviembre para permitir que Guggenheim Macro Opportunities (fondo no disponible a la venta en España) invirtiera hasta el 10% de los activos en Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), un fondo cotizado sobre el Bitcoin. Sin embargo, la firma eliminó ese lenguaje en una versión actualizada de la presentación en enero de 2021. Si Guggenheim hubiera procedido y asumido incluso una pequeña parte de esa asignación del 10%, probablemente habría convertido a la firma en uno de los mayores propietarios de Grayscale, por no mencionar que la estrategia se convertiría en una de las más arriesgadas de su categoría.

El Bitcoin seguirá encontrando su camino en estrategias más agresivas, y dados sus riesgos y volatilidad, eso es motivo de preocupación. Una posición muy pequeña en bitcoin dentro de una estrategia diversificada y sin restricciones podría tener sentido, y BlackRock tiene el equipo y la capacidad de gestión de riesgos para manejarla. Pero posiciones más grandes en Bitcoin (más de 50 puntos básicos, por ejemplo) deberían suscitar preocupación.

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Karin Anderson  Karin Anderson is a senior mutual fund analyst with Morningstar.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings