¿Invertir sólo en el sector tecnológico a largo plazo?

Explico a continuación por qué no es la mejor opción de cara al muy largo plazo.

Fernando Luque 24/06/2020
Facebook Twitter LinkedIn

Un usuario en Twitter me preguntaba qué tipo de fondo podía comprar para su hijo y si era buena opción un fondo tecnológico.

Primero, entiendo el atractivo del sector tecnológico. Si uno piensa en los próximos 10, 20 o 30 años, cómo no va a ser importante el sector tecnológico. Es el sector que identificamos todos como el “sector de futuro”. Se puede hilar más fino y pensar en biotecnología, inteligencia artificial, robótica, etc.

¿Pero es el tipo de fondo que elegiría para una inversión única a largo plazo (se supone que hay que elegir un solo fondo)? Mi respuesta es NO. Voy a intentar justificarlo.

Diversificación

Primero, el hecho de que la tecnología sea el sector del futuro no implica que será el sector más rentable de cara a los próximos 10, 20 o 30 años. En realidad, nadie sabe cuál será el sector ganador en esos periodos de tiempo y lo más probable es que no sea el mismo sector en cada uno de esos plazos individuales.

En el cuadro siguiente hemos desglosado las rentabilidades de los principales índices sectoriales americanos (las rentabilidades están en USD) en periodos de 5 años, simplemente para mostrar dos cosas. Primero, que hay mucha variabilidad entre un sector y otro. Las diferencias en un mismo periodo pueden ser enormes. El coste de haber elegido el peor sector es, por lo tanto, grande. No sé si merece la pena jugársela con un solo sector.

 

Rentabilidades Sectores Periodos 5a

 

Segundo, la tabla también muestra que los ganadores y los perdedores (en términos relativos) se suelen alternar. Es lógico. Es el mecanismo de la bolsa. Por lo tanto, es poco probable que un mismo sector sea el único ganador en distintos periodos temporales consecutivos (de 5, 10, 15 años).

En resumen, en cuanto a riesgo se refiere, es mejor elegir un fondo diversificado que no uno centrado en un único sector, por muy buenas perspectivas pensamos que tendrá en el futuro.

La importancia de los costes

Y ahora viene lo más importante, los costes. Salvo si uno opta por un ETF, no hay fondos tecnológicos de gestión pasiva, por lo que el coste estará fácilmente cercano al 2% anual. Si uno elige un fondo indexado al mercado en su conjunto, el coste fácilmente bajará al 0,5%. Una diferencia del 1,5% anual supone mucho dinero al cabo de 10, 15 o 20 años.

Por ejemplo, si comparamos el Nasdaq con el S&P 500, en los últimos 20 años el primero ha ganado en términos acumulados un 180% (en dólares) frente a un 120% para el segundo. La diferencia parece brutal, pero es más o menos un 1,5% anual la diferencia que puede existir entre un fondo activo y un fondo pasivo.

¿Qué índice?

Una vez convencido de elegir un fondo pasivo diversificado, queda la cuestión de qué índice comprar. Aquí tampoco conviene complicarse la vida. De la misma manera que es difícil saber qué sector lo hará mejor que el resto, es también complicado anticipar qué mercado será el ganador de cara al muy largo plazo (por muchas intuiciones que tengamos). Por lo tanto, lo más fácil será elegir un índice lo más diversificado posible como el MSCI World o el MSCI AC World (éste último por su exposición a mercados emergentes).

Conclusión

En conclusión, hay 2 motivos por los que es preferible elegir un fondo índice diversificado para una inversión de muy largo plazo: el riesgo (se asume menos riesgo estando invertido en varios sectores o mercados al mismo tiempo) y la rentabilidad (los menores costes se traducen en definitiva en mayores ganancias).

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings