La paciencia protege a los inversores del riesgo político

Los episodios de volatilidad crean generalmente oportunidades para los inversores, pero también pueden ser fuente de riesgo

Dan Kemp 11/11/2016
Facebook Twitter LinkedIn

Los mercados financieros se han visto sacudidos por la victoria de Donald Trump, lo que ha dado lugar a una volatilidad renovada. Este tipo de episodios siempre crea oportunidades para los inversores que puedan dar un paso atrás y adoptar una visión centrada en la valoración. Pero también puede ser una fuente de peligro. La primera de ellas consiste en reaccionar precipitadamente.

Que quede claro: estamos entrando en un período de incertidumbre política, pero la volatilidad de los mercados financieros no es nada nueva. En el caso presente, se requiere precaución y paciencia. Por esta razón, estamos a favor del análisis en lugar de una reacción precipitada, y aconsejamos a los inversores hacer lo mismo.

Las implicaciones de las elecciones

Muchos comentarios destacaron la conexión entre las elecciones en Estados Unidos y el Brexit. Creemos que este análisis no es bueno, por una simple razón: el calendario.

El Brexit es susceptible de ser un fenómeno permanente, que podría tener un impacto significativo en el crecimiento económico a largo plazo y un impacto negativo en nuestra estimación del valor intrínseco de los activos financieros. La presidencia de Trump no es permanente. Tendrá, por lo tanto, un impacto menor.

Como inversores a largo plazo, debemos de tener en cuenta esta diferencia importante, evitar la locura del corto plazo para mantener la concentración en las fuentes reales de rentabilidades de nuestras inversiones. Desde esta perspectiva, es importante tener en cuenta dos factores clave: el precio actual y el valor razonable de los activos.

En esta fase, nuestro análisis preliminar nos lleva a pensar que la llegada al poder de Trump puede generar un aumento de la volatilidad, pero no causará un impacto duradero en el valor del capital, y eso debido simplemente a los ciclos políticos.

Una administración Trump no es capaz de llevarnos a cambiar nuestro punto de vista ya cauteloso con respecto a los activos del mercado en general. Como de costumbre, la receta para una inversión de éxito reside, en nuestra opinión, en la adquisición de activos con un margen sustancial de seguridad.

¿Dónde están las oportunidades?

Una pregunta recurrente por parte de los inversores es si deben vender, mantener o comprar. En nuestra opinión, la reciente corrección de algunas acciones puede ofrecer la oportunidad para aumentar nuestra exposición a activos para los que ya teníamos una fuerte convicción, y que se han vuelto más baratos, y reducir nuestra exposición a activos "defensivas" que considerábamos como caros y que se han encarecido aún más.

Los mercados que entran en pánico ofrecen una oportunidad única para los inversores value para comprar activos que generarán retornos significativos en el futuro.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que la caída en el precio de un activo puede crear su propio "momentum", alejando un poco más su precio de su valor intrínseco en el corto plazo. Los inversores podrían encontrar mejores oportunidades en los días, semanas o meses venideros y deben mantener cierta munición para actuar si los precios siguen cayendo.

"Comprar en mínimos" es un ejercicio rentable si un inversor adquiere los activos adecuados, y aquellos que ofrecen un margen de seguridad suficiente. Nos parece más importante contar con el marco analítico adecuado para identificar este tipo de activos deteriorados, sin lo cual los inversores podrían adquirir activos cuyos fundamentos no son atractivos.

En esta perspectiva, creemos que las acciones estadounidenses están caras en relación con su valor razonable. En consecuencia, no consideramos adecuado para aprovechar la caída de los mercados para fortalecernos en esta clase de activos.

Riesgo de caída

La renovada volatilidad es incómoda para muchos inversores. En términos geopolíticos, es fácil dibujar un escenario oscuro y somos conscientes de que algunos medios de comunicación participarán en tales especulaciones. Por lo tanto, después de la victoria de Trump, la perspectiva de un voto negativo en el referéndum en Italia el 5 de diciembre podría ser una nueva fuente de volatilidad.

Los mismos medios suelen enfatizar los movimientos populistas y extremistas en Francia y Alemania, que albergarán elecciones el próximo año.

Estos temas son importantes, pero Morningstar insta a los inversores a dar un paso hacia atrás con el fin de superar el discurso de los medios y recordar que los riesgos políticos son impredecibles.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Dan Kemp

Dan Kemp  is Chief Investment Officer, Morningstar Investment Management  EMEA

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings