Grantham: Estamos cerca de una burbuja

El estratega jefe de GMO recomienda prudencia pero dice que el mercado puede subir algo más

Jason Stipp 26/06/2015
Facebook Twitter LinkedIn

El mercado está acercándóse a una burbuja, pero aún no ha llegado, dijo el estratega jefe de inversiones de GMO, Jeremy Grantham, durante su comentario en la Morningstar Investment Conference 2015. Advirtió a los inversores de que presten especial atención a medida que las métricas de valoraciones empiecen a acercarse al “evento 2-sigma”,  o 2 desviaciones estándares con respecto a la media.

 “A todos los eventos 2-sigma les sigue una reversión opuesta”, dijo, añadiendo que el patrón pasó en 28 de las 28 mayores burbujas que GMO ha estudiado a lo largo de la historia. “Y todas regresaron a los niveles anteriores medio año más rápido de lo que subieron”, añadió.

¿Cuál es la media, y dónde estamos hoy? Grantham citó el múltiplo actual P/E de 21,1 en el S&P500 contra la media de 16, aunque los márgenes de beneficios corporativos están actualmente en un 7,3% contra una media del 5,7%. En un comentario reciente, añadió adicionalmente que el “P/E de Shiller y la Q de Tobin han subido en los últimos seis meses de 1,5 a 1,8 desviaciones estándar (sigma), respectivamente.” (La Q de Tobin es un ratio comparativo del valor de mercado de una compañía con el valor de remplazar los activos de dicha compañía). La reversión a la media en esas dos puntuaciones implica más de un 50% de caída en el mercado con respecto a los niveles actuales, dijo.

Una lenta reversión

Pero aunque los márgenes de beneficio hayan sido inusualmente altos, curiosamente han sido lentos a la hora de volver a la media histórica, anotó Grantham. “Mi impresión es que tiene mucho que ver con un cambio de régimen de la era de Greenspan y sus ayudantes,” dijo. “El P/E [del mercado] en el nuevo régimen ha sido un 60% más alto de lo que fue los 100 años anteriores.”

Además, argumentó que el incremento en las opciones sobre acciones en la compensación ejecutiva ha sido importante para hacer más estables los márgenes de beneficio – pero no sin un coste. “Hemos entrado un mundo donde el 80% de la remuneración viene de las opciones sobre acciones combinadas con… una fijación en la maximización de beneficios a corto plazo,” que estimula a los CEOs a recomprar acciones en contra de gastos de capital. Una recompra es “mucho menos peligroso que comprar una nueva planta,” dijo Grantham, y también incrementa el valor de aquellas opciones sobre acciones aumentando directamente el precio de las acciones.

Por su parte, el actual régimen de la Fed de política de bajos tipos de interés ha “hecho que sea extremadamente atractivo tomar deuda barata para recomprar parte de nuestras propias acciones.” El resultado ha sido un bajo gasto de capital corporativo, que a su vez deprime la creación de salarios y hace poco para estimular la economía.

“Uno consigue la reversión a la media si el capitalismo puede trabajar de manera normal,” dijo Grantham. “Lo que está pasando en la bolsa ahora se debe a la interferencia sobre el proceso normal. No estamos permitiendo que los márgenes de beneficio vuelvan a la media. No estamos expandiendo nuestra economía. Estamos huyendo de ella y protegiendo nuestras opciones sobre acciones. No hay un mecanismo de arbitraje, y a menos que lo rompamos, será un peso cada vez mayor para nuestra economía.”

¿Qué hará explotar la burbuja que se avecina?

“Necesitas un detonante para romperlo,” dijo Grantham. “La sobrevaloración general nunca lo ha hecho [sola].”

En lugar de eso, argumentó, “El mercado seguirá la línea de menor resistencia de la Fed, perseverantemente lenta y constantemente más alta, esperando la especulación de los individuos.”

Tampoco es probable que el detonante sea la temida subida inminente de los tipos de la Fed. “De 2004 a 2006, la Fed subió los tipos cuatro veces. Los mercados subieron sin perder el ritmo,” dijo. ¿Por qué un solo incremento de tipos tiene nervioso a todo el mundo?”

Mientras, Grantham caracterizó la inversión en el mercado como “un juego maravillosamente complicado.”

“Sea prudente, por supuesto. Sea muy prudente… pero no todavía,” dijo. “Estoy esperando para ser muy, muy prudente. Voy a ser extremadamente prudente cuando se acerquen las elecciones. Le recomiendo lo mismo a usted.”

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Jason Stipp  Jason Stipp is Site Editor for Morningstar.com

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings