Morningstar TV: El rally de la bolsa china

William Fong, Director de RV Asia en Baring, nos comenta las brillantes perspectivas que ve para el mercado chino

Emma Wall 16/12/2014
Facebook Twitter LinkedIn

 

 

 

 

Emma Wall: Hola y bienvenido a la serie “Market Reaction” de Morningstar. Soy Emma Wall y hoy está aquí conmigo William Fong, Director de RV Asia en Baring. Hola William.

Wililam Fong: Hola.

Wall: Nos alegramos de tenerte aquí hoy con nosotros.

Fong: Gracias.

Wall: Nos hemos enterado de que el gobierno de China está admitiendo que hay ahora muchas presiones a la baja sobre la economía. ¿Cuáles cree que son y cómo pueden soportarlas para conseguir un crecimiento positivo en la economía y la bolsa?

Fong: En mi opinión no son noticias nuevas porque todos sabemos que la economía china ha estado creciendo muy rápidamente en la última década. Estamos hablando de un 10% u 11% del PIB, pero dado el tamaño de la economía china, se ha vuelto tan grande que es improbable que puedan mantener un crecimiento tan elevado. En consecuencia, estamos viendo el PIB reducirse del 10% al 6% o 7% en los últimos años.

Pero hay algunos malentendidos sobre si se trata de un aterrizaje forzoso. En nuestra opinión no es un aterrizaje forzoso. Es un tipo de desaceleración controlada y al mismo tiempo el gobierno chino quiere que la economía esté más impulsada por el consumo, en lugar de por la infraestructura como ha sido mayoritariamente en el pasado. China sufre de un exceso de capacidad y en mi opinión el gobierno chino tiene muchas formas de estimular la economía. El mes pasado vimos al gobierno chino empezar a bajar los tipos de interés. Y esa flexibilización monetaria puede ayudarles a gestionar esta desaceleración gradual.

Wall: Un 6% o 7% para la gente de Occidente es un fantástico crecimiento del PIB, una tasa con el que soñamos. Pero gran parte de la región está impulsada por el sentimiento. Y creo que los inversores oyen sobre esa desaceleración, esos tres puntos porcentuales menos en crecimiento, y se asustan y eso ha afectado a la bolsa.

Fong: Exacto, tiene razón. Porque si uno mira la rentabilidad de la bolsa china en los últimos años, básicamente el mercado se ha estado moviendo de manera lateral, lo que significa que ha conseguido una rentabilidad inferior a la de muchos mercados del mundo. Creo que la explicación es que la gente está muy preocupada por la desaceleración. Por un lado hemos visto que una rebaja de crecimiento del PIB del 10% al 7%... es mucho. Así que existen muchas preocupaciones y algunos malentendidos también. Pero mirando hacia adelante el PIB del que hablamos este año es un 7,5% y la desaceleración se reducirá. Por eso creo que es momento de volver a mirar hacia el mercado chino. Porque para nosotros lo ha peor y también el riesgo de la desaceleración ya ha sido descontado. Así que puede ser un buen momento para mirar hacia este mercado otra vez.

Wall: ¿Cómo podemos garantizar que esto no es solo un movimiento lateral como acertadamente apuntaba antes?

Fong: Si uno mira al mercado de acciones A de Shanghai este año, este mercado se ha comportado mucho mejor que otros mercados desarrolladlos. Hemos estado discutiendo que el mercado chino está un poco infravalorado, y eso es porque hay algunas preocupaciones sobre la desaceleración. Y al mismo tiempo el sentimiento del inversor particular en China es muy pobre. Por una parte hay preocupaciones por la desaceleración, y por otra mucho dinero se está invirtiendo en el mercado inmobiliario y otros activos con alto rendimiento, por ejemplo como algunos productos de seguro.

En realidad en el mes de noviembre y diciembre hemos visto caer el tipo de interés y a la vez tenemos un esquema de Stock Connect entre Shanghai y Hong Kong. Creo que esos se han convertido en unos catalizadores muy fuertes para volver a conducir al inversor minorista hacia la bolsa. En consecuencia, en 2014 hemos visto por fin el mercado de Shanghai batir al resto del mundo.

Wall: Entonces, esas dos cosas; la apertura de la bolsa china a los inversores extranjeros y los inversores nacionales apostando por la bolsa, ¿qué significa esto para 2015? ¿Espera que la bolsa despegue otra vez?

Fong: Creo que la lógica de este Stock Connect es muy simple. En el pasado el mercado de acciones A de Shanghai era más como un mercado cerrado en el que resultaba difícil para un inversor extranjero comprar una compañía asiática. Era un proceso muy lento y que consumía mucho tiempo.

Pero ahora el Stock Connect básicamente permitirá que la liquidez mundial pueda llegar hasta Shanghai y al mismo tiempo el inversor nacional de Shanghai podrá también invertir en compañías de Hong Kong. Así que es un beneficio mutuo para ambas partes. Y si uno mira todavía más allá es un paso muy importante para que China abra sus mercados financieros. Estoy seguro de que si el Stock Connect tiene éxito, puede que veamos el desarrollo de otras conexiones. Por ejemplo, una conexión de bonos e incluso otros tipos de conexiones de divisas. Esto significa que China estará más y más abierta para muchos inversores que en el pasado no podían comprar en Asia. Ahora hay una manera de hacer esto. En el largo plazo soy muy optimista.

Wall: William, muchas gracias.

Fong: Gracias.

Wall: Emma Wall para Morningstar. Gracias por vernos.

ETIQUETAS
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Emma Wall  Es Editor para Morningstar.co.uk

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings