Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

¿Buena rentabilidad o bajos costes?: el caso español

En el caso de los fondos españoles también es más importante el coste que la rentabilidad pasada

Fernando Luque 04/02/2017

Hace unos días publiqué los resultados de una pequeña encuesta que hice por Twitter sobre si la gente elegiría más bien un fondo barato con pobre rentabilidad histórica o un fondo caro pero con buena rentabilidad pasado. El resultado fue abrumador: los inversores prefieren buena rentabilidad a bajos costes, por decirlo de forma directa. 

 

Contrasté estos resultados con un estudio que hicimos en Estados Unidos sobre fondos de renta variable USA en el que se demostraba que los fondos con bajos costes suelen tener mejor resultados que los fondos caros, aunque hayan obtenido una mejor rentabilidad.

Queda por comprobar si los resultados de este estudio se pueden también aplicar al caso español y, más concretamente al caso de los fondos de renta variable española. Pare ello he realizado dos pequeños estudios. El primero mide simplemente la relación entre los gastos totales del fondo y su rentabilidad en los últimos 10 años.

El gráfico siguiente ilustra esta relación.

Pero los resultados se interpretan mejor si dividimos el universo de fondos españoles (con más de 10 años de antigüedad) en cuatro cuartiles en función de los gastos totales: el primer cuartil reagrupa el 25% de los fondos más baratos y el cuarto cuartil el 25% de los fondos más caros.

Los resultados son los que aparecen a continuación. Es cierto que los fondos del segundo cuartil son los que mejor rentabilidad a 10 años han sacado, pero está claro que hay una gran diferencia entre la rentabilidad media del grupo de fondos más baratos (0,16% anual) y la del grupo de fondos más caros (-1,95% anual).

Pero esa no era exactamente la pregunta de la encuesta (no hace preguntar si uno prefiere un fondo caro o un fondo barato). Para contestar con datos a la encuesta debemos subdividir el grupo de fondos con buena rentabilidad histórica (por ejemplo, cinco años) entre fondos caros y baratos y hacer los mismo con los fondos con mala rentabilidad pasada. Para ello hemos calculado la rentabilidad conseguida entre enero del 2007 y enero del 2012 y comprobar la rentabilidad obtenida por estos dos grupos de fondos entre enero del 2012 y enero del 2017, es decir en los 5 años siguientes.

¿Cuál es el resultado? Pues que los fondos más caros entre los que tienen una buena rentabilidad histórica consiguen peores resultados que los fondos más baratos entre los que tienen la peor rentabilidad histórica. Más concretamente los datos son los siguientes.

¡Una diferencia de casi el 3% anual a 5 años! ¿Convencidos de que la variable costes es más importante que la rentabilidad histórica?

 

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es