¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

¿Están baratos los mercados emergentes?

Las cotizaciones ya han descontado una disminución del crecimiento de los emergentes

Los mercados emergentes han sido una de las peores clases de activos en este año 2011, debido sobre todo a las fuertes pérdidas sufridas por mercados como Brasil o India. Algunos de los factores que han perjudicado a los mercados emergentes este año han sido una inflación creciente y la desaceleración prevista en el crecimiento debido a las políticas locales de restricción monetaria y una menor demanda de exportación. Cuando la volatilidad del mercado mundial se disparó en agosto y septiembre, los mercados emergentes cayeron mucho más que los de Estados Unidos, aunque no en el grado observado a finales de 2008. Los inversores en los mercados emergentes también se vieron negativamente afectados cuando la aversión al riesgo dio lugar a una fuerte alza del dólar estadounidense - en septiembre, el real brasileño cayó cerca de un 16% y el won coreano un 9% frente al dólar estadounidense. ¿Tendrán los mercados emergentes un mejor año 2012?

Las valoraciones de los mercados emergentes (teniendo en cuenta el índice MSCI Emerging Markets) están cerca de los mínimos de los últimos 10 años, olvidándonos del año 2008, lo que refleja la desaceleración en las tasas de crecimiento del PIB y la actividad manufacturera. El PER (precio sobre beneficio) de los últimos 12 meses también está cerca de  los mínimos de los últimos cinco años respecto a la del S&P 500. La mayoría de países de mercados emergentes tienen un margen más amplio para ajustar sus políticas monetarias y fiscales con el fin de apoyar el crecimiento y los riesgos de inflación han decaído desde principios de este año. Si la volatilidad global retrocediera a niveles más normales, creemos que las valoraciones bajas y medidas proactivas de estímulo deberían apoyar las rentabilidades de los mercados emergentes en el año 2012. Pero, aunque somos positivos sobre los fundamentos de la mayoría de los mercados emergentes más grandes, si el sentimiento con respecto a la crisis de deuda en Europa se volviera muy negativo, esto tendrá un efecto perjudicial sobre las bolsas emergentes respecto a las desarrolladas.

Los dos mayores ETFs de mercados emergentes siguen el índice MSCI Emerging Markets, ponderado por capitalización de mercado: el Vanguard MSCI Emerging Markets (WWO) y el iShares MSCI Emerging Markets (EEM). Estos fondos tienen fuertes pesos en países como China, Brasil, Cora y Taiwán. Vamos a analizar más en detalle estos mercados e identificar algunos de los principales impulsores de estos fondos para el 2012.

China

Reina el pesimismo en la bolsa china. El índice MSCI China cayó un 20,2% en dólares (en lo que llevamos de año hasta el 30 de noviembre), frente a un descenso del 17,2% para el índice MSCI Emerging Markets. El sector manufacturero chino se contrajo en noviembre por primera vez en casi tres años, lo que refleja la disminución en los pedidos de exportación y de nuevos pedidos nacionales. Y mientras China ha hecho progresos en la contención de la burbuja inmobiliaria, una desaceleración en la construcción puede ser difícil de manejar ya que el crecimiento de las exportaciones se desacelera. El debilitamiento del mercado inmobiliario y la incertidumbre respecto a la calidad de la cartera de préstamos de los bancos chinos son las dos principales razones para la baja rentabilidad del sector financiero chino, que representa el 34% del índice MSCI China. El sector financiero es generalmente el sector de mayor peso en un fondo de índice chino que esté ponderado por capitalización.

Después de un año de restricción monetaria para hacer frente a la creciente inflación, el gobierno chino redujo inesperadamente la tasa de reserva obligatoria para los bancos en 50 puntos básicos el pasado 30 de noviembre. Esto sugiere que el Gobierno sigue adelante con su compromiso de mantener un crecimiento del PIB elevado de un dígito. Va a ser un ejercicio difícil de equilibrio en el corto plazo, ya que el gobierno chino intenta estimular el crecimiento evitando sin provocar una burbuja de activos, mantener el control de la tasa de cambio del yuan, y asegurar la estabilidad de su sistema bancario y del sector inmobiliario. Dados estos riesgos, no somos demasiado optimistas sobre las perspectivas de China en 2012 en relación con los otros principales mercados emergentes. Sin embargo, esperamos que el gobierno chino siga adoptando medidas para estimular el crecimiento en 2012, y esto podría dar un pequeño impulso a las acciones chinas.

Taiwán

Aparte de China, somos más optimistas sobre las perspectivas de los otros grandes mercados emergentes. Taiwán representa alrededor del 11% en VWO y EEM, pero representa un importante 22% y un 26% en ETFs centrados en alta rentabilidad por dividendo como el WisdomTree Emerging Markets Equity (DEM) y el WisdomTree Emerging Markets Small Cap (DGS) respectivamente. En este momento, el mercado de Taiwan, si lo medimos por el índice MSCI Taiwan, cotiza con un PER de los últimos 12 meses que está en mínimos de los últimos cinco años comparado con el S&P 500 y el índice MSCI EM. Esto se debe a la fuerte orientación exportadora de las pequeñas empresas taiwanesas (las exportaciones representan el 62% del PIB de Taiwán), ya que se espera que la desaceleración de los mercados desarrollados afecte negativamente a las empresas del país. Sin embargo, el 50% del índice MSCI Taiwan se compone de empresas de tecnología, que están en condiciones de sacar provecho de la penetración cada vez mayor de teléfonos inteligentes y del uso de tabletas, especialmente en los mercados emergentes. El segundo sector con mayor peso en el índice es el financiero (16%), que se beneficiará de la regulación planificada que permita fortalecer los vínculos con los bancos de la China continental. También creemos que medidas de estímulo en China pueden beneficiar al sector de materiales en Taiwán (15% del índice) y al sector industrial (4%). Sin embargo, un riesgo a corto plazo son las elecciones en el país el próximo 14 de enero. El actual presidente Ma Ying-jeou, quien ha supervisado el fortalecimiento de los lazos económicos entre Taiwan y China durante los últimos cuatro año hace parte con una ventaja muy pequeña sobre su principal rival, que, de ser elegido, es probable que reduzca el ritmo de liberalización económica con China. En caso de que perdiera estas elecciones, pensamos que tendría un impacto negativo sobre la bolsa de Taiwán.

Brasil

Al igual que Taiwán, Brasil es otro importante mercado emergente que está cotizando a un PER mínimo de los últimos cinco años comparado con el S&P 500 o el índice MSCI EM. La inflación, que sigue siendo cerca del límite del 6,5% límite del banco central, parece estar cediendo, y el gobierno ha comenzado a poner en pie estímulos fiscales y monetarios. Esto debería dar un impulso a corto plazo, ya que la historia de crecimiento a largo plazo de Brasil - con una población relativamente joven y en crecimiento y el aumento de las exportaciones de productos a los mercados emergentes – ha sufrido un bache debido a la velocidad de desaceleración del crecimiento económico global. Hace dos semanas, Brasil eliminó el impuesto del 2% que tenían que pagar los inversores extranjeros al adquirir acciones brasileñas - esta ley se instituyó en octubre del 2009, cuando fuertes flujos de fondos extranjeros en Brasil llevaron a un importante repunte en las acciones y en el real brasileño. Miner Vale (VALE), que representa aproximadamente el 15% del índice MSCI Brasil, debería beneficiarse del gasto planeado en infraestructuras antes de la Copa del Mundo de 2014 y de los Juegos Olímpicos de Verano de 2016. Vale también está apalancado respecto al crecimiento económico chino y puede, por lo tanto, aprovecharse de los estímulos en China. Los bancos brasileños que representan el mayor peso del índice (un 25%) tienen balances saludables y ofrecen oportunidades de crecimiento a largo plazo atractivas en consumo y banca comercial.

Corea del Sur

Corea del Sur ha sido uno de los mercados emergentes más rentables. En lo que llevamos de año (hasta el 30 de noviembre), el iShares MSCI South Korea Index (EWY) apenas perdió un 10,9% (en dólares). Una de las razones de este buen comportamiento relativo es que, como país exportador, compite sobre todo con las empresas japonesas. Ambos países tienen marcas reconocidas a nivel mundial y las empresas de Corea del Sur se han beneficiado de la apreciación del yen japonés desde la crisis financiera de 2008. Los exportadores surcoreanos también deberían gozar de un impulso en el corto plazo tras la reciente firma del acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos. Samsung Electronics, que representa el 18,5% del índice MSCI South Korea, es un líder mundial en tecnología de pantallas LCD y chips de memoria, lo que le da una ventaja competitiva en estos sectores muy cíclicos, y se beneficia de fuertes ventas de sus teléfonos inteligentes (Samsung subió a la cima del mercado mundial de smartphones en el tercer trimestre de 2011, con una cuota de mercado del 23,8%) y tabletas. Sin embargo, el mercado de Corea del Sur no es tan barato como los otros grandes mercados emergentes, y además de la desaceleración del crecimiento mundial, los consumidores tienen uno de los niveles más altos de endeudamiento de los hogares entre los principales países de la OCDE, lo que podría pesar sobre el crecimiento del consumo interno.

 

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

 

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies