Un ETF que me gusta…

Para invertir en el value americano

Fernando Luque 23/11/2022
Facebook Twitter LinkedIn

Invesco FTSE RAFI US 1000

Lo lógico, si uno quiere invertir en valor, es que cuanto más barata sea la compañía, más peso debería tener en la cartera. Y esa es la idea del Invesco FTSE RAFI US 1000 ETF.

El índice de referencia está creado de modo que no sigue el diseño tradicional de los índices ponderados por capitalización de mercado basada en los precios, sino que las ponderaciones de sus componentes se basan en métricas fundamentales de la empresa. Sus componentes se seleccionan y ponderan mediante cuatro factores fundamentales: ventas (media de los cinco años anteriores), flujo de caja (media de los cinco años anteriores), valor contable (a la fecha de revisión) y dividendos (media de las distribuciones de dividendos totales de los últimos cinco años).

Cuando el índice se reequilibra cada año (en el mes de marzo), aumenta la exposición a los valores cuyos precios han bajado en relación con sus fundamentales y se recorta la exposición a los que están subiendo. Esta táctica de “compra a la baja” permite al fondo aprovechar la reversión media de las valoraciones de las acciones. Pero la ponderación fundamental tiene defectos: puede dar demasiado peso a las empresas que se tambalean y cortar demasiado rápido las ganancias.

El ETF evidentemente tiene un claro sesgo value, pero explota todo el espectro de valor-crecimiento. Por ejemplo, el fondo aumentó sus participaciones en Amazon.com y PayPal en su reajuste de marzo de 2022, después de que ambas empresas cayeran en los 12 meses anteriores. Este amplio alcance es atractivo en comparación con el índice Russell 1000 Value, que excluye mecánicamente la mitad más valorada del mercado.

Es un ETF más compensado a nivel sectorial que los otros ETF de su categoría, con menos peso en consumo defensivo y más en tecnología.

Desde la creación de este fondo en 2005, se han producido ráfagas repentinas de rentabilidad superior a la esperada. Esto es intencionado. El fondo está diseñado para beneficiarse de los distintos periodos de reversión media, como en el periodo posterior a la crisis financiera mundial. Por lo tanto, aunque el fondo puede parecer aletargado en ocasiones, puede salir a flote con breves rachas que lo sostienen en periodos más tranquilos.

Facebook Twitter LinkedIn

Títulos Mencionados en el Artículo

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings