Actualmente estamos experimentando dificultades intermitentes durante el registro de usuarios. Agradecemos su paciencia mientras resolvemos el problema.

¿Es India la antichina?

Después de dar un paso de gigante para convertirse en una economía de servicios urbanos, India está dando un paso atrás para superar a China en fabricación.

19/08/2022
Facebook Twitter LinkedIn

Taj Mahal

Mientras que China ha tenido problemas en los últimos 18 meses, las acciones indias han tenido una racha ganadora. Pero recientemente, han vuelto a bajar a la tierra.

Las dos superpotencias emergentes se enfrentan a menudo en la batalla por el capital de los inversores, aunque es probable que ambas sean economías dominantes en la próxima década y más allá.

De hecho, los inversores en mercados emergentes que invierten su dinero en fondos que replican el índice regional probablemente tengan un poco de ambos, con una mayor ponderación para China. Pero, aún así, los fondos especializados en China e India son populares entre los inversores que desean tener una participación más directa.

China tiene argumentos para invertir en ella, como la infravaloración de los valores tecnológicos o su papel como cobertura frente a una recesión estadounidense. Así que veamos el caso de la India en su gran rivalidad con China, visto desde la perspectiva de un experto en inversiones en la India.

 

India superó los resultados

El año 2021 fue excepcional para el índice Morningstar India, con una rentabilidad total del 30%. A lo largo de 10 años, el índice obtuvo una rentabilidad anualizada del 10%, a cinco años del 7,43% y a tres años del 10,71%.

Aunque el índice Morningstar China tuvo un fuerte 2020, ya que fue el primer país que se recuperó durante la pandemia (subió un 31% antes de una pérdida del 21,1% en 2021), en 10 años la rentabilidad anualizada del índice fue del 5,67%, del 1,58% en cinco años y del -1,15% en tres años.

Aunque India ha obtenido mejores resultados durante estos periodos, el examen de los rendimientos de cada año no aclara las cosas: los inversores que quisieran ver en los periódicos el titular "Cuando China obtiene peores resultados, la India los supera" probablemente se sentirán decepcionados. India tuvo años fuertes en 2021, 2014, 2018 y 2020, y China en 2012, 2017, 2019 y 2020.

Los gestores profesionales de mercados emergentes suelen reasignar su capital a los países con mejores resultados, pero para los inversores minoristas es un intento muy difícil. ¿Quién podría haber predicho que China, la fuente de la propagación del COVID en 2020, sería el mercado de valores mundial con mejor rendimiento ese año?

 

La influencia del gobierno no es tan fuerte como se cree

En comparación con China y Rusia, India es un país en el que el gobierno tiene un papel relativamente pequeño en el comercio, señala Ayush Abhijeet, subdirector de inversiones de White Oak Capital y asesor de Ashoka India Equity Investment Trust.

A menudo, en los mercados emergentes, la batalla entre el Estado y el sector privado no es pareja, pero empresas occidentales como Vodafone han llevado al Estado a los tribunales y han ganado.

"Los derechos de propiedad y su aplicabilidad son fundamentales para el Estado de Derecho", añade.

Los expertos en seguridad de Estados Unidos y el Reino Unido han intensificado recientemente sus advertencias sobre el espionaje chino, tanto a nivel gubernamental como empresarial. La nacionalización efectiva por parte de China de las empresas de educación en línea de la noche a la mañana, tras una intervención de alto nivel en la salida a bolsa de Ant Financial, ha alarmado a algunos inversores extranjeros.

El ascenso de China en el sector manufacturero puede estar disipándose.

Según Abhijeet, India se ha saltado esencialmente una de las principales etapas del desarrollo industrial al dar un gran salto de una economía agraria a una economía urbana de servicios. Mientras tanto, China se ha convertido en la fábrica del mundo.

En consecuencia, India está dando un paso atrás en el desarrollo de sus capacidades de fabricación, por ejemplo, de medicamentos genéricos. Al mismo tiempo, el precio de la mano de obra en China se ha disparado, y Abhijeet calcula que es cuatro veces superior al de la India. El país del sur de Asia lo está haciendo "mejor, más rápido y más barato" que China, afirma.

 

India no es un mercado monosectorial

Muchos mercados emergentes se inclinan fuertemente hacia ciertos sectores, lo que puede jugar a su favor (y viceversa) cuando las tendencias globales son favorables.

Por ejemplo, la tecnología ha sido una de las grandes ganadoras durante la recesión, con las empresas chinas Tencent y Alibaba beneficiándose del rebote. Recientemente, los países productores de petróleo han pasado la página de 2020 y han registrado sólidas ganancias: los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Kuwait y Arabia Saudí se encuentran entre los pocos mercados bursátiles que se encuentran en territorio positivo este año.

El sector financiero tiene una gran ponderación en el índice indio debido a los bancos HDFC e ICICI y a Bajaj Auto, pero la tecnología de la información, la energía, los productos básicos de consumo y la atención sanitaria también están bien representados. Como resultado, "la India tiene un conjunto muy heterogéneo de oportunidades de inversión", dice Abhijeet. 

 

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

 

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings