El regreso del riesgo de tipos de interés

Después de varios años de bajadas de tipos, los recientes sobresaltos del mercado han devuelto la atención sobre el riesgo de duración

Mara Dobrescu 14/05/2015
Facebook Twitter LinkedIn

Aunque las tasas de interés en la Zona Euro han registrado durante varios años una tendencia constante de caída, impulsada por los temores de deflación, una política monetaria expansiva y las inyecciones masivas de liquidez por parte del Banco Central Europeo, el final del mes de abril y comienzo del mes de mayo 2015 han estado marcados por el regreso de la volatilidad en los mercados de renta fija.

Los tipos alemanes a 10 años pasaron de alrededor del 0,05% hasta el 0,7% en el espacio de unas pocas semanas antes de retroceder hasta 0,62% este miércoles 13 de mayo. Este aumento parece reflejar la toma de conciencia por parte de algunos inversores sobre el alto nivel de valoración alcanzado por los mercados de bonos, así como la falta de visibilidad sobre una posible normalización de la política monetaria en los Estados Unidos.

Los fondos invertidos en bonos de la Zona Euro lógicamente sufrieron una corrección: desde el 28 de abril hasta el 8 de mayo 2015, la categoría Morningstar RF Deuda Pública Euro perdió un 2,15%, borrando casi dos tercios de sus avances desde principio de año. En comparación, en 2014, un año marcado por una fuerte disminución de los tipos de interés, esta categoría registró uno de los mejores comportamientos del mercado (10,5%).

Las categorías Morningstar de Renta Fija Diversificada Euro (que mezcla bonos públicos y privados) y de Renta Fija Deuda Corporativa Euro también han caído pero en menor proporción (-1,6% y -1%, respectivamente).

 

Fuente: Morningstar

 

Los fondos de bonos soberanos han sido de hecho los más afectados por esta volatilidad, ya que su rendimiento es, en igualdad de condiciones (es decir, sin tener en cuenta otros factores como el riesgo país), función directa de la evolución de las tipos de interés.

Esta sensibilidad se mide por la duración: cuando la obligación "sin riesgo" muestra una duración de 5 años, esto significa que su valor se incrementará en un 5% por cada 1% de disminución en los tipos de interés. A la inversa, esto también significa que si las tasas de interés suben un 1%, su valor caerá un 5%. La duración también tiene un papel que desempeñar en los fondos invertidos en bonos corporativos, pero mucho más secundario: estos fondos también reaccionan a los cambios en la prima de riesgo de crédito y a los fundamentales de las empresas subyacentes.

Entre los fondos que se benefician de un Analyst Rating positivo por parte de los analistas de Morningstar, varios estaban posicionados para limitar el impacto potencial de unos tipos de interés más altos.

Los inversores pueden identificar estos fondos gracias a nuestro Style Box de Renta Fija, que representa el posicionamiento de un fondo en función de dos ejes: la sensibilidad a los tipos de interés y la calidad crediticia de la cartera.

Los fondos con baja duración, entre 0 y 3,5 años, se encuentran en la columna de la izquierda, y por lo general se incluyen en las categorías de "corto plazo" (Renta Fija Deuda Pública Corto Plazo Euro, Renta Fija Deuda Corporativa Corto Plazo EUR, etc). Los fondos con una duración moderada (de 3,5 a 6 años) aparecen en la columna del medio, mientras que los fondos con una duración larga (más de 6 años) aparecen en la columna de la derecha.

 

Renta Fija Deuda Pública Euro

De los fondos invertidos en bonos soberanos, los fondos Petercam Bonds EUR y BlueBay Investment Grade Government Bond tenían, a fecha de la última cartera disponible por Morningstar, una duración inferior a la del índice de referencia. Esto les ha permitido soportar un poco mejor en la corrección del mercado desde el 28 de abril. Por el contrario, el fondo ESPA Bond Euro Reserva A con una duración de 7,47 años (contra 7,1 para el índice), registra uno de los peores resultados de este período.

 

Fuente: Morningstar.

 

Renta Fija Diversificada Euro

Dentro de los fondos invertidos tanto en bonos privados y públicos, también vemos que los dos fondos que tenían la duración más baja (Pioneer Fds Euro Aggregate Bond y ERSTE Responsible Bond) registraron una pérdida ligeramente inferior a la del índice.

 

Fuente: Morningstar.

 

Renta Fija Deuda Corporativa Euro

Por último, de los fondos invertidos en bonos corporativos, varios fondos como AXA WF Euro Credit IG y BGF Euro Corporate Bond mostraron una infraexposición en cuanto a duración. Esto les ha permitido limitar las pérdidas en comparación con el índice de referencia, incluso si debido a sus mayores fuentes de rentabilidad (decisiones sectoriales, selección de títulos, etc.), estos fondos son estructuralmente menos sensibles al riesgo de tipos tasas que sus homólogos invertidos en bonos soberanos.

 

Fuente: Morningstar.

 

Mirar la rentabilidad de los fondos durante los períodos de volatilidad sobre los tipos de interés puede dar a los inversores pistas sobre lo que pueden esperar de su inversión en caso de un posible aumento más prolongado en los tipos de interés.

Pero sería peligroso sacar conclusiones definitivas sobre la calidad de la gestión, porque al final, sólo el análisis de la rentabilidad a largo plazo y sobre una base ajustada al riesgo, permite evaluar si el gestor del fondo ha hecho un buen uso de la gestión de la duración durante un ciclo de mercado completo.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Mara Dobrescu

Mara Dobrescu  is a fund analyst at Morningstar France.

© Copyright 2023 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings