¿Cuál es el mejor momento para vender un valor?

Los inversores deberían prestar atención a la evolución de la cotización frente al valor intrínseco para tomar esa decisión.

Facebook Twitter LinkedIn

 

Jeremy Glaser : Soy Jeremy Glaser de Morningstar. Una de las preguntas que se hacen los inversores es saber cuál es el mejor momento para vender un valor. Para aclararnos sobre esta cuestión recibimos a Matt Coffina, el editor de Morningstar Stockinvestor. Matt, gracias pore star con nosotros.

Matt Coffina : Gracisas por invitarme, Jeremy.

Glaser : ¿En qué deben pensar los inversores antes de vender un título? ¿Es una fase de caída pronunciada en los mercados  una señal suficiente para incitarnos a vender? ¿Qué otros factores pueden intervenir?

Coffina : Creo que tener que tener en mente de siempre comparar la cotización frente al valor intrínseco del título. Eso es cierto tanto para considerar un potencial de subida como de caída. Supongamos que una notica sobre la evolución de los márgenes de una compañía cotizada indica que ésta debería ser muy por encima de lo que el mercado estaba esperando y el valor rebota un 20%. ¿Es el momento de vender? A lo mejor el valor justo para este título está un 30% por arriba, en cuyo caso el valor seguiría siendo una buena oportunidad incluso después del rebote.

De la misma manera, a la baja, todo depende de la relación entre la cotización y su fair value. Si el valor intrínseco no cambia y el título baja sin motivo, podría ser una oportunidad para comprar más que para vender  si la cotización ha caído.

Glaser : ¿Qué piensa de las técnicas de tipo « stop-loss » que consisten en cerrar una posición si el valor cae más de un 20%?

Coffina : no creo que sea una estrategia muy buena de forma general. Peter Lynch decía: « Encuéntreme alguien que tiene un « stop-loss » del 10% y tendremos a alguien que seguro perderá un 10%. » Las cotizaciones fluctúan por muchas razones. Algunas veces observamos un mini crack o “flash cracks” en los que las cotizaciones bajan sin motivo. Los precios pueden recuperarse en la hora siguiente. El tener una orden de tipo « stop-loss » no le ayudará. El título puede tener una caída del 20% y una orden « stop-loss » a 10% le llevará a vender con una pérdida del 20%. Eso no protege su capital demasiado bien.

Glaser : Warren Buffett afirma que la primera regla de todo inversor debería ser de no perder dinero. ¿Cómo pueden los inversores protegerse contra el riesgo de caída y estar seguros de que no se van a ver afectados al ver caer las cotizaciones?

Coffina : No creo que Buffet sugiera que haya que evitar cualquier pérdida temporal sobre una inversión porque esto es imposible incluso para el mejor inversor de todos los tiempos. Creo que Buffet tiene en mente el riegso de pérdida de valor permanente, por ejemplo, si uno compra un título a 100$ y si el valor intrínseco cae, digamos, a 80$ y se mantiene a ese nivel. Eso constituye una pérdida de capital duradera y es eso lo que queremos evitar.

Creo que la mejor manera es buscar títulos que tengan una ventaja competitiva (« economic moat ») duradera y con tendencia a ampliarse. Por otro lado hay que intentar evitar aquellas empresas cuya posición competitiva se esté deteriorando (« negative moat trend ») o sufran una rebaja en su valor intrínseco en el tiempo. Como dice el mismo Buffett, el tiempo es el amigo de un buen negocio y el enemigo de un mal negocio.

Glaser : Si uno estima que la historia de una compañía ha cambiado profundamente y que la cotización parece sobrevalorada, ¿cómo saber si es el momento oportuno para vender? ¿Cómo el hecho de que existan alternativas puede influenciar la decisión?

Coffina : Es quizás una de las cosas más difíciles para el inversor, es decir reconocer cuando uno se ha equivocado y que hay que pasar página. Creo que hay que ser consciente de un sesgo psicológico llamado «el miedo a perder» cuando los inversores tienen dificultades en reconocer su pérdida y su error. Puede ser una elección dolorosa para una cartera si uno mantiene acciones de una sociedad que no responde a lo que buscábamos y que no queremos realizar las pérdidas. Corremos el riesgo de perder más de lo previsto.

Creo que disponer de alternativas puede jugar un papel importante. Cada decisión de inversión es relativa. Cuando uno decide comprar un título, toma la decisión de no comprar otros valores y de no considerar opciones como el efectivo, las obligaciones, las opciones,… Si existe una mejor oportunidad, puede ser conveniente vender y rentabilizar el capital de otra forma. Frente a una compañía cuya posición competitiva está deteriorándose y que podría valer mucho menos en el futuro que hoy en día, es algunas veces razonable materializar la pérdida.

La buena noticia es que siempre hay alternativas a nuestra disposición. Si uno es capaz de identificar una buena idea sobre un valor que cotiza sensiblemente por debajo de su valor intrínseco o una compañía de mejor calidad susceptible de incrementar su valor con el tiempo, puede tener sentido.

Glaser : Hemos hablado de empresas cuya historia no funciona forzosamente. Hay empresas que funcionan bien pero cuya cotización ha avanzado demasiado hasta el punto de alcanzar niveles de valorización que pueden parecer excesivos. ¿Cómo saber cuándo hay que vender?

Coffina : Son situaciones igualmente delicadas. A Warren Buffet le gusta decir que su periodo preferido de mantenimiento de un valor es « para siempre ». Prefiere no tener que vender sus acciones, pero puede haber circunstancias en las que una buen empresa capaz de incrementar su valor intrínseco, de reinvertir su capital a una elevada tasa de rentabilidad, de incrementar sus resultados o dividendos… esta sociedad puede parecer sobrevalorada porque los inversores se han vuelto muy optimistas sobre ella.

Creo que en esta situación el Rating Morningstar sería de una estrella. Si es ese el caso, puede ser buen momento para buscar mejores alternativas. Una vez más se trata de un razonamiento relativo. Si tenemos buen negocio cotiza un 30% por encima de su fair value y otro que cotiza con un descuento del 10%, y si estas dos compañías son de calidad similar, hay una buena oportunidad de arbitraje que aprovechar.

Dicho esto, diría que los inversores no deberían tener la necesidad de vender. No es necesario vender para obtener buenos resultados en bolsa. Y el motivo es que el valor intrínseco aumenta con el tiempo. Las empresas hacen crecer sus resultados y sus dividendos. Eso significa que una empresa de gran calidad puede valer más dentro de 5 o 10 años que lo que vale ahora mismo.

Glaser : Matt, gracias por esta conversación.

Coffina : Gracias por la invitación.

Glaser : Para Morningstar, Jeremy Glaser.https://www.morningstar.co.uk/static/UploadManager/Image/sellholdbuy.gif

 

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Jeremy Glaser  Jeremy Glaser is the Markets Editor for Morningstar.com.

© Copyright 2023 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings