Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Flujos de Fondos Europa: Febrero 2018

En febrero todos los tipos de activo registraron unas entradas de dinero considerablemente más bajas que en el mes anterior

Ali Masarwah 03/04/2018

Después de disfrutar de un nivel récord de entradas netas en enero, los fondos europeos se enfrentaron a un panorama mucho más sobrio en febrero. El apetito por el riesgo por parte de los inversores se redujo considerablemente, ya que los mercados se vieron afectados por episodios de volatilidad que perjudicaron a los precios de los activos de riesgo en general.

Según los datos de Morningstar, todos los tipos de activo registraron unas entradas de dinero considerablemente más bajas que en enero, y varios incluso sufrieron salidas. Sin embargo, en conjunto, los flujos netos hacia fondos y ETFs con vocación de largo plazo se situaron en los 27.100 millones de euros, por lo que se mantuvieron cómodamente en terreno positivo.

Considerando las pérdidas de dos dígitos sufridas en algunos mercados de renta variable, la demanda de fondos de acciones se situó en febrero en unos niveles sorprendentemente sólidos, en torno a los 13.700 millones de euros. Sin embargo, esta cifra fue inferior a la media de los 12 meses anteriores, de unos 16.600 millones de euros). Los fondos de renta variable emergente, así como los de gran capitalización americana, los de gran capitalización de la Zona Euro y los fondos de renta variable Asia excluyendo a Japón experimentaron una fuerte demanda, que compensó con creces las salidas de los fondos de renta variable de gran capitalización global, los de renta variable Europa Large Cap Blend y los de alto dividendo global.

Los fondos de bonos fueron los más perjudicados entre todos los tipos de activo, con una pérdida de 5.400 millones de euros. Varias categorías de fondos de renta fija tuvieron que soportar salidas sustanciales, entre ellas varias categorías de fondos de renta fija de alto rendimiento y fondos de renta fija corporativa en euros. Sin embargo, estas salidas sólo pueden interpretarse en parte como un movimiento de refugio frente al riesgo, ya que otras categorías de bonos de riesgo, como los fondos de bonos de mercados emergentes, siguieron disfrutando de una fuerte demanda. 

Las entradas en fondos alternativos cayeron a su nivel más bajo de los últimos cinco meses debido a la disminución de la demanda de fondos long/short de deuda, de fondos multiestratégicos y de fondos market neutral. Las entradas más elevadas correspondieron a los fondos global macro y a los fondos de volatilidad, que registraron entradas netas de 590 y 480 millones de euros, respectivamente, muy por encima de la media de los doce meses anteriores.

En cuanto a los fondos mixtos, sin embargo, la corrección de febrero apenas se notó ya que registraron flujos netos positivos por valor de 14.600 millones de euros, el segundo mes más fuerte desde mayo de 2017. En cuanto a los fondos monetarios, estos sufrieron fuertes salidas de 38.000 millones de euros confirma que, en conjunto, los inversores europeos no pasaron a la modalidad de “risk-off”.

 

 

Categorías con mayores entradas de dinero

A nivel de categorías de fondos, la que disfrutó de la mayor demanda fue la de Mixtos Flexibles Global. El delegar las decisiones de distribución de activos en el gestor del fondo fue posiblemente la razón de esta elevada demanda, ya que estos fondos tienen el mandato, en gran medida ilimitado, de invertir de forma flexible en una serie de clases de activos.

Los inversores siguieron siendo muy positivos en fondos de acciones emergentes, como lo demuestran los fuertes flujos hacia esta categoría. Cabe señalar que los dos fondos de la categoría que atrajeron las mayores entradas son dos ETF: el Amundi ETF MSCI Emerging Market, con 370 millones de euros, y el iShares Core MSCI EM IMI ETF, con 336 millones de euros.

La actual corrección del mercado también fue una oportunidad de compra para los inversores positivos sobre las perspectivas de crecimiento económico y la reforma fiscal de EE.UU., ya que los flujos de entrada han seguido dirigiéndose hacia los fondos de gran capitalización de Estados Unidos. Cabe señalar que en este segmento los inversores prefieren claramente la opción pasiva. Esto quedó demostrado por la inmensa demanda de ETFs referenciados al S&P 500, con el Vanguard S&P 500 ETF y el iShares Core S&P 500 ETF que recolectaron 938 y 773 millones de euros de entradas netas, respectivamente. De hecho, los fondos gestionados de forma pasiva (fondos índice y ETFs) han atraído el 95% de las entradas fondos de renta variable USA Large Cap Blend en febrero.

 

 

Categorías con mayores salidas de dinero

En cuanto a las categorías con mayores reembolsos, la ampliación de los diferenciales de crédito provocó salidas de dinero de los fondos de alto rendimiento, así como de los fondos de bonos corporativos tanto en euros como en dólares. Las salidas de fondos de bonos de alto rendimiento en dólares fueron motivadas en gran medida por la continua baja rentabilidad de varios grandes fondos. El Neuberger Berman High Yield Bond Fund USD, que mantiene un Morningstar Analyst Rating de Silver, perdió 304 millones de euros en febrero y dentro de los fondos pasivos, el iShares $ High Yield Corp Bond UCITS ETF, con calificación Neutral, registró salidas netas por valor de 457 millones EUR.

 

 

Nota: La información utilizada en este artículo ha sido extraída de nuestra plataforma para inversores profesionales Morningstar DirectSi es inversor profesional y quiere saber más sobre Morningstar Direct haga clic aquí



¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Ali Masarwah

Ali Masarwah  Ali Masarwah ist als Chefredakteur für die deutschsprachigen Seiten von Morningstar verantwortlich.