Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Cuando el growth y el value se mezclan

Ni los fondos value invierten exclusivamente en compañías de valor, ni los fondos growth invierten únicamente en empresas de crecimiento.

Fernando Luque 28/09/2017

En principio uno puede pensar que un fondo de estilo “value” debe ser muy distinto de un fondo “growth”. En cuanto a filosofía de inversión, sí que lo son. Un gestor value invierte en compañías que se encuentran baratas de precio y trata de sacar partido a las ineficiencias del mercado en cuanto a la valoración calculada para una determinada acción. Por contra, el gestor “growth” no le preocupa tanto el precio al que cotiza un valor sino más bien su proyección futura en términos de crecimiento de beneficios o de crecimiento de ventas. Según él, si el valor cumple con esas expectativas, entonces debería reflejarlo en una subida de su cotización. Ahí está la diferencia.

Técnicamente es posible definir más precisamente lo que es una acción de crecimiento o una acción de valor en función de una serie de ratios fundamentales. Para el Style Box de Morningstar utilizamos cinco ratios que miden las características de valor de cada título (precio sobre beneficios estimados, precio sobre valor contable, precio sobre ventas, precio sobre flujo de caja y rentabilidad por dividendo) y cinco que miden las características de crecimiento de cada empresa (crecimiento futuro de los beneficios, crecimiento histórico de los beneficios, crecimiento de las ventas, crecimiento del flujo de caja y crecimiento del valor contable).

Típicamente los valores del sector de telecomunicaciones, del sector tecnológico o de la biotecnología forman parte de la categoría “growth” mientras que acciones del sector financiero o del sector eléctrico, por citar algunos ejemplos, se incluyen dentro de la categoría “value”. De ahí las diferencias a nivel sectorial entre, por ejemplo, los fondos de renta variable europea de gran capitalización de estilo valor y los de estilo crecimiento, como reflejamos en los gráficos siguientes

  Fuente: Morningstar Direct

 

Pero hay fondos indentificados como “value” que invierten en compañías supuestamente growth y fondos “growth” que invierten en compañías de tipo “value”.

  Fuente: Morningstar Direct

 

En conclusión, si un inversor ha invertido en un fondo value, debe saber que éste tendrá más o menos exposición a compañías clasificadas como growth.

 

Para saber más sobre la inversión sostenible y el Rating de Sostenibilidad Morningstar visite nuestro sitio dedicado a ello

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es