Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Para Novatos: Entender la rentabilidad de un ETF inverso

¿Cómo es posible que la rentabilidad de un ETF pueda ser diferente de la rentabilidad inversa de su índice de referencia?

Fernando Luque 18/05/2017

En principio cuando uno invierte en un ETF inverso espera obtener el inverso de la rentabilidad del índice al que está referenciado. Es decir, si uno compra un ETF inverso sobre el IBEX 35 y el índice cae un 20%, uno espera obtener una rentabilidad del 20%.

En realidad es así y no es así. Me explico. Eso es cierto si miramos el comportamiento del ETF en un día concreto. Es decir, si en un determinado día el índice cae un 2% por ejemplo, el ETF inverso referenciado a este índice habrá ganado un 2% (bueno, no exactamente ya que hay que descontar la comisión de gestión… pero, para simplificar, eso es lo que ocurre en realidad). Y al día siguiente lo mismo. Si al día siguiente el índice gana un 1,5%, el ETF inverso caerá un 1,5%. Y así sucesivamente.

Pero, ¿qué pasa si miramos el comportamiento relativo del ETF inverso y de su índice correspondiente, no en un día concreto, sino en un determinado periodo temporal? Ahí las cosas cambian. Veamos el ejemplo siguiente (he exagerado mucho las variaciones del índice para que el ejemplo se entienda mejor). Supongamos que tenemos un índice y un ETF inverso referenciado a ese índice que parten los dos de un valor de 100. Supongamos que el primer día el índice cae de 100 a 80; eso corresponde a una rentabilidad negativa del 20% y por lo tanto el ETF inverso sube un 20%, de 100 a 120. El día siguiente el índice experimenta una subida que le devuelve al nivel de 100. Pasar de 80 a 100 supone una revalorización del 25%, que es el porcentaje que pierde el ETF inverso… pero una caída del 25% desde 120 significa pasar de 120 a 90.  

Es decir al cabo de los dos días, el índice se mantienen en el nivel de 100, pero el ETF ha perdido un 10%.

Uno podría pensar que se trata de un engaño y que uno siempre pierde con un ETF inverso… pero no es así. El ETF inverso se compromete a entregar al partícipe la rentabilidad diaria inversa del índice al que está referenciado y cumplen con lo establecido.

Por otra parte, puede darse el caso de que la rentabilidad del ETF inverso no esté por debajo de la rentabilidad inversa del índice sino por encima… si no hagan el ejercicio en el que el índice pasa el primer día de 100 a 80 para al día siguiente volver a caer hasta 60… ¿qué rentabilidad habrá conseguido el ETF inverso? 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es