Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Vanguard se come al mundo en 2016

Los flujos recibidos por Vanguard superan al conjunto de todas las otras gestoras y proveedores de ETFs a nivel mundial

Ali Masarwah 02/02/2017

Mientras que la historia de crecimiento de Vanguard lleva ya en marcha desde hace ya algunos años, el gigantesco proveedor de (en su mayoría) fondos pasivos y ETFs ha superado a sus rivales de una manera sin precedentes en 2016.

Las estimaciones de Morningstar muestran que los flujos mundiales que recibió Vanguard ascendieron 289.000 millones de dólares estadounidenses. En total, a nivel mundial, los fondos con vocación a largo plazo y ETFs registraron entradas netas por valor de unos 533.000 millones de dólares. Esto implica que los flujos netos de Vanguard han superado los flujos netos de todos los 4.000 proveedores y gestoras restantes 4.000 a nivel global incluidos en nuestra base de datos.

Analizando los datos más profundamente el éxito de Vanguard destapa una historia sombría sobre la situación de la industria de fondos de gestión activa. En 2016, los fondos activos registraron salidas netas por valor de 92.300 millones de dólares estadounidenses, mientras que los fondos índice consiguieron suscripciones de 625.200 millones. El dominio de los los fondos pasivos ha sido evidente durante años, pero no estaba claro que tal avalancha afectaría a la industria de fondos activos. En 2015, las entradas en fondos pasivos ascendieron a 571.100 millones de dólares, mientras que los fondos activos recibieron 284.900 millones. Sin embargo, desde 2012 hasta 2014, los flujos en fondos activos habían superado fácilmente a los de los fondos pasivos, como se muestra en la tabla a continuación.

Si bien la magnitud del auge de los fondos pasivos no era predecible, las razones de su éxito son claras: el análisis de Morningstar ha demostrado que los costes son uno de los mejores predictores de un buen comportamiento a largo plazo. Por otra parte, los costes pueden predecirse, mientras que las rentabilidades, no.

En 2016, los tres principales recolectores de activos fueron todos proveedores de fondos de índice. Siguiendo a Vanguard por un amplio margen, iShares registró entradas netas por valor de 137.200 millones de dólares y State Street consiguió 63.000 millones de dólares en entradas netas en sus fondos índice a nivel mundial.

Tabla: 10 entidades con mayores flujos en 2016 (fondos y ETFs)

 

Los inversores americanos han sido especialmente sensibles a las ventajas de los fondos de bajo coste. Un estudio de Morningstar indica que la sensibilidad a los costes no es un factor común a todos los inversores del mundo. Un estudio sobre los factores que están detrás de los flujos globales de activos, publicado en 2015, muestra  que, controlando otros factores, los bajos costes eran un factor dominante en los flujos de fondos en Estados Unidos, pero mucho menos en Europa, donde los bajos costes no explican las suscripciones de fondos.


Un vistazo a la distribución regional de los flujos de Vanguard revela que 2016 fue casi exclusivamente impulsado por Estados Unidos: 277.000 millones de dólares – el 96% de todos los flujos de Vanguard  - son de fondos domiciliados en los Estados Unidos. Los fondos europeos y transfronterizos se llevaron 14.300 millones de dólares, mientras que los fondos de Vanguard en Oceanía sufrieron salidas de unos 4.600 millones de dólares.

Echando un vistazo al crecimiento de los fondos índice en Europa vemos que los flujos de los fondos pasivos han superado los de los fondos activos desde hace bastante tiempo. Sin embargo, debido al menor efecto base, esto no se refleja claramente en las tendencias a nivel global, que están dominadas por el mercado de fondos con vocación a largo plazo americano de unos 15 billones de dólares.

Mientras que los fondos índice representan el 34% del mercado de fondos a largo plazo en EE.UU., éstos sólo representan el 15% del mercado (de unos 7,3 billones de euros) de fondos en Europa. El principal beneficiario de los flujos en 2016 en Europa fue iShares. La filial de BlackRock registró entradas netas por valor de 26.200 millones de euros, más del doble de las entradas de los fondos indexados de Vanguard en el viejo continente. A modo de comparación, Vanguard superó a iShares en los Estados Unidos, con unos flujos netos de 277.000 millones de dólares frente a unos 108.000 millones para iShares.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Ali Masarwah

Ali Masarwah  Ali Masarwah ist als Chefredakteur für die deutschsprachigen Seiten von Morningstar verantwortlich.