El terremoto hace temblar a las bolsas asiáticas

Antes de Navidad, las bolsas asiáticas eran las preferidas de los gestores. Pero el terremoto que ha sacudido el sudeste de la región ha provocado una oleada de ventas y se teme que la catástrofe pueda retraer a los inversores extranjeros.

Sara Silano 27/12/2004
Facebook Twitter LinkedIn
Las principales bolsas orientales cerraron en negativo el primer día después del seísmo que provocó la muerte a cerca de 23.000 personas. Los títulos ligados al turismo y las compañías aéreas experimentaron fuertes caídas ya que se prevé la cancelación de numerosos viajes turísticos, mientras los títulos del sector de la construcción que podrían beneficiarse de la demanda en infraestructuras y nuevos edificios se han movido en sentido contrario.

El país más castigado desde un punto de vista económico es Tailandia, dónde el turismo representa cerca de un 6% del Producto Interior Bruto (PIB). El terremoto también ha golpeado al mercado de divisas y el yen ha caído contra el euro hasta los mínimos de los últimos 18 meses, al igual que las demás divisas asiáticas.

ticleAD">

Los economistas y analistas están intentando valorar el impacto de la catástrofe sobre la coyuntura y los mercados. Es posible que las previsiones sobre las bolsas del Pacífico sufran alguna que otra revisión. En la última encuesta realizada por Morningstar a principios de diciembre entre las principales gestoras europeas, Asia (excluyendo a Japón) era la región preferida por el 28% de los gestores, seguido por la Zona Euro y Japón (ambos con un 23% de los votos).

En el último mes, el índice MSCI Asia Pacific se ha mantenido bastante estable (+0,1%), acumulando una ganancia desde principio de año del 7,8% (a 27 de diciembre). Entre los mejores del mes destacan la bolsa de Bombay (+4%), Taiwan (+2,4%) e Indonesia (+2%), mientras que el índice Kospi coreano terminó en negativo, aunque sigue acumulando una subida del 8% en lo que llevamos de año. Hasta el mes de diciembre, los mercados se han movido al son marcado por Wall Street, influenciados tanto por el aumento del precio del petróleo como por la debilidad del dólar norteamericano.

Recientemente algunas gestoras han aumentado su peso en el área asiática. Schroders, por ejemplo, apuntaba antes del terremoto que había pasado de una ligera infraponderación a un peso neutral “porque la región parece menos dependiente del crecimiento externo y pensamos que la coyuntura seguirá siendo favorable en el 2005”. Por su parte, WestAM sobrepondera algunos mercados del Pacífico como la India, las Filipinas y Malasia ya que considera atractivas sus valoraciones.

Dicho esto, aunque las opiniones respecto al sudeste asiático pueden ser revisadas, el resto del continente presenta un cuadro bastante sólido. El motor del crecimiento sigue siendo China que se prevé que crecerá a un ritmo sostenido el año que viene. Pero, como dice John Hatherly de M&G Investments, no sólo existe China: “Otros países, como Corea y Taiwán, representan verdaderas potencias económicas”. Y añade: “Las compañías están generando mucha liquidez que puede ser utilizada para reducir los niveles de endeudamiento y aumentar los dividendos. A largo plazo, las bolsas estarán soportados por la coyuntura económica y los beneficios empresariales, y se beneficiarán de unas valoraciones atractivas respecto a los mercados occidentales”.
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Sara Silano

Sara Silano  è caporedattore di Morningstar in Italia

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings