¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

Un fondo de renta fija de gestión activa

Subida para la deuda pública y caídas en las bolsas. Esa ha sido la reacción de los mercados tras los recientes atentados terroristas. Pero, ¿cuáles son las previsiones para las obligaciones corporativas? Morningstar se lo ha preguntado a Eric Vanraes, gestor del fondo Euro Yield de la gestora UBAM.

Sara Silano 25/11/2003
¿Cuál es su visión del mercado de bonos europeos?

Somos muy cautos a medio plazo aunque somos ligeramente alcistas a los niveles actuales de tipos a diez años. Pensamos que los diferenciales de los bonos corporativos permanecerán estrechos, incluso en caso de subidas de tipos ya que la situación económica ha mejorado y las bolsas están recuperándose.

¿Entonces, es todavía buen momento para invertir en obligaciones del viejo continente?

No pensamos que los títulos gubernamentales sean atractivos a los niveles actuales, por lo que no recomendamos incrementar el peso de los bonos en una repartición de activos global. Más en detalle, creemos que hay que infraponderar los títulos de deuda pública con un rating AAA (el más alto a nivel de crédito) y sobreponderar los otros instrumentos del mercado de bonos.

El fondo UBAM Euro Yield está principalmente invertido en obligaciones de emisores europeos. Pero, cuáles son sus preferencias sectoriales?

Estamos sobreponderados en telecomunicaciones, con una fuerte posición en France Telecom, Deutsche Telekom y Telecom Italia. Además, tenemos un peso ligeramente superior al benchmark en el segmento de las automovilísticas, centrándonos en algunos títulos específicos como Renault, Peugeot, Volkswagen, BMW, Toyota y Daimler. Somos menos positivos respecto a Ford y General Motors.

¿Y cuáles son los sectores en los que estáis infraponderados?

En primer lugar, los títulos financieros; porque pensamos que comprar deuda de bancos de elevada calidad no es muy atractivo. Los rendimientos son bajos y bastante similares a los de las emisiones AAA. Por eso solemos invertir en deuda subordinada de estos mismos bancos (o aseguradoras, un sector con una beta más alta) que tienen rendimientos mucho más elevados. La consecuencia de esta estrategia es una fuerte infraponderación en títulos AA y una sobreponderación en títulos A (porque la deuda subordinada de los bancos AA recibe un rating A).

¿Tiene un impacto sobre el fondo la fortaleza del euro?

El fondo no se ha visto penalizado por la apreciación de la moneda única ya que está totalmente invertido en títulos denominados en euros. Pero se ha beneficiado de la debilidad del billete verde, debido a que los inversores han pasado de los bonos en dólares a los bonos en euros. Desde principio de año, el patrimonio ha pasado de los 132 millones a los 250 millones de euros.

Existe, sin embargo, otro aspecto. Hay que tener en cuenta que gestionamos un fondo similar en dólares y que estamos convencidos de que la economía norteamericana se recuperará antes que la europea (y que la alemana, en particular). Por eso estamos considerando la idea de invertir en títulos norteamericanos denominados en euros, en particular aquellos emitidos por bancos y brokers. El objetivo es encontrar nuevas fuentes de rentabilidad, remplazando las emisiones de empresas del viejo continente (como, por ejemplo, la de los bancos alemanes).

En un mercado de bonos corporativos que ha mostrado señales de agotamiento, ¿cómo se puede explicar que el Euro Yield haya conseguido una rentabilidad muy superior a la de su categoría?

Pensamos que el factor clave ha sido la selección de títulos que hemos incluido en cartera. Consideramos este aspecto mucho más importante que la duración o la propia repartición sectorial. Eso significa que podemos comprar emisiones de una empresa que pertenezca a un sector que no nos guste mucho. Por otro lado, también podemos ser muy selectivos en los sectores que más nos gustan si tenemos dudas respecto de la calidad de algunos emisores.

Por esta razón, no existe una política definida en términos de tracking error (volatilidad de los rendimientos del fondo respecto al benchmark) porque tampoco compramos un título en función de si pertenece al índice de referencia o no. Por ejemplo, a fecha del 30 de septiembre, el 14% de la cartera del fondo no estaba invertido en emisiones incluidas en el índice de referencia.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Sara Silano

Sara Silano  è caporedattore di Morningstar in Italia

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies