Mi reflexión semanal: TINA ha muerto

Mi reflexión semanal sobre lo que está ocurriendo en los mercados.

Fernando Luque 28/10/2022
Facebook Twitter LinkedIn

TINA es el acrónimo anglosajón de “There IS No Alternative” o lo que viene a ser lo mismo “No Hay Alternativa” (lo que pasa es que en español suena peor). Este concepto se ha utilizado durante estos últimos años para decir que, con unos tipos de interés tan bajos, el inversor no tenía más alternativa que invertir en renta variable si quería obtener alguna rentabilidad para sus ahorros.

Y vaya si ha conseguido rentabilidad. En el periodo que va de enero de 2019 a diciembre de 2021, un inversor que hubiera optado por la renta variable mundial hubiera conseguido una rentabilidad del 22% anual (en euros) y eso a pesar de bache de la pandemia por el camino.

¿Y la renta fija, me preguntaréis? Apenas un 2% anual en ese mismo periodo debido en lo que respecta a la renta fija en euros. Pues eso, que no hubo más alternativa que la renta variable para hacer prosperar su patrimonio. Los culpables no son ni más ni menos que los bancos centrales (la Reserva Federal y el Banco Central Europeo) que mantuvieron (artificialmente) bajos los tipos de interés.

 

Bolsa y Bonos 2019-2021

 

Fue un periodo duro y estresante para el ahorrador ya que esa represión financiera le obligó a asumir un riesgo que no estaba dispuesto a asumir. No es lo mismo invertir que ahorrar. Por eso vimos unas salidas masivas de dinero de los fondos mixtos conservadores españoles en plena pandemia (la enorme barra negativa en marzo de 2019 que aparece claramente en el gráfico adjunto). Y los que se salieron en ese momento obviamente no se aprovecharon de la subida posterior del mercado.

 

Flujos Mixtos Defensivos

 

Ahora bien, esa vía única para sacar rentabilidad a los ahorros se ha acabado. La llegada de la inflación y la subida de los tipos de interés están ofreciendo oportunidades no sólo a los ahorradores (de momento los tipos de los depósitos no está subiendo demasiado, pero poco a poco se irá notando) sino también a los inversores.

Pero, ¿qué me estás contando?, me diréis… si lo que hemos vivido estos últimos años en bolsa es una situación idílica para los inversores. Si… para los inversores en bolsa; es decir para aquellos que pueden y quieren asumir el máximo riesgo con sus inversiones. Pero no todos los inversores están dispuestos o pueden asumir ese riesgo.

La inmensa mayoría de los inversores podría catalogarse como de perfil defensivo o moderado (recuerde que la mayoría del dinero de los inversores españoles está en fondos mixtos). Y estos inversores necesitan evidentemente que las bolsas suban, pero sobre todo que la renta fija ofrezca rendimiento.

Y ahí estamos. La subida de los tipos de interés tanto en los tramos cortos como largos ofrece ahora mismo un rendimiento interesante. Diría incluso que a los niveles actuales y teniendo en cuenta que lo más probable es que tengamos recesión a la vuelta de la esquina, hay más valor en la renta fija que en la renta variable. En ese entorno los tipos a largo plazo deberían retroceder y ofrecer ganancias a los fondos de renta fija a largo plazo.

TINA ha muerto. Viva la TIA (There IS Alternative - Hay Alternativa).

Para estar informado de todo lo que ocurre en los mercados

Suscríbase a nuestra Newsletter

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings