Acciones chinas: ¿camino de ser excluidas de la bolsa americana?

La SEC ha señalado a Yum China y a otras cuatro empresas para su posible exclusión de bolsa en 2024 debido a las normas de contabilidad.

Kate Lin, CAIA 15/03/2022
Facebook Twitter LinkedIn

Una larga disputa entre Estados Unidos y China sobre las normas de auditoría y cumplimiento de la normativa se está agudizando, y podría llevar a la exclusión de algunas empresas chinas de las bolsas estadounidenses.

El jueves, la Comisión de Valores y Bolsa advirtió de la posible exclusión de la lista de cinco empresas que están en medio de la disputa: el operador de cadenas de comida rápida Yum China (YUMC), el proveedor de soluciones de procesamiento de obleas ACM Research (ACMR) y las empresas biofarmacéuticas BeiGene (BGNE), Zai Lab (ZLAB) y HutchMed (HCM), que es una rama de producción biofarmacéutica de CK Hutchison (CKHUF) de Hong Kong.

La cuestión es si las empresas chinas son capaces de proporcionar suficiente información y acceso a los auditores aprobados por Estados Unidos.

El Senado estadounidense aprobó en junio de 2021 un proyecto de ley que permitiría a la SEC suspender la cotización de las empresas si no presentan sus documentos de trabajo al Consejo de Supervisión Contable de Empresas Públicas durante tres años consecutivos (2021, 2022 y 2023). La norma también obliga a las empresas a declarar si son propiedad o están controladas por algún gobierno extranjero.

Las cinco empresas citadas por la SEC tienen de plazo hasta finales de marzo para demostrar a las autoridades que han cumplido con los requisitos de auditoría, o de lo contrario tendrán que dejar de cotizar en la bolsa de Nueva York en 2024. Las acciones de estas cinco empresas se desplomaron al conocerse la noticia el jueves.

 

China Stocks Under SEC Review

 

¿Se expulsarán a más empresas chinas?

La escalada de la disputa entre China y Estados Unidos se produce en un momento en el que el ataque ruso a Ucrania ha aumentado la sensibilidad entre más inversores por los riesgos geopolíticos, tras las medidas adoptadas el verano pasado por los reguladores chinos para tomar medidas drásticas contra algunas de las mayores empresas de Internet del país. Esa medida, combinada con la disputa contable, hizo caer los precios de muchas acciones chinas que cotizan en las bolsas de Estados Unidos.

La última medida de la SEC podría ser sólo la primera ronda de amenazas de exclusión de la bolsa.

"Estas cinco empresas fueron las primeras en ser incluidas en la lista provisional porque fueron las primeras en publicar los informes anuales de 2021", dijo Ivan Su, analista senior de renta variable de Morningstar. "La SEC identifica qué empresas están sujetas a la exclusión cuando la firma presenta su informe anual. Por lo tanto, esperamos que se incluyan más ADR chinos en la Lista Provisional en las próximas semanas."

En cuanto al calendario de exclusión, según las disposiciones actuales de la HFCAA (Holding Foreign Companies Accountable Act), la exclusión forzosa de los ADR chinos puede comenzar en 2024, según Su. "Dicho esto, el plazo puede adelantarse potencialmente un año si el proyecto de ley para acelerar la exclusión de la lista se convierte en ley. Este proyecto de ley fue aprobado por el Senado en junio de 2021, pero aún no ha sido aprobado por la Cámara. Si este proyecto de ley se convierte en ley, la exclusión de bolsa puede ocurrir tan pronto como el próximo año".

El PCAOB (Public Company Accounting Oversight Board) afirma que la elaboración de informes de auditoría fiables e independientes es fundamental para salvaguardar los intereses de los inversores. La junta ha venido manifestando su falta de acceso en China, y se hizo más patente después de que se descubriera que Luckin Coffee LKNCY, la mayor cadena de café de China, falsificaba sus registros de ventas. Esto fue una llamada de atención para que los reguladores reforzaran la supervisión de las empresas incumplidoras.

 

¿Faltas de seguridad nacional?

Desde el punto de vista de las autoridades chinas, la solicitud de información puede haber cruzado la línea, provocando problemas de seguridad nacional. Las leyes chinas prohíben desde hace tiempo que las empresas entreguen los documentos de trabajo de las auditorías a los reguladores extranjeros, alegando que constituyen "secretos de Estado".

Sin embargo, dado el inminente calendario de explicaciones sobre el cumplimiento y la posible exclusión de bolsa, Su ve "una posibilidad remota" de que las empresas chinas sean excluidas de las bolsas estadounidenses, ya que los dos países están trabajando activamente para resolver este desafío actual.

"Empezamos a ver indicios de que Estados Unidos y China están trabajando juntos para resolver los problemas de auditoría", dice, citando la discusión entre los reguladores de ambos países en diciembre. "Se está avanzando, como demuestra el comentario del vicepresidente de la CSRC (China Securities Regulatory Commission) del 29 de enero de 2022, que afirmaba que "China y Estados Unidos estaban avanzando en la coordinación de las normativas que rigen a las empresas chinas que cotizan en Nueva York, y podría haber una "sorpresa positiva" para junio o antes".

 

Amenaza de liquidez

Su también señala que "la mayoría de los ADR chinos que cubre Morningstar tienen una doble cotización en Hong Kong. Esto significa que los inversores pueden convertir sus acciones estadounidenses en acciones cotizadas en la bolsa de Hong Kong".

Sin embargo, los riesgos también pueden derivarse de los problemas de volumen de negociación y liquidez que se producen. Su añade que "la mayor parte de la negociación de estos ADR chinos tiene lugar actualmente en EE.UU. Por ejemplo, más del 90% del volumen de negociación de Yum China procede de las bolsas de EE.UU., por lo que los inversores con grandes posiciones pueden estar preocupados por la liquidez futura."

 

Una batalla constante sobre la divulgación de información

El impasse de la auditoría se ha debatido en los últimos años al desarrollarse el escándalo contable de Luckin Coffee, que cotiza en Estados Unidos. El año pasado, las autoridades chinas iniciaron una investigación sobre Didi Global y la seguridad de los datos. Posteriormente, la plataforma de transporte por carretera fue excluida voluntariamente de la cotización en Estados Unidos.

"Los datos recogidos por estas empresas ni siquiera están directamente asociados con el secreto nacional y aparentemente tampoco están relacionados con la política", según Chelsey Tam, analista senior de renta variable de Morningstar que cubre el sector tecnológico chino. Dice, por ejemplo, que la empresa de contratación en línea Boss Zhipin (BZ) y la aplicación móvil de transporte de camiones Full Truck Alliance (YMM) también estaban siendo investigadas por presuntas infracciones de las leyes de seguridad nacional y ciberseguridad. Ambas empresas intentaron hacer una oferta pública de venta en Nueva York en 2021.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Kate Lin, CAIA  es Data Journalist para Morningstar Asia.

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings